Entradas

La nutrición como terapia antienvejecimiento.

Desde hace mucho tiempo se ha relacionado la nutrición con el envejecimiento. Esta relación se ha centrado, básicamente, en los estudios de restricción calórica y en la suplementación con sustancias antioxidantes. Más recientemente se han realizado estudios encaminados a estudiar el papel de las grasas en las dieta, desde el punto de vista del estrés oxidativo como terapia antienvejecimiento.

Restricción calórica.

Como se ha descrito antes, la restricción calórica aumenta la vida media en un amplio rango de especies y disminuye la velocidad con que aparecen determinadas enfermedades relacionadas con la edad. Este efecto se lleva a cabo a través de una reducción en el estrés oxidativo. Esto se sustenta, entre otras pruebas, en la observación de que ratones calóricamente restringidos generan un menor estrés oxidativo que sus homólogos alimentados ad libitum, produciendo además un menor índice de oxidación de lípidos, proteínas, y ADN.

La restricción calórica, además previene mucho de los cambios que se produce en relación a la expresión génica durante el envejecimiento, ente los que se incluyen la elevación  en la expresión de las proteínas de shock término y la atenuación de la expresión de la proteína inducida por estrés Hsp70.

La restricción calórica podría ser una potente arma terapéutica para lucha contra el envejecimiento, ya que en un principio cumple con los requisitos exigibles de efectividad frente a la reducción del estrés oxidativo y el retraso del envejecimiento, así como contra las enfermedades asociadas a éste. No obstante, la posible aplicación de la restricción calórica como terapia antienvejecimiento en la población humana acarrea tales dificultades éticas y de tipo práctico que hacen prácticamente inviable su puesta en marcha.

Antioxidantes.

Como se ha puesto de manifiesto en los apartados anteriores, el estrés oxidativo desempeña un papel muy significativo en el proceso global de envejecimiento y, por lo tanto, la suplementación con antioxidantes podría ser de utilidad como posible terapia antienvejecimiento. Entre los primeros estudios cabe destacar los de Miquel y Ecónomos en relación a la capacidad del carbosilato de tiazolidina de aumentar la vitalidad y programar la vida media en ratones.

Posteriormente, Furukawa y cols. Mostraron el papel protector de la administración oral del glutatión frente al declive de la función inmunológica asociada al envejecimiento. Muchos otros antioxidantes han sido probados en relación al envejecimiento, con resultados más o menos positivos.

Entre dichos antioxidantes cabe destacar las vitaminas E y C, la coenzima Q, extractos herbales ricos en flavonoides y polifenoles, entre otros. Si bien los resultados obtenidos con estos antioxidantes han sido exitosos atenuación del estrés oxidativo mediado por la edad o por enfermedades asociadas a éstas, han tenido poco o ningún éxito en relación al aumento de la longevidad.

Tal vez para tener un mayor éxito con la terapia basada en antioxidantes se debería profundizar en el conocimiento de las propiedades farmacológicas de las sustancias empleadas, sobre todo en lo concerniente a la absorción, la distribución tisular y el metabolismo de estas. Además, no debe olvidarse el papel que las ROS tienen en la señalización celular, de modo que la dosis de antioxidante debe ser muy bien ajustada para evitar cambios en el estado redox que podrían alterar la función celular. Los problemas anteriores estas siendo solucionados, en parte, mediante el uso de una nueva generación de sustancias antioxidantes sintéticas, mimñeticos de la superóxido dismultasa y la catalasa. Estas sustancias están siendo ensayadas con cierto éxito, habiéndose mostrado efectivas en el aumento de la longevidad en ratones y C. elegans.

Dentro del grupo de polifenoles merece especial atención el resveratrol. Esta sustancia ha demostrado extender la vida media en diversos organismos, así como ejercer un efecto positivo en múltiples enfermedades, como el cáncer, enfermedad cardiovascular, Alzheimer, enfermedades metabólicas, entre otras. Su principal mecanismo de acción es mediante la activación de la SIRT1 (miembro de la familia denominada sirtuinas), mimetizando así el efecto  de restricción calórica sobre el envejecimiento. Estudios recientes muestran otra diana directa del reveratrol, la PI3K (fosfatidilinositol-3-quinasa), representándose asi otra via central de control de la vida máxima independiente de situinas.

Ácidos grasos de la dieta.

El tipo de grasa de la dieta condiciona de manera importante numerosos parámetros bioquímicos en la membrana mitocondrial. La importancia del tipo de ácidos grasos de la dieta reside en el hecho de que la membrana mitocondrial (y, en general, todas las membranas biológicas) es capaz de adaptar la composición de sus fosfolípidos a la grasa ingerida de forma mayoritaria. De este modo, si un individuo ingiere mayoritariamente grasa de origen animal, sus membranas serán más ricas en ácidos grasos saturados que las de otro individuo cuya fuente grasa mayoritaria sea de origen vegetal.

