images

Fuentes proteicas y calidad de las proteínas

Las fuentes proteicas pueden ser de origen animal o de origen vegetal. Los alimentos más  completos son los de origen animal como la carne, el pescado, la leche y los huevos, ya que  las proteínas presentes en ellos contienen una cantidad elevada de los ocho aminoácidos  esenciales. Por ello se denominan proteínas de alta calidad o de alto valor biológico. Entre  los alimentos de origen vegetal que contienen proteínas podemos destacar la soja, el  arroz, el maíz, el pan, legumbres y leguminosas.

Estas proteínas contenidas en los alimentos de origen vegetal (excepto la soja) se denominan incompletas ya que o bien no contienen todos los aminoácidos esenciales o bien no los contienen en cantidades suficientes. Al aminoácido que falta se le denomina limitante.
Por tanto, el valor biológico o calidad biológica de las proteínas se define por la capacidad  de aportar todos los aminoácidos esenciales, necesarios para el crecimiento y el mantenimiento  de las funciones fisiológicas. Cuantos más aminoácidos esenciales tenga una proteína,  mayor será su valor biológico.

Una dieta equilibrada en proteínas puede estar formada por proteínas de alto valor biológico, sin aminoácidos limitantes o por varios alimentos que se complementen en sus aminoácidos limitantes. El ejemplo más extendido es la mezcla de cereales con legumbres: los primeros son deficitarios en lisina y ricos en metionina, mientras que los segundos representan el caso contrario.

La calidad de una proteína se calcula utilizando diversas medidas:

Valor biológico de la proteína (VB): cantidad de aminoácidos esenciales presentes en
una proteína.
Ratio de eficacia proteica (PER): proporción de la proteína absorbida que es utilizada por
el organismo.
Coeficiente de utilización neta de la proteína (NPU): mide la proporción de proteína digerida
que es utilizada.
A continuación se muestra una tabla con los alimentos comunes que contienen proteínas:

entrena-salud-proteinas-tabla