Antinutrientes: Inhibidores de la asimilación de minerales, vitaminas y enzimas. Cómo evitarlos.

En los productos alimentarios de origen vegetal existen componentes intrínsecos que, aunque mayoritariamente se inactivan con el calor, a altas dosis podrían causar intoxicaciones aguda. Entre ellos, se pueden destacar:

-Inhibidores de las proteasas: se encuentran en legumbres y cereales.

-Lectinas o fitohemaglitininas: sustancias proteínas que están contenidas en la soha o alubias. Originan hemaglutinación con anemina.

-Glocósolidos biciógenos (tioglucósidos): se encuentran en las coles, nabos, soja y mosztaza. Al descomponerse forman alilisocinato y 5-viniloxazolidina-2-tina que interfieren en el metabolismo de yodo produciendo bocio.

-Glucósidos cinagénos (linamarina o faseolutina): pueden descomponerse y formar ácido cianhídrico en el organismo, inhibiendo la acción de la citocromooxidasa en el ciclo respiratorio. Los niveles más altos se han detectado en la mandioca o tapioca, asi como en los frutos secos, sorgo, almendras amargas y semillas de melocotón y albaricoque. La tapioca preparada inadecuadamente ha sido asociada a ambliopía y neuropatía atáxica en Nigeria.

-Diversas sustancias carcinogénicas: pertenecen en extractos de setas congeladas.

-Oxalatos (ácido oxálico y oxalato potásico): presentes en espinacas, almendras y té. Normalmente existe suficiente calcio en los alimentos para inmovilizarlos, pero se ha dado casos de intoxicación por su consumo excesivo.

-Alcaloides pirrolizidínicos.

Inhibidores de la tripsina: materias proteicas presentes en la lima y la soja que interfieren el proceso de la digestión humana (hidratos de carbono)

La adulteración del pan con almortas o harina de almortas produce un cuadro clínico conocido como latirismo, debido al ácido B-N-OXALIL-a-B-diamino-propiónico. Se trata de una mielosis funicular con degeneración de la via piramidal y paralisis espástica sin alteraciones sensitivas. No hay tratamiento eficaz, aunque se recomienda el empleo de corticoides y vitaminas del complejo B y E.

La solanina (derivado de la solanidina) y la chaconina son alcaloides de las patatas inmaduras. Están localizadas, sobre todo, en su piel, aumentando con la exposición solar (la patata se torna verde), cuando tiene lugar el brote, por traumas o condiciones de almacenamiento adversas. Originan síntomas gastrointestinales que acompaña de cefaleas, vértigos, alteraciones renales, crisis hemolíticas, etc.

El fabismo está producido por la inhalación del polen o la ingestión de habas o brotes de Vicia fava. El agente causante es un nucleótido denominado vicina. Causa trastornos gastroentéricos, fiebre y sincope sobre lo que se instaura un cuadro de anemia hemolítica con ictericia y esplenomegalia.

La mayoría de las plantas, incluidos muchos cultivos, están equipadas con defensas químicas (tóxicos) para defenderse de plagas de insectos u otros fenómenos y pueden perjudicar  a la salud humana.

Siempre hablamos de los tóxicos que añadimos a los alimentos de forma artificial (pesticidas, metales pesados, alteraciones genéticas, dioxinas, aminas, etc.). Y solemos olvidarnos de los tóxicos o antinutrientes que los alimentos contienen de forma natural.

Se encuentran en los vegetales y  tienen funciones como inhibir la germinación de las semillas antes de tiempo o impedir ser comidos masivamente por animales. Pero cuando nosotros las ingerimos, reducen o impiden la utilización de algún nutriente (proteínas, vitaminas o minerales), ya sea a nivel digestivo o metabólico.

Las proteínas también pueden ser antinutrientes, tales como los inhibidores de proteasas; especialmente de tripsina y de lecitina, encontrados en leguminosas.4Estos inhibidores enzimáticos interfieren con el proceso de digestión.

¿Qué son los antinutrientes?

Podemos definir a un antinutriente como una sustancia que impide la absorción, asimilación o inactiva el efecto de un nutriente, pudiendo ser este una vitamina, un mineral u otro. Así, lo que produce el antinutriente en nuestro organismo es impedir el aprovechamiento de uno o más nutrientes de los alimentos.

Su efecto suele producirse cuando se consume simultáneamente o inmediatamente después a la ingesta del nutriente cuya asimilación afecta y existen diferentes antinutrientes, todos ellos con diferentes características.

Algunos de los antinutrientes más conocidos por nosotros son el ácido fítico, presente en alimentos de origen vegetal y sobre todo en aquellos sin refinar, como pueden ser cereales integrales, salvado de trigo, frutos secos o semillas.

Nada es absolutamente bueno ni absolutamente malo. Debemos conocer la parte positiva y la parte negativa de los alimentos, para saber cómo y cuándo es conveniente su consumo.

Tipos de antinutrientes

Podemos clasificarlos en varios grupos:

  • Taninos, solanina, xantinas, glirricina, lectinas, glucósidos tóxicos.
  • Inhibidores enzimáticos.
  • Antivitaminas.
  • Inhibidores de la asimilación de minerales.
  • Sustancias antitiroideas.

Antinutrientes: antivitaminas

Si un alimento contiene antivitaminas, limitan o inhiben la absorción de vitaminas que estamos ingiriendo en esa comida.