Por otro lado, se ha descrito de forma contundente cómo se producen las adaptaciones del sistema de transporte electrónico mitocondrial  en relación al tipo de grasa en la dieta, con mayor o menor repercusión sobre los diversos complejos del sistema. Además el estrés  oxidativo está relacionado con la composición lipídica de las membranas biológicas, de modo que una fuente grasa poliinsaturada (p. ej., aceite de girasol) generará membranas más susceptibles al daño oxidativo que una fuente saturada (grasa animal) o monoinsaturada (aceite de oliva), lo cual ha sido ampliamente demostrado en numerosas situaciones fisiológicas y patológicas, empleando numerosos modelos animales y humanos.

Los resultados obtenidos en este campo apuntan las siguientes conclusiones: el envejecimiento, entendido como un proceso endógeno y progresivo, provoca a lo largo de la vida alteraciones en la mitocondria y sus componentes, como el mtDNA (alteraciones que tienen un elevado comportamiento oxidativo). Estas alteraciones deterioran la estructura y la función mitocondriales, y, dependiendo de la capacidad del tejido en concreto para reparar el daño o eliminar la célula alterada, la función tisularar se verá afectada en mayor o menor grado.

Así, los tejidos con capacidad regenerativa, como el hígado, parecen ser capaces de remediar el daño ocasionado, como lo siguiente la ausencia de pérdida de función mitocondrial en términos de actividad citocomo axidasa. Sin embargo, se produce una pérdida de función en los tejidos posmitóticos, como el musculo esquelético o el corazón, sin capacidad para reemplazar células y, probablemente, con un sistema de reparación de daño menos efectivo (existen diferencias entre el hígado y el corazón, en relación al sistema de reparación del mtDNA). Esta pérdida de función se refleja en el descenso brusco de la actividad citocromo oxidasa, lo que da lugar a un desacoplamiento de la CTEmt, con la consiguiente ineficacia bioenergética y el aumento en la producción de ROS.

Las mitocondrias de los tejidos posmitóticos tratan de atenuar la situación desfavorable mediante el aumento de otros componentes de la CTEmt, como el citocromo b, o por medio de aumentos en el grado de poliinsaturación probablemente para intentar aumentar la fluidez y la actividad de la citocromo oxidasa restante mediante la presencia de una cardiolipina más poliinsaturada. Sin embargo, ambas acciones generan un aumento mayor en la producción de radicales libres.

El papel de la grasa en la dieta en este mecanismo residiría, por lo tanto, en la construcción de un entorno más o menos susceptible para la generación y la programación de ROS, especialmente cuando, como consecuencia de los procesos como el envejecimiento, se producen fallos en la CTEmt.

Lo bueno y lo malo de la Cafeína.

Lo malo:

  1. La cafeína es un diurético natural y también genera deshidratación. Por esta razón, el consumo excesivo de infusiones como el té o el café pueden desembocar en una gran sequedad cutánea.
  2. La ingesta de cafeína acelera la producción de cortisol, también conocida como la “hormona del estrés”.
  3. Si se ingiere gran cantidad de cafeína es fácil que se sienta una caída en picado del estado de ánimo, lo que va a provocar la necesidad de tomar cada vez más para mantenerse animado, esto es, una adicción a la cafeína.
  4. Existe una asociación significativa entre el consumo de café con cafeína y la disminución de la densidad mineral ósea en la cadera y la columna vertebral que viene con el envejecimiento y conduce a la osteoporosis, una de las principales causas de las fracturas en los ancianos. No se produce una pérdida de hasta 5 miligramos de calcio por cada seis onzas de café regular o dos latas de cola. Tan poco como 300 a 400 mg de cafeína al día duplica el riesgo de fractura de cadera.
  5. La cafeína se dijo para bloquear los efectos de la adenosina, un neurotransmisor que se cree para promover el sueño. La cafeína también aumenta el número de veces que se despierta durante la noche, aumentando la necesidad de orinar y que interfiere con el sueño profundo. Esto lleva a una mala calidad del sueño y la fatiga durante el día, lo que a su vez desencadena que usted tome bebidas con cafeína más en un ciclo de retroalimentación negativa.
  6. Por otra parte, algunos estudios han demostrado una relación directa entre el consumo de café y la disminución del riesgo de sufrir diabetes de tipo 2.

