Estimulación neuromuscular y alternativas para favorecer la contracción muscular.

El tejido nervioso depende del aporte de las sustancias nutricionales y oxígeno por parte de la sangre, siendo la fuente de energía para el metabolismo neuronal la glucosa, estando las reacciones electroquímicas alimentadas en su parte eléctrica por los electrones (sales minerales, sodio, potasio, calcio, cloro) y las químicas por los neurotransmisores dopamina, serotonina (que inducen la relajación muscular), norepinefrina, acetilcolina (que inducen a la contracción muscular) y otros procedentes de aminoácidos. Además, los ácidos grasos ayudan a la formación de mielina, sustancia que rodea los axones de las neuronas. Todos aquellos suplementos que aumenten la concentración de cualquiera de las sustancias anteriormente citadas favorecerán el impulso o trasmisión nerviosa.

IMG_20170412_123125_123

Pero, ¿Qué es exactamente la trasmisión nerviosa?

Cuando se estimula una neurona se produce una onda de excitación que se propaga por toda la fibra nerviosa, provocando el impulso nervioso, que se realiza mediante una sinapsis de una neurona y la siguiente por medio del mensajero químico acetilcolina (que se linera en el espacio entre la sinapsis) y trasmite de unas neuronas a otras la información mediante el impulso u onda recibida y así sucesivamente por toda la fibra nerviosa.

Los impulsos sensitivos llegan hasta los sentidos mientras  que los impulsos motores llegan a los músculos esqueléticos a través de una estructura llamada placa neuromuscular, actuando de forma similar a la anteriormente citada pero en lugar de realizarse entre una neurona y la siguiente se realiza entre una neurona y la célula muscular, pero con el mismo neurotransmisor, la acetilcolina. Esta realiza la contracción del  musculo. Si por el contrario el neurotransmisor es la serotonina, la información será de relajación del músculo.

Alternativas para favorecer la estimulación y la contracción muscular.

  1. Por estímulo directo.

La tirosina:

Es el material básico para la producción de neurotransmisores (catecolaminas), por lo que la función de la tirosina está relacionada con el aumento de la trasmisión nerviosa desde el cerebro hasta el musculo, excitando más cantidad de unidades motoras que a su vez favorecerán el proceso de contracción.

Fenilalanina:

Es un aminoácido esencial que actúa como compuesto vital para la producción de catecolaminas. Las catecolaminas son sustancias neurotransmisoras con una amplia gama de actividades e incluyen compuestos como la epinefrina (adrenalina), la dopamina y la norepinefrina (noradrenalina)

  1. Por el retardo en la producción de serotonina.

(La serótonina, como hemos inclinado anteriormente, es el mediador de la relajación muscular).

Aminoácidos ramificados (BCAA´s)

Los BCAA´s, valina, leucina e isoleucina actúan como inhibidores competitivos del aminoácido  triptófano, que es precursor de la serotonina (neurotransmisor inhibidor.)

El ejercicio intenso aumenta el consumo de BCAA´s, con lo que se incrementan el ratio de triptófano/BCAA´s y parece la sensación de fatiga. Por el contrario, al aumentar la concentración de aminoácidos ramificados en la dieta se produce una disminución del ratio triptófano/BCAA´s, y por tanto, se incrementa la estimulación y la sensación de energía.

  1. Otros métodos

Inosina

La inosina es un eslabón natural en la cadena bioquímica de producción de ATP (adenosín trisfosfato) imprescindiblemente para la contracción muscular, pero además de su función de síntesis de ATP estimula también la producción de otra sustancia bioquímica llamada 2,3 difosfoglicerato, esencial para el transporte de moléculas de oxigeno desde la célula sanguíneas hasta las células musculares para la obtención de energía. Ya utilizando por halterófilos y atletas de fuerza en los países del este europeo en la década de los setenta, la inosina continua siendo valioso elemento del arsenal de ayudas ergogénicas para el rendimiento.

Vitaminas B1, B2, y B6

Estas vitaminas del grupo B tienen una doble función: por una parte, intervienen en el metabolismo de los hidratos de carbono, pero, además, tienen funciones importantes a nivel de sistema nervioso.

La vitamina B1, es necesaria para la utilización de glucosa en las transmisiones neuromusculares. La B2 mantiene las vainas nerviosas de mielina y vitamina B6 es necesaria para la síntesis de neurotransmisores y el uso de proteína en el cerebro.

Piruvato

El piruvato o ácido pirúvico estabilizado mediante la formación de una sal ha demostrado ser capaz de incrementar la resistencia muscular, ya que favorece el trasporte de glucosa hacia el interior  de las células musculares. Este proceso se conoce con el nombre de “extracción de glucosa” y se refiere a la cantidad de glucosa extraída por los músculos de la sangre de circulación. Como la glucosa es el combustible más apreciado del organismo, los aumentos de extracción de glucosa (fuente de energía inmediata) y el glucógeno muscular (fuente de energía acumulada) se traducen en un aumento de la resistencia muscular.

