lesiones-de-hombro-phisiup

Cómo se producen las lesiones, de qué manera se pueden evitar.

Las lesiones musculares o de ligamentos se producen cuando la fuerza ejercida excede el límite de la capacidad de rotura de alguna parte de la estructura muscular.

Por ejemplo, si se es capaz de producir 60 kilos de potencia en un ejercicio determinado y la capacidad de rotura del músculo involucrado es de sólo 35 kilos, es casi seguro que se producirá una lesión si se intenta el máximo posible. Y es normal que así suceda, ya que al intentar una ejecución como la que aquí se ejemplariza se sobrepasa el límite de seguridad, con lo que la producción de la lesión seria cosa bastante lógica. Esto no quiere decir que debamos rehusar trabajar con la máxima intensidad posible, sino todo lo contrario. Me explico: no es la intensidad del ejercicio la que produce las lesiones, sino que éstas resultan del nivel real de fuerza aplicada. Y durante una serie adecuadamente realizada de cualquier ejercicio, el nivel real de fuerza aplicada es casi el mismo en cada repetición y está siempre bastante por debajo del nivel de peligro.

La fuerza de rotura de un músculo, tendón o articulación no disminuye durante un ejercicio; permanece invariable. Todo lo que sucede es que los músculos se van debilitando progresivamente hasta que llega un punto en que no pueden continuar con la resistencia disponible.

Si se produce una lesión durante un ejercicio, ocurrirá normalmente durante la ejecución de las primeras repeticiones, simplemente porque la fuerza de ese momento es mayor.

Es un hecho, no obstante, que, a pesar de esta absoluta evidencia, la mayoría de los que entrenan con pesas evitan principalmente la última o las dos últimas repeticiones pensando, equivocadamente, que están evitando la ejecución de las repeticiones más peligrosas. Les diré que lo que realmente están logrando es evitar las repeticiones más fructíferas, las únicas que son de algún valor en lo que a estimulación del crecimiento muscular y posible evitación de lesiones se refiere.

Puedo decir que es prácticamente imposible lesionarse en la penúltima o en la última repetición de una serie de 8 o 10, siempre que se realicen los movimientos adecuadamente, dado que en ese punto de la serie los músculos no son lo suficiente fuertes (ya están agotados) como para sufrir lesión.

He podido observar, sobre todo a los principiantes no aconsejados o mal aconsejados (algunos avanzados también), una ejecución de ejercicios verdaderamente nefasta. Cabe que en su afán de usar rápidamente kilajes grandes se excedan y las trampas, los movimientos bruscos, los rebotes, forzamientos y toda clase de torsiones inadecuadas son su credo, poniéndose, sin duda alguna, en el camino de una grave lesión.

lesiones-de-hombro-phisiup

¿Cuál es, la forma idónea de entrenar para no sufrir lesiones y evitarlas en lo posible?

  1. Usar una cantidad de peso que permita realizar las repeticiones en perfecta forma.
  2. Llevar la serie hasta el punto de fallo muscular momentáneo.
  3. Aumentar la cantidad de peso cuando se sea capaz de hacer no menos de 6-8 repeticiones en buena forma.

Recuerde que no es necesario ni aconsejable entrenar de forma peligrosa para conseguir buenos resultados, y que si hace caso de las observaciones expuestas, podrá alcanzar la cima de su potencial individual desarrollando su máxima fuerza y evitando o reduciendo en lo posible el peligro de una grave lesión.

 

Extraído del libro: Culturismo moderno, de Jose Vinas Buenache.