Lo bueno:

  1. Mejora el estado de ánimo y la sensación de bienestar en general.
  2. La cafeína acelera el metabolismo y puede ayudar a descomponer la grasa de forma alrededor de un 30% más eficaz si se consume antes de hacer ejercicio. Esto, unido al hecho de que la cafeína puede ayudar a aumentar los niveles de azúcar en la sangre -lo cual disminuye la sensación de hambre-, hace que el consumo de cafeína sea muy interesante antes de realizar la actividad física para aumentar los niveles de energía y el rendimiento.
  3. Produce dilatación de los bronquios, y arterias coronarias.
  4. Contiene antioxidantes, que previene la oxidación del organismo por parte de los radicales libres.

 

Catequinas potente antioxidante. Descubre donde encontrarla.

Los polifenoles son unos compuestos con propiedades antioxidantes que se hallan dentro de muchos alimentos y bebidas como el vino tinto y todos los tipos de té, pero sobre todo en el té verde y sus variantes.

A su vez, los polifenoles contienen flavonoides, que son nutrientes con alto poder antioxidante y que no pertenecen al grupo de las vitaminas y minerales.

Por tanto tenemos primeramente los polifenones y dentro de ellos los flavonoides que a su vez contienen la catequina, que es el poderoso antioxidante que contiene el té.

¿Cuáles son las principales fuentes?

El té verde, las manzanas, peras, las uvas y el cacao son ejemplos de alimentos donde podemos encontrar estos compuestos. Las catequinas más interesantes son: la epicatequina, la epicatequina galata, la epigalocatequina y la epigalocatequina galata. De todas ellas, la epigalocatequina galata es la que posee el poder antioxidante más alto. Todas pueden ser encontradas en las hojas del té verde (Camellia sinensis) de manera que hasta un 30% del té verde seco corresponde a estos componentes.

En el procesamiento de las hojas de Camellia sinensis para la producción de té verde, las mismas son enrolladas y puestas a secar de un modo que la exposición al oxígeno es minimizada. De esta manera, se previene la oxidación de los principios activos. Cuando, por el contrario, las hojas son molidas y expuestas al oxígeno, los compuestos polifenólicos (encontrados en las catequinas) se oxidan y polimerizan, convirtiéndose en un producto distinto: el té negro.

No obstante, el té verde contiene también vitamina A, vitamina C y vitamina E, que junto a las catequinas ofrecen una alta protección contra los radicales libres.

catequinasPropiedades de las catequinas

Según Norman Hollenberg, catedrático de medicina en la Facultad de Medicina de Harvard, la epicatequina puede reducir el riesgo de cuatro grandes problemas de salud: derrame cerebral, fallo cardiaco,  cáncer y diabetes. El estudio al pueblo Kuno en Panamá, que beben más de 40 tazas de cacao a la semana, encontrando que la vigencia de “los cuatros problemas” era menos de un 10%. El cree que la epicatequina se debería considerar como esencial en la dieta y por ello clasificarla como vitamina.

  • Efectos antioxidantes y anti-envejecimiento: las catequinas del té son entre veinticinco a cien veces más potentes que las vitaminas C y E. Una taza de té verde tiene más acción antioxidante que una porción de brócoli, espinacas, zanahorias o fresas. Esta acción reduce los efectos dañinos de los radicales libres.Efecto anticoagulante: las catequinas del té verde actúan sobre las plaquetas, disminuyendo el riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares y ataques cardíacos.
  • Efecto antibiótico:Las catequinas en el té verde también han mostrado poseer propiedades antibióticas como un interruptor de la fase de proceso de replicación de las bacterias en la cadena del ADN.
  • rotector del ADN:Las catequinas, en combinación con un ejercicio físico habitual, han demostrado que pueden retardaralgunas formas del envejecimiento. Los ratones, alimentados con catequinas, muestran una disminución de los niveles del envejecimiento, aminoración de estrés oxidativo en las mitocondrias y un aumento de transcripción de las proteínas del mRNA de mitocondrias.
  • Efectos antivirales: las catequinas del té verde mejoran el sistema inmunológico, protegiéndonos frente a las enfermedades con las que lidiamos a diario, como la gripe por ejemplo.
  • Efectos de control de la presión arterial: ayudan a disminuir la contracción de los vasos sanguíneos, reduciendo la presión arterial alta.
  • Efectos preventivos contra el cáncer: las catequinas también interfieren en el desarrollo del cáncer.
  • Prevención del colesterol: el té verde también ayuda a controlar el colesterol mediante el bloqueo de las enzimas en el intestino, que contribuyen a la absorción del colesterol. Además ayuda a controlar los altos niveles de azúcar en la sangre, a través de la supresión de las enzimas que descomponen el azúcar en glucosa.
  • Ayuda a la flora intestinal: el té verde también permite mantener una flora intestinal sana, disminuyendo el número de bacterias dañinas y fomentando el crecimiento de bacterias benéficas, como las bifidobacterias.
  • Efectos sobre la pérdida de peso: las catequinas del té, junto a la cafeína, aceleran la quema de grasa, lo que ayuda a perder peso rápidamente.
  • Efectos sobre el mal aliento: neutralizan olores desagradables mediante la reducción de las bacterias orales.
  • Prevención de la caries: tienen un efecto antibacteriano fuerte y previenen la acumulación de placa dental.
  • Inhibición de la artrosis: estudios con células de cartílago han demostrado que una catequina, la EGCG, protege contra la degeneración inflamatoria y artritis.