El magnesio

Está distribuido en nuestro organismo fuera y dentro de las células. El magnesio extracelular interviene en la transmisión nerviosa y muscular, en el buen funcionamiento del músculo cardiaco (corazón) y desempeña una función primordial en la relajación muscular. El magnesio intracelular forma parte de la matriz ósea.
Para los deportistas, el magnesio es un mineral comprometido porque desempeña, en equilibrio con el calcio, un rol importante en la función muscular, en la relajación y la contracción del músculo. Un déficit de magnesio originaría una excitación nerviosa y muscular excesiva (calambre musculares…), latidos cardiacos irregulares, reducción de la presión sanguínea, debilidad…, por tanto, hay una relación directa entre la concentración de magnesio y la contracción muscular. Los músculos y en particular el corazón, no funcionan correctamente si no contienen suficiente magnesio. Además, este mineral es necesario para la transferencia y la liberación de energía. El esfuerzo genera una pérdida de magnesio, y la falta del mismo conduce a una reducción de las capacidades de resistencia y de adaptación al esfuerzo. Por todo ello, es fundamental valorar la disponibilidad de magnesio en la dieta del deportista.

El calcio.

El ciclo del calcio. La contracción muscular comienza con una señal eléctrica de “activar” de tu cerebro. La señal estimula el RS para abrir sus puertas de calcio, inundando los miofilamentos con dicho mineral. El repentino aumento de la concentración de calcio ocasiona una reacción en cadena de consumo de energía que ocasiona que los miofilamentos cambien de forma y se acorten. El acortamiento simultáneo de miles de miofilamentos microscópicos ocasiona la contracción mucular. Cuando la señal “activar” se detiene, las puertas de calcio del RS se cierran y las bombas de calcio regresan rápidamente dicho mineral desde los miofilamentos al interior del RS. A medida que la concentración de calcio alrededor de los miofilamentos se reduce, tu músculo regresa a su estado de relajación.

Electrolitos.

Las sales minerales, sodio, potasio, calcio y cloro tienen diferentes funciones a nivel neuronal y en fenómenos de contracción muscular. En el impulso nervioso genera un potencial de acción mediante un cambio en el potencial eléctrico de la membrana celular del axón. En este cambio de potencial interviene, los iones sodio/potasio según los principios de la bomba sodio. Asimismo, en el fenómeno de contracción hay una movilización de los iones de calcio que son cargas positivas neutralizan las negativas de la actina y miosina, poniéndose en marcha un complejo químico-metabólico.

Aminoácidos

Los aminoácidos tienen numerosas funciones metabólicas, plásticas y reparadoras. A nivel neuromuscular podemos nombrar su acción formadora de proteínas contráctiles como la actina y miosina y de enzimas catalizadoras de reacciones bioquímicas, aparte de su acción removedor de radicales amonio, logrando la desintoxicación del organismo y mejorando la capacidad aeróbica.

 

Pierde peso según tus zonas de grasa.

Todos deberíamos saber que no existen ejercicios localizados para eliminar grasa, es decir que hacer abdominales no eliminará la grasa de la cintura, ni hacer glúteo quemará la de tus cartucheras, así que invirtamos nuestro tiempo, esfuerzo y sesiones de entrenamiento con una orientación mucho más acertada y desde luego productiva. Lo que sí es importante es observar como se ha acumulado la grasa y en qué zonas, esta información es vital para saber la causa y actuar sobre ella.

Pero lo que si podemos lograr es dar más “forma” al musculo más débil, estableciendo el principio de prioridad muscular, hacer más series extras, etc. De esta forma lograremos el musculo no estará tan descompensado del resto.

grasa en masa muscular hombre mujer

Habrás comprobado que la grasa no se acumula por igual en todas las personas. Cada persona presenta una determinada forma y zona de acumulación. Con algo de información sobre hábitos de vida podemos determinar de forma bastante acertada cuál ha sido la causa del sobrepeso y de esta forma disponer de una estrategia mucho más acertada para eliminarla y evitar que se vuelva a acumular.

La grasa en el hombre y es un factor importante en la distribución de la grasa, hombre y mujeres presentan grandes diferencias en el lugar de acumulación, el factor más determinante es el factor hormonal, ya que los estrógenos (hormona típicamente femenina) muy relacionados con la función reproductora en la mujer, tienden a acumular las reservas de grasa en la zona glúteo/femoral. En el hombre esta hormona está presente en cantidades mucho menores y la acumulación de la grasa tiene su causa en el sedentarismo y altas ingestas calóricas durante el día.

