El ayuno intermitente. Beneficios para el cuerpo.

La mayoría de las personas que somos deportistas y llevamos un estilo de vida continuado (constante), solemos comer a cada 2:30 – 3 horas para mantener el nivel de energía y nutrientes constantes.

Nos suele dar “miedo” pasar más de 4 horas sin comer por miedo a catabolizar (perder musculo), pues bien hablare que no hay que tenerle ese “miedo”, ha cada cierto tiempo es aconsejable hacer un ayuno intermitente para desintoxicar al cuerpo y darle un pequeño “respiro” a nuestros órganos internos, son numerables los beneficios los que nos puede favorecer.

Los fundamentos de ayuno intermitente.

El ayuno intermitente es un estilo de dieta que gira en torno a la restricción de su alimentación durante largos períodos de tiempo, y después de haber comido muchas horas antes.

Por ejemplo, puede ser rápida (no comer nada) durante 16 horas por día, y comer durante los restantes 8 horas. O puede ser que ayunar durante 20 horas por día y meter todas sus calorías en una ventana de 4 horas. Algunos protocolos incluso llaman para comer un día, y la siguiente en ayunas.

Según algunos, es el camino del futuro. Dicen que hace perder grasa y que él le ayudará a vivir más tiempo, prevenir la enfermedad, dispararían sus hormonas anabólicas, y acelerar su metabolismo a velocidades increíbles. Todo ello mientras grandes cantidades de comida y, de acuerdo con algunos de los sleazier “gurús” de comer básicamente lo que quieras.

El ayuno y “modo de hambre”

Todos hemos oído acerca de “modo de hambre”, y parece tener sentido lógico al principio.

Si estamos demasiado tiempo sin comer, ¿no reduciría drásticamente su velocidad metabólica? Con el fin de afrontar mejor futuras hambrunas.

Un estudio realizado por la Universidad de Rochester mostró que la tasa metabólica no se redujo hasta 60 horas de ayuno … y la reducción fue de apenas el 8%. De hecho, la investigación ha demostrado que el metabolismo en realidad se acelera después de 36-48 horas de ayuno .

La verdadera “hambre” en los ojos del cuerpo se produce en alrededor de 3 días (72 horas) de no comer, momento en el que la fuente primaria de energía se convierte en la descomposición de las proteínas (y la mayor fuente de proteína es el músculo).

Una vez que esto ocurre, el cuerpo sabe su supervivencia está en peligro, porque lo que sucede cuando perdemos músculo. Llegamos a ser físicamente más débiles, nuestro metabolismo se ralentiza, nos volvemos más propensos a sucumbir a la enfermedad, y, finalmente, morimos (y por lo general a partir de un ataque al corazón).

Así que, no te preocupes-la incorporación de algunos de ayuno en tu programación comida no arruinará su metabolismo.

¿A cada cuánto tiempo es recomendado hacer ayuno intermitente?

Por lo menos una vez al mes o cada quince días hay que dedicar un espacio para desintoxicar el cuerpo. El ayuno voluntario es una de las mejores alternativas para limpiar interiormente, regenerar los tejidos, asimilar mejor los alimentos y prevenir eficazmente las enfermedades.

regresodelayuno

Los beneficios del ayuno

  • Investigación llevada a cabo por la Universidad de California demostró que en días alternos ayuno disminución de la presión sanguínea, reduce el daño oxidativo a diversos tejidos y ADN, la mejora de sensibilidad a la insulina y la captación de glucosa, y la disminución de la masa grasa.
  • Un estudio realizado por el Hospital de la Universidad del Sur de Manchester demostró que la pérdida de peso utilizando un protocolo de ayuno intermitente produjo mayores mejoras en la sensibilidad a la insulina de una dieta tradicional de energía continua.
  • Investigadores de la Universidad de Virginia descubrieron que el ayuno eleva los niveles de la hormona del crecimiento (hasta 5 veces en la marca de 40 horas de ayuno).
  • Según la investigación llevada a cabo por la Universidad de Lovaina , ejercicio en un estado de ayuno acelera la pérdida de grasa.
  • La investigación en animales realizado por el Centro de Investigación en Gerontología encontró que el aumento de tiempo entre las comidas puede mejorar la salud del cerebro.
  • Un estudio realizado por la Universidad de Maltepe, Escuela de Medicina encontró que el ayuno intermitente reduce los biomarcadores de inflamación.
  • El ayuno induce “autofagia“, que es el proceso mediante el cual las células eliminan los materiales de desecho y se reparan. autofagia es una parte crucial de mantener la masa muscular y la lucha contra los aspectos degenerativos del envejecimiento . (De hecho, la autofagia es el mecanismo anti-envejecimiento primaria de la restricción calórica, que ha sido noticia estos días por sus beneficios anti-envejecimiento.)
  • Puede ayudar frente a la obesidad. Restringir el acceso a los alimentos entre ocho y 12 horas en lugar de comer sin restricciones puede ayudar a prevenir e, incluso, revertir la obesidad y la diabetes tipo 2. Así lo señala un estudio norteamericano, publicado en Cell Metabolism, que sugiere que comer con restricción afecta el equilibrio de las bacterias que se encuentran en el intestino. Comer con restricción afecta el equilibrio de las bacterias que están en el intestino.
  • Estudios hechos en personas que hacen ramadán muestran una reducción del estado inflamatorio, de citocinas proinflamatorias y mejoran los niveles de glucosa, lípidos y tensión arterial, más allá del mes de ayuno.
  • En modelos animales mejoran la presión arterial y la frecuencia cardiaca, los nieves de triglicéridos y colesterol y el grosor de la lamina intima de la carótida, aumenta la supervivencia tras una isquemia miocárdica a través de efectos proangiogénicos, antiapoptoicos y anti remodelado. Tiene efectos cardioprotectores aumentando la resistencia a la isquemia probablemente debido al aumento de adiponectina. También reduce la grasa visceral, el colesterol total y el LDL y modulan los niveles de IL-6, TNF-alfa y IGF-1.