Aditivos Alimentarios Sospechosos (E-)

imagesCAGJN0DFCOLORANTES

E-100. Curcumina. Es considerado como sospechoso. Normalmente se usa en margarina, arroz, queso, condimentos, salsas de curry como colorante amarillo. No se conocen sus efectos secundarios ya que este colorante no suele absorberse en el intestino.

E-101. Riboflavina. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en cereales y quesos como colorante amarillo. Sus efectos secundarios se desconocen.

E-101a Riboflavina 5´-fosfato. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en productos con azúcar y mermeladas como colorante amarillo. Sus efectos secundarios se desconocen.

E-102. Tartrazina. Es considerado muy peligroso. Normalmente se usa en chicles, refrescos, caramelos, salsas, zumos, bizcochos y alimentos en conserva como colorante amarillo. Puede producir alergias en personas sensibles a la aspirina (asma, urticaria, rinitis, manchas azules, visión borrosa). En los niños puede producir migrañas, insomnio e hiperactividad.

E-104. Amarillo de quinoleína. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en refrescos, carnes, pescados y repostería como colorante amarillo. Puede producir alergias e hipersensibilidad en niños.

E-107. Amarillo 2G. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en repostería como colorante amarillo. No se recomienda a personas que padecen de asma y alérgicas a la aspirina. Puede causar hiperactividad en niños.

E-110. Amarillo ocaso FCF. Es considerado muy peligroso. Normalmente se usa en bizcochos, sopas salsas de queso, bollos, yogur y pan rallado como colorante amarillo. Es un depresor del sistema nervioso. Puede producir alergias en personas sensibles a la aspirina (parálisis, convulsiones, urticaria, dermatosis, trastornos gástricos…etc.).

E-120. Cochinilla. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en yogures de fresa, chorizos y campari como colorante rojo. Puede producir alergias e hiperactividad en niños. Es cancerígeno.

E-122. Carmoisina. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en sopas de sobre, bollos, caramelos, gelatinas, pan rallado como colorante rojo. Puede producir alergias e hiperactividad en niños.

E-123. Amaranto. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en pastelería, mezcla para bizcochos y sopas de sobre como colorante rojo. Puede producir alergias, urticarias e hiperactividad en niños. Es cancerígeno.

E-124. Ponceau 4R. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en mezcla para bizcochos y sopas de sobre como colorante rojo. Puede producir alergias e hiperactividad en niños. Es cancerígeno.

E-127. Eritrosina. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en bizcochos, galletas y natillas como colorante rojo. Puede producir problemas en el cerebro, eccemas, hipertiroidismo y fotosensibilidad. Es cancerígeno.

E-128. Rojo 2G. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en carnes cocidas y salchichas como colorante rojo. Puede producir cáncer, hiperactividad y anemia.

E-133. Azul brillante FCF. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en pastelería, escabeches y guisantes en conserva como colorante azul. Puede producir cáncer de riñón, hiperactividad en la niñez y alergias.

E-131. Azul patente V. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en carnes y pastelería como colorante azul. Puede producir alergias, urticarias, temblores, mal funciones respiratorias e hiperactividad. Es cancerígeno.

E-132. Indigotina. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en caramelos, comidas precocinadas y galletas como colorante azul. Puede producir nauseas, vómitos, mal funciones respiratorias, hipertensión e hiperactividad en niños. Es cancerígeno.

E-140. Clorofilas. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en grasas, jabones, hortalizas, aceites, frutas verdes en conserva como colorante verde. Sus efectos secundarios se desconocen.

E-141. Complejos de cobre de clorofila. Es considerado como sospechoso. Normalmente se usa en frutas verdes en conserva y hortalizas como colorante verde. Afecta a las personas que tienen el síndrome de Wilson (desorden del metabolismo del cobre hereditario, se produce una acumulación de cantidades tóxicas de este metal en el hígado, ojos, cerebro y otros órganos).