Son antivitaminas:

  • Antibiotina: en la clara del huevo se encuentra la avidina, sustancia que inhibe la absorción de la vitamina biotina (también llamada vitamina H) en el intestino. Esto sólo constituye un problema en el consumo de huevos crudos, ya que calor destruye la avidina.
  • Antitiamina: la absorción de tiamina o vitamina B1 puede verse afectada por la presencia de la enzima tiaminasa I, ya que degrada la vitamina tiamina. Esta enzima tiaminasa se encuentra en pescados, crustáceos y vísceras. Se observan déficits de esta vitamina en poblaciones que consumen mucho pescado crudo, lo cual se evita mediante calor, ya que la cocción destruye la tiaminasa I. El déficit de tiamina da lugar a la enfermedad beri-beri. También interaccionan con la tiamina la enzima tiaminasa II (presente en helechos) y el ácido caféico (que no tiene nada que ver con la cafeína y se encuentra presente en té verde y negro, salvado de trigo, etc).
  • Ácido ascórbico-oxidasa: es una enzima que destruye la vitamina C. La encontramos en pepinos, melocotones, col, calabaza, zanahoria, tomate, patata, etc. Se inactiva fácilmente mediante calor, por ejemplo  mediante el escaldado a 100o durante 1 minuto. A esta técnica se la denomina “blanqueo”, ya que evita el pardeamiento enzimático. ¿Qué hacemos entonces? Consumir alimentos vegetales frescos y también cocidos al vapor, una de las técnicas culinarias que menos nutrientes destruye.
  • Niacinógeno: es una sustancia que evita la absorción de la niacina o vitamina B3.  Se encuentra en el maíz y sólo se inactiva al poner el cereal en remojo con hidróxido cálcico (cal muerta). Curiosamente, éste es un proceso milenario llevado a cabo por las culturas de América Central, que aprendieron a remojar el maíz con cenizas para poderlo limpiar más fácilmente. De este modo, inactivaban también el niacinógeno y evitaban la pelagra, enfermedad por déficit de niacina.

Oxalatos:

El ácido oxálico es un quelante de  minerales como calcio, hierro, magnesio, cobre y cinc: les hace precipitar, por lo que se impide la absorción de estos minerales.

Toleramos cierta cantidad de oxalatos, pero un consumo excesivo puede producir déficits de los minerales citados, cálculos renales y en casos de ingesta elevada se pueden presentar efectos tóxicos (con síntomas como dolor abdominal, gastroenteritis en casos agudos y diarrea, vómitos, alteraciones en la coagulación, en casos más graves). Puede llegar a ser letal en dosis de 5 gr en adultos.

La cantidad de oxalatos que contienen los alimentos es muy variable según la fuente que consultemos (y según la estación del año, variedad de planta, maduración, etc. de la planta sobre la que se hace la medición). Pero a grandes rasgos, estos son los alimentos que contienen oxalatos, en orden de mayor a menor cantidad:

Espinacas, acelgas, perejil, plátano, tomate,  ruibarbo, cacao negro, remolacha, frutos secos, judías, cereales integrales (seguidos por alimentos con menores cantidades como espárragos, brócoli, tomate, higo, frambuesa,  café, coliflor, te, ciruelas, manzanas, etc…).

El ácido oxálico desaparece en su mayor parte al desechar el agua de cocción de estas verduras.

Se recomienda consumir los alimentos en oxalatos alejados de aquellos que aportan calcio como medida de precaución.

Y, por último, comentaros que el ácido oxálico se produce dentro de nuestro organismo cuando se metaboliza la vitamina C, entre otros procesos metabólicos, por ello la ingestión de megadosis de esta vitamina tiene además el inconveniente de la acción desmineralizante de este acido, además de aumentarnos la diuresis.

Se recomienda consumir los alimentos en oxalatos alejados de aquellos que aportan calcio como medida de precaución.

Fitatos:

Se encuentran presentes en la parte fibrosa de muchas plantas, incluidos los cereales localizándose en este caso en las cubiertas externas: el conocido salvado, pero también en la soja. Al igual que los oxalatos, también reducen la biodisponibilidad de minerales, especialmente calcio, hierro y cinc.

Una estrategia alimentaria para contrarrestar en cierta medida el efecto de los fitatos es el consumo de semillas, como por ejemplo el sésamo  -rico en estos minerales- evitando que coincidan en la misma toma los alimentos ricos en fitatos y los que son ricos en minerales como el calcio.

Algunos tipos de fibra no tienen ninguna influencia sobre el calcio, pero hay algunas, como las insolubles (lignina, celulosa y hemicelulosa), presentes por ejemplo en el salvado de trigo, que disminuyen su absorción a nivel intestinal, por los mecanismos anteriormente explicados. La lignina contenida en el salvado de trigo, también tiene un efecto irritante de la mucosa intestinal al “arañar” el intestino en su arrastre. Por lo tanto no es aconsejable abusar de su consumo para tratar el estreñimiento.

El consumo excesivo de alimentos ricos en fibras, probablemente pueda llegar a disminuir la biodisponibilidad del calcio, ya sea porque se unen con este mineral e impiden su absorción y se elimina, o porque al acelerar el tránsito intestinal, reducen el tiempo disponible para ser captado por el organismo.

Alimentos ricos en ácido fítico son: sésamo, alubias, linaza, cebada, salvado de trigo, avena, soja y trigo, donde ronda de los 500 a 1000 mg por 100g y tristemente tampoco se libra el cacao que no deja de ser una semilla. Comparándolos con alimentos como el aguacate (1mg por 100g) o el brecol (18mg en 100g)

La enzima fitasa hidroliza el ácido fítico y lo transforma en inositol y ácido fosfórico anulándose su acción desmineralizante.