En promedio, las mujeres tienen entre un 6 y un 11 por ciento más grasas que los hombres.

Aconsejo que no cometan el error de intentar perder peso de forma rápida, llegando a creer que se podrá perder unos quilos de grasa en unas semanas cuando han tardado meses en acumular esa grasa de reserva.

Tampoco no es la mejor opción hacer dietas muy estrictas y ponerse hacer cardio durante horas.

Tener siempre en cuenta que la grasa no se quema deprisa, por eso siempre aconsejare perder peso de forma lenta y no solo hay que mirar lo que indique la báscula, sino los % de grasa y masa magra son aún más importantes.

Recomiendo es realizar un entrenamiento anaeróbico (pesas) seguido de uno aérobico (elíptica, bicicleta, correr…) enfocado al objetivo y fisiología de la persona, al igual que con la dieta, para que no tenga carencias nutricionales, que este basada en un buen aporte proteico, grasas saludables, y en menor medidas carbohidratos complejos.

Curl de bíceps con mancuernas alterno

Ejecución

De pie con la espalda recta, rodillas con una ligera flexión, con una mancuerna en cada mano y cogidas en semipronación, inspirar y flexionar los antebrazos hacia los brazos efectuando una rotación externa de la muñeca antes de que los antebrazos alcancen la horizontal. Finalizar el movimiento elevando los codos, espirar al final del movimiento.

Músculos involucrados

Supinador largo, braquial anterior, biceps braquial, deltoides anterior y en menor grado el coracobraquial y el haz clavicular del pectoral mayor.

El problema de los carbohidratos.

funcinsu

 

Junto con la respuesta crónica de la insulina, la dieta muy alta en carbohidratos también disminuye la testosterona y la hormona de crecimiento.

Esto te pone en una posición donde los efectos de los tres contribuyentes hormonales del crecimiento – insulina, testosterona y hormona de crecimiento – están limitados.

No vas a obtener precisamente tu máximo crecimiento con esta situación.

Los fisicoculturistas, frecuentemente, también reportan volverse pasivos y menos motivados hacia el entrenamiento cuando están muy cargandos carbohidratos y, de nuevo, esto no es algo que va a ayudar mucho al crecimiento. Mucha de esta pasividad puede ser vinculada directamente con los efectos bioquímicos de una dieta cargada de hidratos de carbono.

Las comidas altas en carbohidratos incrementan los niveles químicos de serotonina en el cerebro. El incremento de serotonina te cansa, te relaja y te alista para dormir. Es el nivel de serotonina el que es afectado por las drogas antidepresivas, Prozac.

Del mismo modo, el vínculo carbohidrato – serotonina es una de las razones por las que mucha gente clama por carbohidratos cuando están disgustadas. Buscan la relajación que la serotonina puede darles.

Pero el incremento causado por una dieta alta en carbohidratos puede también dejarte con el tipo de actitud de “¿a quién le importa?”. El “estado de alerta” puede ser afectado y esto puede también tener un efecto negativo en el gimnasio.

Se ha sugerido igualmente que el tipo de carbohidratos que se comen puede influenciar el efecto de la serotonina. Las comidas con alto índice glicémico, como azúcares, pueden tener un efecto mayor en la producción de serotonina que los alimentos con bajo índice glicémico.

Con el reducido nivel de carbohidratos en la dieta alta/moderada en grasas no tendrás este tipo de “adormecimiento”, debilidad o respuesta desmotivada.

Esto podría ser una de las razones por las cuales la gente que lleva una dieta alta en proteínas y alta/moderada en grasa aduce sentirse más energética.

También alegan ser más agresivos. Esto no debe extenderse hasta el poco saludable nivel de “ira” que ha sido reportado con los esteroides anabólicos, pero un aumento en la asertividad y compromiso está claramente presente. Esto no es sorprendente, dada la habilidad de la dieta para estimular la testosterona y la hormona de crecimiento, y otras evidencias anecdóticas.

En muchas tribus guerreras primitivas, la carne era reservada para los cazadores y guerreros para incrementar su habilidad y agresividad. Similarmente, muchos entrenadores de futbol y otros deportes alegan que las carnes rojas tienden a secundar la agresividad.

Dado que la dieta muy alta en carbohidratos te hace retener fluidos, una sensación de hinchazón puede persistir después de las comidas. Esto servirá para ponerte más lento y llevarte al sofá en vez de al gimnasio a donde perteneces.

Diferencia entre Hiperplasia e Hipertrofia en el tejido adiposo.

A lo largo de nuestra vida, las células que conforman nuestros tejidos sufren procesos de cambio constante.