E-142. Verde S. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en gelatinas, pan rallado, pastel de queso y guisantes en conserva como colorante verde. Puede producir hiperactividad y alergias. Es cancerígeno.

E-150. Caramelo. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en cervezas, refrescos de cola, escabeches, comidas precocinadas, galletas y pastelería como colorante marrón. Puede producir alteraciones en el intestino, deficiencias de la vitamina B-6 y disminución de los glóbulos rojos de la sangre.

E-151. Negro NP. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en productos lácteos, pasteles de queso y grosellas como colorante negro. Puede producir alteraciones intestinales y alergias.

E-153. Carbón vegetal. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en zumos, mermeladas y gelatinas como colorante negro. Puede producir cáncer y tumores.

E-154. Marrón FK. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en mermeladas, pastelería y productos ahumados como colorante marrón. Puede producir cáncer, mutaciones genéticas y alergías.

E-155. Marrón HT. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en mermeladas y pastelería como colorante marrón. Puede producir cáncer, hiperactividad, asma y alergias.

E-160a. Carotenos. Es considerado como sospechoso. Normalmente se usa en margarinas, mantequillas, yogures, sándwiches y pasteles como colorante anaranjado (vitamina A). Puede producir que la piel se vuelva amarilla a altas dosis.

E-160b. Annato. Es considerado como sospechoso. Normalmente se usa en margarinas y aceites como colorante amarillo. Puede producir que la piel se vuelva amarilla y alergias.

E-160c. Capsantina. Es considerado como sospechoso. Normalmente se usa en queso de lonchas como colorante anaranjado. Puede producir que la piel se vuelva amarilla.

E-160d. Licopenos. Es considerado como sospechoso. Normalmente se usa en repostería y margarinas como colorante rojo. Puede producir que la piel se vuelva amarilla.

E-160e. Beta-apo-8′-carotenal. Es considerado como sospechoso. Normalmente se usa en margarinas y pastelería como colorante rojo. Puede producir que la piel se vuelva amarilla a altas dosis.

E-160f. Éster etílico. Es considerado como sospechoso. Normalmente se usa en margarinas y repostería como colorante anaranjado. Puede producir que la piel se vuelva amarilla a altas dosis.

E-161a. Flavoxantina. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en margarinas y pastelería como colorante anaranjado. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-161b. Luteína. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en margarinas y pastelería como colorante amarillo. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-161c. Criptoxantina. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en margarinas y pastelería como colorante amarillo. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-161d. Rubixantina. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en margarinas y pastelería como colorante amarillo. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-161e. Violaxantina. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en margarinas y pastelería como colorante amarillo. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-161f. Rodoxantina. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en margarinas y pastelería como colorante amarillo. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-161g. Cantaxantina. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en cápsulas para broncearse y galletas como colorante naranja. Puede producir sensibilidad ocular y cristalizaciones en la retina.

E-162. Rojo remolacha. Considerado tolerable. Normalmente se usa en productos lácteos, pastelería y confitería como colorante rojo-morado. Desconocidos sus efectos secundarios.

E-163. Antocianos. Es considerado como tolerable. Se desconoce su uso en productos alimentarios. Es un colorante rojo, azul, violeta. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-171. Dióxido de titanio. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en el requesón y pastillas de vitaminas como colorante blanco. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-172. Óxido de hierro. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en pastas, en conservas, mermeladas, escabeches y repostería como colorante amarillo-rojo. Carcinógeno débil, puede bloquear la respiración celular.

E-173. Aluminio. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en la decoración de productos de confitería como colorante metálico. Tóxico para el organismo. Puede bloquear la respiración celular, producir anomalías esqueléticas y aumentar la aparición precoz del Parkinson y Alzheimer.

E-174. Plata. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en confitería como colorante metálico. Puede bloquear la respiración celular. Las sales de plata son tóxicas para el organismo.

E-175. Oro. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en confitería como colorante metálico. Puede bloquear la respiración celular.

E-180. Pigmento rubina. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en la corteza de los quesos como colorante rojo. Se desconocen sus efectos secundarios.

CONSERVANTES

E-200. Ácido sórbico. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en yogures, bebidas sin alcohol, caramelos, queso en lonchas y para untar como conservante. Puede reaccionar con los nitritos y causar alteraciones en espermatozoides y óvulos, también puede producir alergias.

E-201. Sorbato sódico. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en pizzas congeladas como conservante. Puede reaccionar con los nitritos y causar alteraciones en espermatozoides y óvulos, también puede producir alergias.

E-202. Sorbato potásico. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en margarina, yogur, pizzas y mantequilla como conservante. Puede reaccionar con los nitritos y causar alteraciones en espermatozoides y óvulos, también puede producir alergias.