La germinación de las semillas aumenta la actividad de la fitasa, reduciéndose la actividad del ácido fítico.

– La fermentación de los productos de panadería reduce la acción del ácido fítico gracias a la fitasa de la harina y de la levadura.

La actividad de la fitasa es máxima a una temperatura entre 45 y 60ºC, pero se inactiva a más de 70ºC, por tanto los procesos de cocción desactivan esta enzima.

No obstante, son tantos los beneficios que aportan las fibras al organismo, que se aconseja su ingesta pero no en forma abusiva.

Pectinas:

Otros tipos de fibra como las pectinas también pueden interferir en la absorción de minerales.

Como podemos ver, una dieta con presencia importante de antinutrientes y con insuficiente cantidad de los nutrientes que pueden afectarse por los mismos, puede dar origen a déficit nutricionales y enfermedades a causa de éstos. Por ello, identificar los antinutrientes y reducir su efecto en la cocina es de gran importancia.

Antinutrientes: inhibidores enzimáticos

Entre los antinutrientes, un grupo muy importante son los inhibidores enzimáticos. Nuestra digestión ocurre gracias a la acción de enzimas, que descomponen los nutrientes en la digestión para que los podamos absorber. Pero hay ciertas sustancias en algunos alimentos que impiden la correcta acción de esas enzimas:

Impiden la proteólisis digestiva (o sea, la descomposición de las proteínas en aminoácidos). Las proteínas deben llegar descompuestas en aminoácidos a nuestro intestino. Si no lo están, estos fragmentos pueden pasar por un intestino demasiado permeable y causar problemas a nuestro sistema inmune o a nuestro riñón. Incluso pueden originar problemas de crecimiento, debido a la baja absorción de proteínas y también porque estos inhibidores hipertrofian el páncreas y estimulan su (esto se puede reconocer por el aumento del nitrógeno fecal).

Normalmente, al cocinar el calor desnaturaliza estos factores y con ello casi todo su efecto inhibidor, aunque suele quedar un valor residual inhibidor del 5-20%. El significado tóxicológico de este efecto residual se desconoce en la actualidad.

Estos inhibidores son:

  • Antitripsinas o inhibidores de proteasas: son sustancias que impiden el uso o metabolismo enzimático de las proteínas. Se encuentran en productos tanto de origen vegetal –leguminosas, patata, batata, cacahuete como animal –leche, calostro, huevo (ovomucoide y ovoinhibidor)-.  El más conocido y destacado es el inhibidor de tripsina, que se encuentra en la soja, judías…
  • Inhibidores de la tripsina y quimotripsina bovina: en la soja se han hallado inhibidores del tipo factor Bowman-Birk y factor de Kunitz. También se han aislado inhibidores similares en judías, cacahuetes, guisantes, lentejas, aunque la actividad de cada uno es diferente.

Anticarbohidrasas

Estas sustancias impiden el uso completo de los hidratos de carbono, porque afectan a las enzimas que hidrolizan (descomponen) los hidratos de carbono.

Estos inhibidores son:

  • Antiamilasas: evitan que asimilemos el almidón. Se encuentran en leguminosas, trigo integral.
  • Antiinvertasas: en patatas y maíz.

Cómo reducir el efecto de los antinutrientes en la cocina

Si bien no siempre podemos hacer algo ante el efecto de los antinutrientes, siempre es importante que llevemos una dieta equilibrada y variada, de manera que cuidemos las fuentes de nutrientes diversos y no nos excedamos con los antinutrientes consumidos. Especial atención deben tener quienes llevan dietas especiales, por ejemplo: vegetarianos.

Pero si bien no siempre podemos reducir el efecto de los antinutrientes en la cocina, en algunos casos podemos actuar para aprovechar mejor los nutrientes del plato, por ejemplo:

  • Cocinar siempre la clara de huevo, pues la cocción inactiva a la avidina, sustancia con efecto de antinutriente.
  • No beber té o café hasta pasadas las dos horas de haber ingerido alimentos ricos en hierrocomo pueden ser las lentejas, garbanzos, carnes, pescados u otros.
  • Remojar y cocinar bien las legumbresque debilitan las saponinas que poseen y reducen el efecto antinutriente que las mismas contienen.
  • Intentar no mezclar oxalatos con alimentos ricos en calcio, por ejemplo: evitar la combinación de sardina rica en calcio con remolacha que tiene el antinutriente, o evitar consumir espinacas con salsa a base de leche, porque el calcio de esta última puede limitarse a causa de los oxalatos del vegetal.
  • No abusar de los alimentos ricos en fitatosu otros antinutrientes si no ingerimos suficientes cantidades de los nutrientes que pueden resultar afectados. Por ejemplo, si no consumimos lácteos en absoluto no abusemos del salvado de trigo que incluso reducirá la absorción del poco calcio que consumimos con otros alimentos.
  • Las legumbres deben cocinarse (recomiendo al vapor) o germinarse, pero mejor nunca crudas: una vez germinadas se recomienda calentar en un salteado ligero (los brotes de soja, de garbanzos) para eliminar los inhibidores que hayan podido quedar.
  • Evitar el consumo de plátanos y mango verde, que contienen antiamilasas.

A modo de curiosidad: unos 200 g de pan integral, contienen fitatos como para inhibir el calcio que contiene un vaso de leche.

