Atun-aleta-amarilla1

Diferencia entre atún fresco y enlatado.

El atún es uno de los pescados azules más consumidos en nuestro país. Posee un 12% de grasa, lo que lo convierte en un pescado graso, pero se trata de una grasa rica en ácidos grasos omega-3, que ayuda a disminuir los niveles de colesterol y de triglicéridos en sangre y a hacer la sangre más fluida, lo que disminuye el riesgo de aterosclerosis y trombosis. Por este motivo, es recomendable el consumo de atún y otros pescados azules en caso de enfermedades cardiovasculares. El atún es el pescado habitual en la dieta que posee más contenido en proteínas de alto valor biológico (23 gramos por 100 gramos), superior incluso a las carnes.

images

El atún contiene también cantidades significativas de vitaminas liposolubles (solubles en grasa) como la A y la D. La primera contribuye al mantenimiento, crecimiento y reparación de las mucosas, piel y otros tejidos del cuerpo. La vitamina D favorece la absorción de calcio y su fijación al hueso, además de regular el nivel de calcio en la sangre.

Entre las vitaminas del grupo B destacan la B2, B3, B6, B9 y B12. El contenido en esta última supera al de las carnes, huevos y quesos, alimentos que son fuente natural de esta vitamina. Estas vitaminas permiten el aprovechamiento de los nutrientes energéticos (hidratos de carbono, grasas y proteínas). Además, intervienen en diversos procesos de gran importancia funcional como la formación de glóbulos rojos, la síntesis de material genético y el funcionamiento del sistema nervioso y de defensas, entre otros.

En cuanto a los minerales, el fósforo y el magnesio sobresalen en la composición nutritiva del atún, sin despreciar su contenido en hierro, yodo y calcio.

¿Pero cuál elegir?

El contenido en sodio del atún enlatado es unas siete veces mayor que el atún fresco. El atún fresco contiene más potasio que juega un papel funamental en la vida del deportista.

Algunas conservas contienen que no son de buena calidad o lleva bastante tiempo el envase almacenado, con lo cual algunas propiedades se perderían.

El atún enlatado está en contacto con el metal que puede descomponerse con el calor y formar compuestos tóxicos peligrosos para el hombre.

El atún fresco presenta muchas más ventajas que el de conserva.

atun-conserva

 

 

 

Dominadas

En suspensión en la barra fija con las manos muy separadas en pronación: inspira y eleva tu cuerpo hasta que la nuca llegue a la altura de la barra. Espirar al final del movimiento.

Ejecución lenta, contolada y recorrido completo.

Las dominadas, que exigen una cierta fuerza, son excelentes para desarrollar el conjunto de los músculos de la espalda. También solicita el bíceps branquial, el branquial anterior, el supinador largo y el pectoral mayor.

Es un ejercicio complejo que implica muchos músculos. Es un ejercicio avanzado que te ayudará a desarrollar la musculatura de la espalda.

Curl femoral tumbado o acostado

Para comenzar el ejercicio debemos colocarnos en la máquina específica para su realización, tumbados boca abajo con los tobillos justo debajo de los cojines y las manos sujetando los agarres que se encuentran debajo del banco de apoyo. Previamente cargamos la máquina con el peso que deseamos y comenzamos inspirando mientras flexionamos las rodillas para elevar con los tobillos el peso cargado. Leer más

PLAN-D~1

Tres errores que no te permiten perder peso.

PLAN-D~1

En muchas ocasiones nos encontramos con casos de personas que por más que entrenan y hacen todo tipo de dietas no consiguen perder peso, se quedan estancados e incluso, en algunos casos, pierden tejido muscular, disminuyendo el rendimiento y entrando en procesos de catabolismo.

Muchas de estas situaciones en las que no se consigue bajar de peso vienen causadas por un planteamiento erróneo en el entrenamiento. Analicemos estas posibles causas para que a partir de ahora puedas plantearte en un entrenamiento mucho más eficaz.

Demasiado trabajo aeróbico.

En principio el ejercicio cardiovascular es el que más consumo cálorico produce y, en principio, mientras más ejercicio, mayor consumo y mayor pérdida de grasa. Esto es así hasta cierto punto. Existe una situación a partir de la cual nuestro organismo entra en situación de extrema demanda y se activa un mecanismo de defensa que protege la grasa. En estos casos se comienza a catabolizar la masa muscular, baja el ritmo metabólico y disminuye nuestro rendimiento. Se entra en una espiral de fracaso y, mientras más entrenamos, menos resultado obtendremos.