E-203. Sorbato cálcico. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en yogures y alimentos con leche fermentada como conservante. Puede reaccionar con los nitritos y causar alteraciones en espermatozoides y óvulos, también puede producir alergias.

E-210. Ácido benzoico. Es considerado como sospechoso. Normalmente se usa en cervezas, escabeches, mermeladas, zumos y yogures como conservante. Puede ser cancerígeno y producir gastritis, trastornos neurológicos, pérdida de peso, diarreas, hemorragias internas, parálisis con consecuencia de muerte, alergias (edema, urticaria, asma), trastornos de la actividad hepática e hiperactividad en niños.

E-211. Benzoato sódico. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en pasteles, bebidas no alcohólicas y gambas como conservante. Puede ser cancerígeno y producir gastritis, trastornos neurológicos, pérdida de peso, diarreas, hemorragias internas, parálisis con consecuencia de muerte, alergias (edema, urticaria, asma), trastornos de la actividad hepática e hiperactividad en niños.

E-212. Benzoato potásico. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en margarinas, zumos y aceitunas como conservante. Puede ser cancerígeno y producir gastritis, trastornos neurológicos, pérdida de peso, diarreas, hemorragias internas, parálisis con consecuencia de muerte, alergias (edema, urticaria, asma), trastornos de la actividad hepática e hiperactividad en niños.

E-213. Benzoato cálcico. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en conservas y derivados del pescado como conservante. Puede ser cancerígeno y producir gastritis, trastornos neurológicos, pérdida de peso, diarreas, hemorragias internas, parálisis con consecuencia de muerte, alergias (edema, urticaria, asma), trastornos de la actividad hepática e hiperactividad en niños.

E-214. Hidroxibenzoato etílico. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en zumos, café instantáneo, mermeladas, escabeches y remolachas como conservante. Puede producir alergias, hipersensibilidad en la piel, irritación gástrica, entumecimiento bucal, trastornos del hígado y neurológicos en combinación con el E-222.

E-215. Derivado sódico del 4-hidroxibenzeno. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en panadería, condimentos, frutas, salsas, conservas, refrescos y cervezas como conservante. Puede producir alergias, hipersensibilidad en la piel, irritación gástrica, entumecimiento bucal, trastornos del hígado y neurológicos en combinación con el E-222.

E-216. Propil p-hidroxibenzoato. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en pepinillos, bebidas sin alcohol, cervezas y remolacha como conservante. Puede producir alergias, hipersensibilidad en la piel, irritación gástrica, entumecimiento bucal, trastornos del hígado y neurológicos en combinación con el E-222.

E-217. Para-hidroxibenzoico de propilo. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en salsas, conservas y refrescos como conservante. Puede producir alergias, hipersensibilidad en la piel, irritación gástrica, entumecimiento bucal, trastornos del hígado y neurológicos en combinación con el E-222.

E-218. 4-hidroxibenzoato de metilo. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en frutas escarchadas y sopas de sobre como conservante. Puede producir alergias, hipersensibilidad en la piel, irritación gástrica, entumecimiento bucal, trastornos del hígado y neurológicos en combinación con el E-222.

E-219. Para-hidroxibenzoico de metilo. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en café instantáneo y cremas para postre como conservante. Puede producir alergias, hipersensibilidad en la piel, irritación gástrica, entumecimiento bucal, trastornos del hígado y neurológicos en combinación con el E-222.

E-220. Dióxido de azufre. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en embutidos, postres de leche, setas congeladas, hortalizas deshidratadas, zumos, ajo en polvo, cerveza, sopas envasadas, vino, sidra y vinagre como blanqueador. Se ha demostrado que el blanqueo de la harina no es saludable para la salud. Puede ser cancerígeno y producir destruir la vitamina B-1. Altera el funcionamiento intestinal puede producir ataques de asma, alteraciones en las concentraciones de vitaminas, rubor facial, picor de piel y boca, Está contraindicado para personas con problemas de hígado, riñón y asmáticos.

E-221. Sulfito sódico. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en patatas, mariscos y zumos como antioxidante. Se ha demostrado que el blanqueo de la harina no es saludable para la salud. Puede ser cancerígeno y producir destruir la vitamina B-1. Altera el funcionamiento intestinal puede producir ataques de asma, alteraciones en las concentraciones de vitaminas, rubor facial, picor de piel y boca. Está contraindicado para personas con problemas de hígado, riñón y asmáticos.

E-222. Bisulfito sódico. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en verduras congeladas y mariscos como blanqueador. Se ha demostrado que el blanqueo de la harina no es saludable para la salud. Puede ser cancerígeno y producir destruir la vitamina B-1. Altera el funcionamiento intestinal puede producir ataques de asma, alteraciones en las concentraciones de vitaminas, rubor facial, picor de piel y boca. Está contraindicado para personas con problemas de hígado, riñón y asmáticos.