Con la cocina podemos reducir el efecto de los antinutrientes con la finalidad de incrementar la proporción de nutrientes presentes en nuestra dieta. Por ello, no olvides prestar atención a estas sustancias y recordar que los métodos de cocción pueden ayudar así como también,  puede ser de ayuda evitar combinaciones de alimentos poco aconsejables para el organismo por mezclar nutriente y su antinutriente en un mismo plato.

 

5 Beneficios de las pepitas de uvas que no conocías

1.   Disminuyen problemas cardiovasculares

Las proantocianidinas de las uvas mejoran la circulación de la sangre y fortalecen los vasos capilaresarterias y venas. Esto es muy importante, porque unas venas sanas permiten que tu salud cardiovascular esté mejor controlada.

Cuando tus arterias están elásticas, la sangre irriga mejor y se evitan los molestos endurecimientos. Este no es solo un problema estético ya que, cuando la sangre no tiene libre paso, se crean trombos.

 

2.   Tienen propiedades antiinflamatorias y antibacterianas

Las bacterias se encuentran en todos lados y resulta casi imposible estar a salvo de ellas. Por eso, debes tomar medidas para evitar que te afecten. Una opción es consumir semillas de uva, las cuales tienen efecto antiinflamatorio y protegen tu intestino y articulaciones.

 

3.   Desintoxican tus intestinos

El sabor amargo de las semillas de uva se debe a su alto contenido en fibra. Aunque masticarlas puede resultarte desagradable, son perfectas cuando tu tránsito intestinal es lento (estreñimiento).

Además, al hacer que tus intestinos se limpien también eliminas rápidamente todas las toxinas que has acumulado.

4.   Mejoran el crecimiento y calidad del cabello

El aceite de uva para el cabello tiene una buena cantidad de beneficios que pueden contribuir a mejorar notablemente la salud del cabello. No obstante, antes de seguir, es interesante saber que el aceite de uva no se extrae de la uva en sí, sino de las pepitas de uva, que son las que tienen las propiedades adecuadas para fortalecer el cabello.

Otra de las propiedades con las que cuenta el aceite de uva, es que dispone de una gran cantidad de vitamina E, que, como veremos a continuación, es muy positiva para el cabello

5.   Tienen propiedades antioxidantes

Las semillas de uva naturales son ricas en flavonoides como ácido gálico y epicateínas. Estos antioxidantes son veinte veces más benéficos que la vitamina E y cincuenta veces más benéficos que la vitamina C.

Evitarás que los síntomas de envejecimiento prematuro se noten en tu piel. Lo más importante es que este efecto rejuvenecedor también beneficia a las células, tejidos y órganos.

Las semillas de uva son ricas en colágeno y resveratrol, dos elementos fundamentales para contrarrestar y prevenir el envejecimiento de la piel. Consumir estas semillas otorgará mayor elasticidad a tu piel a la vez que lucirá más joven.

 

Semillas de cáñamo, más que una semilla.

Las semillas de cáñamo proceden de la planta Cannabis Sativa, pero no te asustes, las semillas de cáñamo no contienen ningún elemento ni sustancia narcótica.

Una de las características más importantes de las semillas de cáñamo es que contienen proteínas de alto valor biológico, gran capacidad de absorción y fácil digestibilidad. Las proteínas de las semillas de cáñamo contienen todos los aminoácidos esenciales y, por ello, son una fuente de proteína vegetal tan excelente como la controvertida soja, incluso mejor, pues no da ningún tipo de alergia y además no requiere pesticidas en su producción (al contrario que la soja, prácticamente transgénica en todo el mundo).

Ácidos grasos esenciales

Otra de las llamativas características de las semillas de cáñamo es su acertada proporción de ácidos grasos esenciales: 3 partes de Omega 3 por 1 de Omega 6. Como sabréis, los ácidos grasos esenciales actúan como antiinflamatorios, protegen las membranas celulares y son esenciales para el correcto funcionamiento del cerebro.

Hidratos de carbono.

Digamos que los que contienen son de  absorción lenta, además  si se comen enteras (con cascará) son ricas en fibra, de la cual un 20 % es fibra soluble y un 80 % es fibra insoluble.

Por un lado, la fibra soluble forma una especie de sustancia gelatinosa en el intestino que sirve de alimento a la flora intestinal, disminuye los picos de glucosa en sangre y estabiliza los niveles de colesterol.

Por otro lado, la fibra insoluble añade volumen a las heces, favorece el paso de los alimentos y los desechos a través del intestino y reduce el riesgo de sufrir diabetes.

Rica en vitaminas y minerales: Manganeso: 5 veces la CDR. Vitamina E: casi 3 veces la CDR. Magnesio: casi 3 veces la CDR. Fósforo: 145 % de la CDR. Zinc: 120 % de la CDR. Hierro: 77 % de la CDR. Fibra: 7 g – 28 % de la CDR.

Algunos beneficios que no conocías:

Alivian los síntomas del síndrome premenstrual y la menopausia

Las semillas de cáñamo contienen ácido gamma-linoleico (GLA), un ácido graso que produce una sustancia llamada prostaglandina E1 que reduce los efectos de la prolactina.

De acuerdo con un estudio, tomar un gramo diario de ácidos grasos esenciales, incluidos 210 mg de GLA, disminuye significativamente los síntomas del SPM

Se cree tambien que el GLA presente en las semillas de cáñamo también puede regular los desequilibrios hormonales y la inflamación asociados a la menopausia.

Tanto las semillas de cáñamo como el aceite obtenido de ellas son mucho más ricos en vitamina E que el germen de trigo. Las propiedades antioxidantes de las semillas de cáñamo hacen su consumo recomendable en caso de enfermedades degenerativas lentas como la artrosis.