El Tejido Adiposo, es un tejido muy dinámico que permanentemente está siendo recambiado y movilizado por la acción de diferentes enzimas.

¿Cómo engordan las células grasas?

En los adultos el proceso se llama hipertrofia y lo que sucede es que las células aumentan de tamaño, por lo tanto de esa manera aumentamos de peso.

En los niños el aumento de las células grasas se producen en número, fenómeno denominado hiperplasia. Las células se multiplican, a diferencia de los adultos que aumentan su tamaño.

Repitiendo entonces, si engordamos de niño engordamos por aumento de cantidad de células y en adulto por aumento de tamaño de las células.

¿Es importante esta diferencia? Claro que lo es. Si aumentamos de peso cuando niños aumentamos el número de células grasas (hiperplasia) y ya de adultos tenemos muchas más células dispuestas a aumentar de tamaño (hipertrofia). Por lo tanto un niño con obesidad tiene muchísimas probabilidades de ser obeso de adulto.  Por eso es importante que de niños no aumentemos de peso para evitar que  aumenten de número nuestras células grasas.

En el cuerpo humano el tejido adiposo sufre dos efectos para ser capaz de acumular el exceso de calorías que se ingieren mediante la alimentación y que no son consumidas por el organismo.

Por regla general en primer lugar se produce hipertrófia, lo que significa que crece en tamaño para poder almacenar una cantidad mayor de grasa en su interior en forma de triglicéridos.

Sí imaginamos el adipocito como un globo que tiene que almacenar aire en su interior cuantos más triglicéridos contenga, mayor tamaño tendrá el mismo, lo que provoca un incremento en la presión interna y por tanto mayor estrés a la célula provocando que llegue un punto en el cual no puede almacenar más triglicéridos.

La hipertrofia en los adipocitos provoca un mayor estrés a los mismos, provocando que sus funciones se vean alteradas y por tanto que el cuerpo trate de evitar dicho estrés.

Cuando los adipocitos están repletos y no pueden almacenar más cantidad de grasa en su interior lo que se produce es una HIPERPLASIA, es decir, que se incrementa el número de células adiposas para poder continuar almacenando el exceso de grasa, ya que al tener más células adiposas estas pueden continuar almacenando las grasas que no se consumen.

En los adultos hiperplasia se produce en menor medida que en los niños ya que la esta es más fácil que se produzca en etapa de crecimiento puesto que en estas fases de la vida nos encontramos en un estado hormonal que favorece el desarrollo celular. A

Una vez que esas células se crean ya no se destruyen, es decir, si un niño engorda en exceso de pequeño su número de células adiposas será mayor y aunque después adelgace esas células ya están creadas y por tanto tendrá mayor facilidad de volver a ganar peso y mayor riesgo de sufrir obesidad con los problemas asociados a la misma que ello conlleva para la salud (diabetes tipo II, hipertensión, riesgo de enfermedad cardiovascular, etc.)

  • El primero de ellos es a través de un aumento en el tamaño de la célula grasa, proceso llamado Hipertrofia. (imagen 1)
  • El otro posible mecanismo, es a través de un aumento del número de células grasas, proceso llamado Hiperplasia. (imagen 2)

La diferencia es que la hiperplasia es el aumento de tamaño de un órgano o de un tejido, debido a que sus células han aumentado en número.  Y, la hipertrofia es el nombre con que se designa un aumento del tamaño de un tejido cuando se debe al aumento correlativo en el tamaño de las células que lo forman; de esta manera, el órgano hipertrofiado tiene células mayores, y no nuevas. Se distingue de la hiperplasia, en que en esta crece el número de células, no su tamaño.

adi

 

Células Grasas

¿Cuál es la función de las células grasas?

La función principal de las células grasas es de almacenamiento de energía. Cuando comes cualquier alimento y no lo gastas, tu cuerpo se encarga de transformarlo en grasa y guardarlo en las células grasas para ser utilizado en algún momento. Son la reserva de energía del cuerpo. Si hace falta se usa y si no queda dentro de las células grasas. Tu cuerpo guarda la energía que sobra porque no sabe cuándo vas a volver a ingerir energía por medio de los alimentos. La grasa es una forma muy efectiva de guardar energía ya que ocupa relativamente poco lugar.

Por supuesto, las células grasas crecen, engordad, aumentan de tamaño  a medida que van acumulando energía. Esta energía se guarda dentro de los adipocitos  en forma de triglicéridos. Cuando es necesario energía, realiza el proceso inverso, las células grasas se desprenden de los triglicéridos transformándolos en energía y disminuyen su tamaño.

Los adipocitos pueden crecer mucho. Pueden aumentar 8 veces su tamaño normal. Y ese crecimiento se traduce en un aumento de peso lógicamente.