E-223. Metabisulfito sódico. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en puré de patas y cebollas en vinagre como antioxidante. Se ha demostrado que el blanqueo de la harina no es saludable para la salud. Puede ser cancerígeno y producir destruir la vitamina B-1. Altera el funcionamiento intestinal puede producir ataques de asma, alteraciones en las concentraciones de vitaminas, rubor facial, picor de piel y boca. Está contraindicado para personas con problemas de hígado, riñón y asmáticos.

E-224. Metabisulfito potásico. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en vinos y cervezas como antioxidante. Se ha demostrado que el blanqueo de la harina no es saludable para la salud. Puede ser cancerígeno y producir destruir la vitamina B-1. Altera el funcionamiento intestinal puede producir ataques de asma, alteraciones en las concentraciones de vitaminas, rubor facial, picor de piel y boca. Está contraindicado para personas con problemas de hígado, riñón y asmáticos.

E-226. Sulfito cálcico. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en cerveza, sidra, azúcar y zumos como antioxidante. Se ha demostrado que el blanqueo de la harina no es saludable para la salud. Puede ser cancerígeno y producir destruir la vitamina B-1. Altera el funcionamiento intestinal puede producir ataques de asma, alteraciones en las concentraciones de vitaminas, rubor facial, picor de piel y boca. Está contraindicado para personas con problemas de hígado, riñón y asmáticos.

E-227. Bisulfito de calcio. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en cervezas y zumos como reafirmante. Se ha demostrado que el blanqueo de la harina no es saludable para la salud. Puede ser cancerígeno y producir destruir la vitamina B-1. Altera el funcionamiento intestinal puede producir ataques de asma, alteraciones en las concentraciones de vitaminas, rubor facial, picor de piel y boca. Está contraindicado para personas con problemas de hígado, riñón y asmáticos.

E-230. Bifenilo. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en las cáscaras de los cítricos y otras frutas como conservante. Puede ser cancerígeno y producir convulsiones, nauseas, parálisis del sistema nervioso, alergias, dermatosis e irritación de los ojos.

E-231. Ortofenilfenol. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en cáscaras de cítricos como conservante. Puede producir vómitos, náuseas e irritación de ojos y nariz.

E-331c. Citrato trisódico. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en quesos, helados y productos lácteos como antioxidante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-232. Ortofenilfenóxido. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en cáscaras de cítricos como conservante. Puede producir vómitos, náuseas e irritación de ojos y nariz.

E-233. Tiabendazol. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en cáscaras de cítricos como conservante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-234. Nisina. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en cuajadas, requesón y productos en conserva como conservante. Sus efectos secundarios se desconocen.

E-236. Ácido fórmico. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en refrescos, mermeladas, frutas y productos horneados como conservante. Puede producir trastornos en la piel y orina.

E-237. Formiato de sodio. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en zumos, panadería y en conservas vegetales como conservante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-238. Formiato de calcio. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en comida para animales como conservante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-239. Hexamina. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en escabeches, caballa y arenques como conservante. Puede producir alteraciones de la piel y trastornos gastrointestinales y urinarios. Es cancerígeno.

E-240. Ácido bórico. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en productos marinos que han sido procesados. Es un conservante. Puede producir trastornos gastrointestinales. Es cancerígeno.

E-249. Nitrito potásico. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en salchichas y carnes cocidas como conservante. Es cancerígeno.

E-250. Nitrito sódico. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en salchichas y carnes rojas y blancas como conservante. Es cancerígeno (puede fomentar la aparición de cáncer de mama y leucemia).

E-251. Nitrato sódico. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en quesos, pizzas congeladas y carnes como conservante. Es cancerígeno (puede fomentar la aparición de cáncer de mama y leucemia).

E-252. Nitrato potásico. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en salchichas, embutidos y carnes como conservante. Es cancerígeno (puede fomentar la aparición de cáncer de mama y leucemia).

E-260. Ácido acético. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en compotas, sales, quesos y condimentos como antibacteriano. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-261. Acetato potásico. Es considerado como sospechoso. Normalmente se usa en sopas enlatadas como conservante. Se recomienda que las personas con alteraciones en el riñón no lo tomen.

E-262(i). Acetato sódico. Es considerado como muy sospechoso. Se desconoce su uso en productos alimentarios, es un regulador. No es recomendado para menores ni bebés.

E-262(ii). Diacetato sódico. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en patatas fritas de bolsa y pan como conservante. No es recomendado para menores ni bebés.