Mejoran los trastornos cutáneos

Al ser ricas en ácidos grasos esenciales, pueden influir positivamente en los síntomas de eccemas, como el picor o el dolor.

Reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares

Estas semillas son ricas en un arginina, un aminoácido que nuestro organismo utiliza para elaborar óxido nítrico.

¿Qué es el óxido nítrico?

Es una molécula de gas que estimula la dilatación y relajación de los vasos sanguíneos, lo que se traduce en una reducción de la presión arterial y un menor riesgo de enfermedades cardiacas .

En un amplio estudio realizado a más de 13 000 personas, el aumento del consumo de arginina causó una reducción en los niveles de proteína C reactiva, un marcador de inflamación asociado a las enfermedades cardiovasculares.

En segundo lugar:

El ácido gamma-linoleico presente en las semillas de cáñamo se ha relacionado con una disminución de la inflamación y, por lo tanto, un menor riesgo de enfermedades cardiacas.

En tercer lugar:

Diversos estudios en animales han revelado que el aceite y las semillas de cáñamo favorecen la disminución de la presión arterial y el riesgo de formación de coágulos.

¿COMO TOMAR LAS SEMILLAS DE CÁÑAMO?

Se recomienda el consumo de Cáñamo tanto a jóvenes o mayores con sobreesfuerzos físicos o intelectuales (duros trabajos, estudiantes, amas de casa, deportistas, culturistas,…), personas convalecientes o en estado de recuperación, mujeres embarazadas o lactantes (muy importante para el buen desarrollo físico y cerebral del bebé), personas que deseen perder peso, etc.

Sus derivados pueden ser consumidos por celiacos ya que no contienen gluten. O tan solo personas que deseen llevar una dieta más saludable.

Las semillas de cáñamo se pueden consumir de muchas maneras: enteras, molidas, germinadas o en forma de aceite.  Se pueden  añadir  en batidos, zumos, cremas, ensaladas, sopas…

 

El azafrá.

El azafrán, Crocus sativus, es una planta muy conocida como producto de gran calidad en la alta gastronomía, así mismo se le conocen diversos beneficios como planta medicinal. Se trata de una planta bulbosa de altura baja.

Además de ser un condimento exquisito, tiene una tradición milenaria en la medicina ayurvérica como tónico-relajante mental.

16904690_1489610284382944_6473648510941839589_o

Estudios científicos han demostrado que puede ser igual de eficaz que algunos medicamentos habituales, pero sin sus efectos adversos (dosis recomendada), para el tratamiento  de la depresión leve y moderada, gracias a su contenido en safranal.

Otro de sus componentes, la crocina, es un antioxidante más potente que la vitamina E, con efecto protector sobre las neuronas.

Ayuda al proceso digestivo  y también previene las piedras en la vesícula biliar.

El extracto de azafrán, que contiene cocina y crocetina, ha demostrado mejorar la memoria y habilidades cognitivas o de aprendizaje en numerosos estudios cientícos.

Los complementos a base de azafrán pueden mejorar el estado de ánimo y regular los cambios de humor, un efecto de gran utilidad para controlar los picoteos entre horas o pequeños desequilibrios asociados a la tensión premenstrual.

Tener en cuenta que aunque sea natural, su dosis superior a 1,5 g -2 g día puede tener algunos efectos no deseados, siempre con precaución.

Las ventajas de las semillas germinadas.

Los germinados son de los pocos alimentos que ingerimos cuando aún están vivos y ello permite aumentar de forma exponencial su valor nutritivo.

Las semillas germinadas encierran una potencia inversamente proporcional a su tamaño. Algo nada extraño puesto ellas deben fabricar todas las sustancias necesarias en la fase de desarrollo del germen. La germinación desarrolla las fuerzas vitales de las semillas y les proporcionan propiedades benéficas suplementarias.

Las semillas germinadas son también más digestivas que las semillas no germinadas. Todas las semillas contienen inhibidores enzimáticos, que neutralizan también nuestras propias enzimas digestivas, pero estas son desactivadas por la germinación. Además la germinación descompone el ácido fítico, una sustancia que impide la absorción de los minerales aportados por la dieta.

La germinación contribuye a una forma simple y natural de potenciar el valor nutricional de los vegetales.

12-hayuomtungmamxanh

Algunos de los beneficios más destacados de los germinados los describimos a continuación:

  • Fortalecen el sistema inmunitario
  • Mejoran el funcionamiento de la flora intestinal y fortalecen la misma.
  • Estimulan las secreciones del páncreas.
  • Permiten iniciar procesos de desintoxicación y depuración del organismo.
  • La concentración de enzimas ayuda a regenerar la sangre y los procesos digestivos.
  • Excelentes fuentes de vitaminas A,B, C y E.
  • Suelen ser bajos en calorías, por tanto muy buenos para perder peso, pero sin penalizar nuestra salud.
  • Revitalizan y remineralizan el organismo.
  • Los brotes contienen poderosos factores anticancerígenos.

 

5 alimentos que mejoran y empeoran la piel.

Los alimentos que mejoran la piel

  1. Brócoli

El brócoli contiene componentes y que estimulan la producción de enzimas que protegen y mejoran la piel. Investigadores de la Universidad John Hopkins descubrieron que la piel tratada con un extracto de brócoli y expuesta a los rayos ultravioletas del sol tuvieron un 38 por ciento menos de enrojecimiento e hinchazón.