Si quieres mejorar más, no aumentes los aeróbicos solo, es mejor opción incluir un programa de fuerza. Está comprobado que los resultados son siempre más positivos al combinar fuerza con el trabajo cardiovascular.

Entrenamiento a baja intensidad.

Tradicionalmente se ha entendido que las intensidades bajas son ideales para quemar grasa. Esto es cierto en personas que se inician y que presentan una condición física muy baja, prácticamente porque esta es la única intensidad a la que pueden soportar las sesiones de entrenamiento. Lo cierto es que no hay un “margen quemagrasas”, piensa que las grasas es como el aceite en una sartén, a mayor temperatura, mayor aceite se quemará. En nuestro cuerpo, elevar la temperatura para conseguir quemar la grasa supone elevar la intensidad de trabajo, es decir, aumentar el margen de intensidad, utilizar cambios de ritmos, alcanzar mayor consumo de oxígeno, entrar incluso en fases en las que utilicemos las vías anaeróbicas.

Si siempre seleccionamos métodos continuos a baja intensidad, el organismo se adaptará y dejará de producir mejoras. Los métodos variables nos proporcionarán estímulos diferentes y así podremos continuar con nuevas adaptaciones, nos llevarán a una mejora del sistema cardiorrespiratorio y, consecuentemente, a una mayor capacidad de oxidar la grasa como suministro energético.

Entrenamiento demasiado analítico.

Si ya realizas un entrenamiento de fuerza y quieres perder peso, olvídate del clásico entrenamiento analítico y aislado por grupos musculares. Este método es muy válido para objetivos de fuerza y volumen, pero no es el ideal para combinarlo con el entrenamiento cardiovascular y para observar la una definición muscular.

Si eres principiante es mejor que comiences con una rutina en circuito de varios grupos musculares y al finalizar cardio. Si eres más avanzado puedes dividir tu rutina en uno o dos músculos dependiendo de la prioridad muscular que se busque, también al finalizar la rutina de pesas sería conveniente realizar el ejercicio aeróbico.

boniato-vs-patata

¿Mejor boniato o patata? Beneficios.

boniato-vs-patata

 

 

 

La batata o boniato es un tubérculo muy similar a la patata, aunque más irregular y con la piel más dura y gruesa.

El boniato, también conocido como batata, es un tubérculo que queda relegado bajo la gran presencia de la patata y su popularidad en la dieta española. Sin embargo, cuando tengamos deseos de variar, una alternativa saludable a la patata puede ser el boniato.

El boniato es un tubérculo con mayor cantidad de hidratos, por lo que su contenido calórico es levemente superior al de la patata, pero tiene más fibra, más calcio, más potasio y vitamina C.

Incluso, a diferencia de la patata, el boniato posee gran cantidad de vitamina A carotenos, lo cual lo convierte en un alimento con nutrientes antioxidantes protectores del organismo.

La patata no deja de ser un excelente alimento saludable, pero el boniato quizá se encuentra olvidado y no disfrutamos de la gran concentración de nutrientes que posee ni de su sabor característico, que permite su consumo tanto en platos salados como dulces.

Para los días en que deseamos salir de la patata o combinar ésta con una hortaliza saludable, nutritiva y diferente, podemos incorporar su prima hermana: la batata o boniato para disfrutar sus valiosas propiedades, muy acordes a la dieta de deportistas, por ser rica en hidratos, minerales esenciales y vitaminas antioxidantes.

Opinión de los nutricionistas

A nivel calórico, la patata y el boniato son  similares. Nutricionalmente el boniato tiene un 50 % más de fibra un nivel considerablemente más alto de vitamina A, y más vitaminas C y B6, pero menos potasio que la patata

Está demostrado que ambos tubérculos vienen hasta arriba de antioxidantes, así como tienen propiedades anti-inflamatorias.

Los tonos de color naranja en el boniato se deben al súper antioxidante beta-caroteno y una proteína de almacenamiento única llamada esporamina, la cual se ha demostrado tiene sus propias propiedades antioxidantes.

Por otro, lado algunas de las muchas variedades que existen de  patatas contienen compuestos fenólicos que rivalizan con los del brócoli o coles de Bruselas, y algunas variedades tienen altos niveles de vitamina C y la quercetina.

Informacion nutricional patata/boniato.

boniatoypatata