  1. Cacao puro

El cacao aparte de ser una gran fuente de energía, de antioxidantes y ayudar a la producción de endorfinas mejorando nuestro humor, también ayuda a una mejor circulación y a tener un cutis mejor, más elástico, utilizándose en mascarillas y en tratamientos contra la celulitis, es lo que se denomina la chocolaterapia.

Según un estudio de la Universidad de Nottingham, el cacao que se utilice en el chocolate semi-amargo contiene sustancias que ayuda a contrarrestar el envejecimiento, la fatiga y los problemas de sueño.

  1. Carnes y pescados no procesados.

Las carnes rojas también proveen aminoácidos muy importantes como la glicina y la prolina, que estimulan la producción del colágeno de la piel. Estos aminoácidos también pueden encontrarse en el pescado y en el queso cottage. Por otra parte, el zinc es un poderoso antiinflamatorio de la piel que también puede encontrarse en las lentejas y los porotos negros.

El omega 3 que se encuentra en los pescados azules también juega un papel fundamental para las membranas celulares y estado de la piel, aparte de ayudar al organismo en numerosas funciones.

  1. Té verde

No es un secreto que el té verde es un poderoso antioxidante con propiedades anti-inflamatorias y efectos rejuvenecedores sobre la piel. Estos efectos son atribuidos sobre todo a su alta concentración de catequina. Investigaciones recientes han demostrado que dos tazas al dia de te verde mejora los problemas de enrojecimiento y daño en la piel producido por el sol.

  1. Frutos rojos

Tanto los arándanos, como las fresas, las moras y las ciruelas están colmados de contenido antioxidante. En un estudio recientemente publicado por la Revista de Agricultura y Química Alimentaria, estas cuatro frutas contienen un mayor cantidad antioxidante que cualquier otro alimento, lo cual se traduce en múltiples beneficios para rejuvenecer y mejorar el aspecto de tu piel.

20131129211714

Los peores alimentos para la piel

  1. Lácteos

Lo mismo ocurre con los productos lácteos. Muchas vacas lecheras se alimentan de hormonas para mantenerse lactantes durante todo el año, lo que duplica su producción de leche. Cuando tomamos esa leche (o comemos su yogur, helado, queso, etc.) también obtenemos una dosis de estas hormonas. El consumo de lácteos se ha relacionado con el acné y el exceso de estrógenos que a menudo se encuentran en los productos lácteos, puede causar una cascada de problemas de salud, tanto en hombres como en mujeres.

  1. Azúcar:

La relación del azúcar con nuestra piel es mucho más directa de lo que pensábamos. Tanto es así que está implicado en el envejecimiento prematuro, en ese rostro hinchado con el cual nos levantamos muchas mañanas. E incluso en la aparición del acné.

El proceso de envejecimiento de la piel suele llegar a partir de los 35 años. La forma en que nuestra piel madura en parte tiene que ver con nuestra herencia genética, pero también con la alimentación.

No importa la edad que tengas ahora, el simple hecho de dejar de consumir azúcar es algo que va a notarse no solo en tu salud general, sino también en la piel.

  1. Los alimentos fritos y grasas hidrogenadas

Cuando el aceite está a una temperatura muy alta, los aceites y grasas se oxidan. El aceite vegetal se convierte en otra forma de grasas, llamadas saturadas, que ayudan al colesterol a ubicarse en las arterias y por lo tanto van incrementando los riesgos de enfermedades cardíacas. Pero además, el aceite frito está modificado y alterado ha pasado a contener sustancias toxicas para el organismo. Estos pueden contribuir a la aparición de enfermedades del corazón, mala circulación de la sangre y a un proceso metabólico debilitado. Dado que la piel sana requiere una buena circulación y un metabolismo adecuado, la debilidad de los sistemas puede conducir a una falta de oxígeno en la piel, disminuyendo la síntesis de colágeno y elastina necesaria para tener una piel radiante y saludable.

  1. Los edulcorantes artificiales, colorantes y aromatizantes

Edulcorantes artificiales como el aspartamo, acesulfamo K y muchos saborizantes, potenciadores, conservantes y colorantes son muy comunes en la dieta, pero son básicamente un juego de química que no debe de entrar en nuestros cuerpos. No contienen ningún valor nutricional, pueden tener efectos adversos en nuestros cuerpos y crear reacciones inflamatorias e histamina. Peor aún, nuestro cuerpo tiende a almacenar estos productos químicos en los tejidos.

  1. El Alcohol

El consumo habitual de alcohol también tiene efectos devastadores para la piel. Y es que las bebidas alcohólicas obstaculizan la absorción de agua por parte del organismo.

El alcohol proporciona también una pequeña resaca a la piel dándole un aspecto de sequedad, opacidad, irritación y aparición de acné ya que el alcohol reduce la actividad del sistema circulatorio, que se encarga de asegurar la nutrición de los tejidos. Beber demasiado alcohol puede incluso resultar en la pérdida de vitamina A, un antioxidante importante para la salud y la elasticidad global de la piel.

Bulbine Natalensis incrementa la testosterona más de un 300 %

Bulbine natalensis es una hierba de Sudáfrica de la familia Asphodelaceae. También conocido como Ibhucu, Rooiwortel y Ingcelwane, Es un, planta suculenta aloe-como que se caracteriza por las hojas forma de roseta y amarillo claveteado, flores en forma de estrella.

Se ha utilizado tradicionalmente como un afrodisíaco, así como algunas otras propiedades beneficiosas. Debido a sus influencias sobre la cognición y de la sexualidad, y aumento de testoterona.

bulbine-natalensis

Este género se está convirtiendo rápidamente en uno de los refuerzos de testosterona más populares del mundo, sobre todo por la difusión de los efectos positivos que produce en los niveles de testosterona. Los primeros estudios fueron efectuados en ratas únicamente, pero demostraron incrementos de casi el 350 % en los niveles de testosterona. Eso no significa que vaya a producir el mismo efecto en los seres humanos. Sin embargo, puede dar resultados sorprendentes.

También al mismo tiempo la reduce los niveles de estrógeno en un 35%.

Algún estudio:

En un estudio realizado por el Centro de Investigación Fitomedicina del Departamento de Botánica de la Universidad de Fort Hare, Alice, Sudáfrica, los roedores que recibieron Bulbine Natalensis tuvieron un nivel de testosterona sérica igual al 347% del grupo control. En ese mismo grupo, el estrógeno era un 35% más bajo, e incluso superó a viagra (sildenafil) para la mejora de la libido. En otras palabras, 347% más de testosterona, 35% menos de estrógeno y mayor deseo sexual que el grupo de control, todos de dosis de Bulbine Natalensis de entre 25 mg y 50 mg por kg de peso corporal.

Esta planta tiene otras propiedades como ayuda a calmar las picaduras de insectos, reduce las ampollas, los herpes labiales, la piel agrietada, las quemaduras solares, los cortes e incluso para acelerar la curación de moretones.

dsc_1202-01Conclusión:

Si los hombres tienen niveles de testosterona más altos, implica aumento de fuerza y de potencia, incremento de la masa muscular magra, mayor energía, una recuperación más rápida, niveles de cortisol más bajos y libido mejorados.

 

*Pastillas de Bulbine Natalensis concentración de 750 mg

10 PLANTAS VASODILATADORAS.

Existen diversas plantas que contienen sustancias que promueven la dilatación del músculo liso en las paredes de los vasos sanguíneos, provocando así una disminución de la presión sanguínea arterial. Es decir, que hacen que se abran las arterias y que la sangre pueda fluir con mayor facilidad e incrementando así a su vez la aportación de oxígeno en sangre.

paragrapharticle-2166-54805029c9982

Algunos de estas plantas son:

  1. Ajo: El ajo es un alimento vasodilatador gracias al compuesto alicina, lo que ayuda a que la sangre llegue a todos los rincones del cuerpo y que en cierto modo se prevengan las placas de ateroma formadas por el colesterol. Este efecto vasodilatador también ayuda a controlar la hipertensión y por tanto prevenir enfermedades cardíacas. También posée propiedades antiagregantes, contribuyendo a evitar la formación de trombos sanguíneos, haciendo que la sangre sea más fluida, por lo que es un alimento excelente para personas que hayan tenido problemas de trombosis o embolias.
  2. Cacao puro: Los flavonoles del cacao ayudan a mantener la elasticidad de los vasos sanguíneos, lo que contribuye a un flujo sanguíneo normal.
  3. Espinacas: Los nitratos inorgánicos, presentes en las verduras como las espinacas, tras entrar en contacto con las bacterias bucales producen óxido nítrico. Este óxido tiene un efecto vasodilatador en las arterias, lo que ayuda a abrirlas y por lo tanto mejora su función, y contribuye al control de la presión arterial.
  4. Gingko biloba. Mejora el flujo sanguíneo, sobre todo la microcirculación,  por su efecto vasodilatador periférico, también reducen la viscosidad sanguínea
  5. Remolacha: Entre los nutrientes que toma del suelo se encuentra el nitrato que, según los investigadores, es el responsable de reducir grandemente la presión arterial en individuos que padecen hipertensión.                                                       Según el estudio británico realizado recientemente por el Hospital Barts y las Escuelas de Medicina de Londres y Península, las personas que bebieron jugo de remolacha disminuyeron su presión arterial tan sólo una hora después de la ingesta, aunque el efecto reductor fue mayor luego de tres o cuatro horas de haberlo consumido.                                                                                                                               Los responsables del estudio explican que el efecto reductor de la presión arterial sólo tiene lugar cuando el nitrato contenido en el jugo de remolacha toma contacto con la saliva, ya que es aquí cuando el nitrato se transforma por acción de las bacterias salivales en nitrito y al llegar al estómago se convierte en óxido nítrico.
  6. Centella Asíatica. Si quieres favorecer tu circulación sanguínea, puedes beber hasta 3 tazas de té de centella asiática al día. Verás cómo esta infusión, activa rápidamente tu circulación.
  7. Arándano negro. Los arándanos negros son buenos tanto para el corazón como para tratar la hipertensión arterial, debido a que favorecen la dilatación de tus vasos sanguíneos, lo que reduce la resistencia periférica al flujo de sangre.
  8. El té de espino blanco es un potente tónico para tu corazón, a lo que suma sus beneficios vasodilatadores. Esta planta ha sido muy utilizada tradicionalmente, por la Medicina China.
  9. Aloe vera: Dilata los capilares al ser vasodilatador, por lo que se utiliza en caso de varices o problemas de circulación.
  10. Sandía. Se han estudiado las propiedades vasodilatadoras de la sandía, relacionadas con su alto contenido en citrulina. Esta sustancia mejora la relajación de tus vasos capilares, por lo que es muy recomendable sufras o no de enfermedades cardiovasculares.

¿Los alimentos ecológicos no llevan productos químicos?

Sí, claro que pueden llevan, pero no todos son “químicos”, algunos cumplen la función como antioxidantes o están presente en la naturaleza. Están regulados y tienen una serie de normas.

Los términos Agricultura ecológica, biológica, orgánica, biodinámica o biológico-dinámica, definen un sistema agrario cuyo objetivo fundamental es la obtención de alimentos de máxima calidad respetando el medio ambiente y conservando la fertilidad de la tierra, mediante la utilización óptima de los recursos y sin el empleo de productos químicos de síntesis.

zigako-etxezuria_pxl_0ec30c04c5fab9f327ac326f2aca5c2b
En este listado son los productos permitidos para el control de plagas y enfermedades en agricultura ecológica (Anexo B, Reglamento CEE 2092/91).

  • Aceites vegetales (por ejemplo aceite menta, aceite de pino).
  • Preparados a base de Quassia amara.
  • Microorganismos como Bacillus thuringiensis.
  • Aceite de parafina.
  • Azufre
  • Jabón de potasa.
  • Permanganato potásico.
  • Metaldehido(hasta 31-3-2006) (Por suerte retirado).
  • Aceites minerales.
  • Feromonas (sólo para trampas).
  • Trifosfato férrico (molusquicida).
  • Piretroides (deltametrina y cibalotrina, sólo para trampas).

Otras sustancias se pueden usar si hay necesidad reconocida por el organismo de control (esto es, cuando no hay ningún producto permitido capaz de controlar la plaga o enfermedad)

  • Azadiractina extraída de Azadiracta indica (Arbol Neem).
  • Piretrinas extraídas del Chrysanthemum cinerariaefolium .
  • Polisulfuro de cal.
  • Cobre (sulfato de cobre, hidróxido de cobre, oxicloruro de cobre, óxido cuproso).Actualmente está limitada su cantidad, posiblemente en el futuro se prohíba. Otras sustancias han sido prohibidas a partir del 31 de marzo de 2002, como la nicotina.

El problema de la supuesta agricultura ecológica, es que como lo único realmente efectivo es el irritante Azufre, los agricultores ecológicos abusan de el, por lo que la agricultura ecológica puede llegar a ser algo peligrosa también.

A la hora de comprar un producto yo personalmente prefiero uno ecológico, ya que me asegure que tiene mucho menos tóxicos a la hora de elaborarlo y demás. Algunos tienen más nutrientes ya que no están refinados y conservan todas o casi todas sus propiedades.

Extracto de corteza de pino (pycnogenol) para deportistas.

La corteza de pino es una fuente rica en flavonoides, componentes fenólicos, incluyendo proantocianidinas oligoméricas, polifenoles monoméricos (catequinas y epicatequinas) y ácidos orgánicos (cinámico, caprílico, gálico, ferúlico, vanílico, parahidroxibenzoico).

extracto_de_corteza_de_pino_polvo_pinus_massoniana_opc_oligomeros_95_proantocianidinas-e219-Pine Bark Extract 03

El extracto de corteza de pino tiene varias aplicaciones en la alimentación para deportistas. Se ha demostrado que mejora la acción antioxidante del organismo, así como la circulación, fortalece las paredes de los vasos sanguíneos, mejora la recuperación, previene los calambres causados por un ejercicio intenso y aumenta la resistencia de los deportistas. El extracto de corteza de pino incrementa un 21 % de la resistencia humana.

En un estudio se examinó el efecto que produce sobre las personas con osteoartritis de las rodillas la toma de un suplemento de 150mg de extracto de corteza de pino o de placebo al día durante un periodo de tres meses. El dolor de las articulaciones disminuyó un 40, 3% tras el periodo de tres meses de tomar suplementos con extracto de corteza de pino. Además, el 38% de los pacientes del grupo de extracto de corteza de pino precisó menos antiinflamatorios no esteroideos u otros fármacos analgésicos para el dolor de las articulaciones.

Otros estudios han demostrado que el extracto de corteza de pino bloquea la administración de la histamina, un producto químico que participa en reacciones alérgicas.

También reduce el colesterol LDL y aumenta el colesterol HDL. En un estudio realizado con hombres que tenían niveles de colesterol un poco altos se descubrió que el suplemento de extracto de corteza de pino durante un periodo de tres meses resultó estadísticamente relevante a la hora de reducir el colesterol total y el LDL un 94% y un 16%, respectivamente. (El suplemento de extracto de corteza de pino redujo el colesterol total y el LDL y aumentó el HDL, lo que dio como resultado un índice aterosclerótico mejor.

En un estudio se comprobó que el extracto de corteza de pino es beneficioso para personas con pigmentación cutánea causada por la exposición del sol.

Mejora la resistencia del tejido conectivo, su flexibilidad y previene la formación de adherencias entre los tejidos debido al ataque de radicales libre (antioxidante)

Las investigaciones sugieren que el tomar Pycnogenol mejora la función mental y la memoria en los adultos jóvenes y los ancianos.

Enfermedad de la retina en el ojo. Tomando pycnogenol al día durante 2 meses parece retardar o prevenir el empeoramiento adicional de enfermedad de la retina causado por la diabetes, la aterosclerosis, u otras enfermedades. También parece mejorar la vista.

Dosis:

La dosis típica de extracto de corteza de pino es de 45 a 360 mg al día, tomadas en tres dosis separadas.

Efectos secundarios:

En la mayoría de los casos, extracto de corteza de pino no causa efectos secundarios en absoluto. Sin embargo, en los casos de sobredosis, problemas de estómago, dolores de cabeza, úlceras en la boca y mareos han desarrollado. Las mujeres embarazadas y las madres lactantes deben evitar tomar productos de corteza de pino.