E-263. Acetato cálcico. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en mezcla para gelatinas y pasteles como conservante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-270. Ácido láctico. Es considerado como sospechoso. Normalmente se usa en margarinas, refrescos, dulces y quesos como acidulante. Puede ocasionar problemas de metabolización en bebés.

E280. Ácido propiónico. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en productos lácteos, pizzas, panadería y pastelería como conservante. Es cancerígeno. Puede producir carcinomas en el estómago.

E-281. Propionato sódico. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en productos lácteos, panadería y pastelería como conservante. Es cancerígeno. Puede producir carcinomas en el estómago y migrañas.

E-282. Propionato cálcico. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en productos lácteos, pizzas congeladas y pastelería como conservante. Es cancerígeno. Puede producir carcinomas en el estómago.

E-283. Propionato potásico. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en productos lácteos, panadería, pizzas y pastelería como conservante. Es cancerígeno. Puede producir carcinomas en el estómago.

E-290. Dióxido de carbono. Es considerado como sospechoso. Normalmente se usa en refrescos, panadería y nata batida como conservante. Puede producir un incremento de la secreción de ácido gástrico en el estómago y de la absorción de líquido por las membranas mucosas.

E-296. Ácido DL-Málico. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en zumos de naranja y salsas para condimentar espaguetis como acidulzante. Sus efectos secundarios se desconocen.

E-297. Ácido fumárico. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en yogures y mezclas para la realización de pasteles de queso como antioxidante. Sus efectos secundarios se desconocen.

ANTIOXIDANTES

E-300. Ácido L-ascórbico. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en patatas de bolsa y congeladas, refrescos, néctares, cervezas, leche en polvo, mantequilla, y mermelada como antioxidante (vitam.C). Puede producir a grandes dosis cúmulos de piedras en el riñón, erosión dental, tensión nerviosa, trombosis y disminución de la fertilidad en.

E-301. Ascorbato sódico. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en salchichas, embutidos y jamón como antioxidante (vitam.C). Se desconocen sus efectos secundarios.

E-302. Ascorbato cálcico. Es considerado como sospechoso. Normalmente se usa en productos lácteos y carnes como antioxidante (vitam.C). Puede producir cálculos renales.

E-303. Diacetato de ascorbilo. Es considerado como tolerable. Se desconoce su uso en la alimentación. Es un antioxidante. No se conocen sus efectos secundarios.

E304. Palmitato de ascórbico. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en pastillas de caldo y embutidos como antioxidante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-306. Tocoferoles. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en margarinas, aceites vegetales y salsas como antioxidante (vitama.E). Puede producir a altas dosis visión borrosa, náuseas, dolores de cabeza y mareos.

E-307. Alfa-tocoferol sintética. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en salchichas y embutidos como antioxidante (vitama.E). Puede producir a altas dosis visión borrosa, náuseas, dolores de cabeza y mareos.

E-308. Gamma-tocoferol sintética. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en alimentos grasientos como antioxidante (vitama.E). Puede producir a altas dosis visión borrosa, náuseas, dolores de cabeza y mareos.

E-309. Delta-tocoferol sintético. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en salsas, aceites vegetales y margarinas como antioxidante (vitam.E). Puede producir a altas dosis visión borrosa, náuseas, dolores de cabeza y mareos.

E-310. Galato de propilo. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en aceites vegetales, margarina, chicles y cereales para el desayuno como antioxidante. Puede producir anomalías en la reproducción, alteraciones del hígado, irritación gástrica, alergias bucales, problemas en personas asmáticas y sensibles.

E-311. Galato de octilo. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en aceites vegetales y grasas animales como antioxidante. Puede producir anomalías en la reproducción, alteraciones del hígado, irritación gástrica, alergias bucales, problemas en personas asmáticas y sensibles.

E-312. Galato de dodecilo. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en quesos, grasas animales y puré de patatas como antioxidante. Puede producir anomalías en la reproducción, alteraciones del hígado, irritación gástrica, alergias bucales, problemas en personas asmáticas y sensibles.

E-320. butilhidroxianisol (BHA). Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en caramelos, escabeches, galletas, bebidas sin alcohol y comida precocinada como antioxidante. Puede aumentar el colesterol, producir alteraciones genéticas y formar enzimas metabolizantes en el hígado (altamente destructivas).

E-321. butilhidroxitolueno (BHT). Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en escabeches, aceites vegetales, patatas fritas, comidas precocinadas, bebidas no alcohólicas, chicles, puré de patatas y cereales como antioxidante. Puede ser cancerígeno, causando malformaciones en el feto y el fracaso en la reproducción, además puede hacer que se generen enzimas metabolizantes en el estómago.

EMULGENTES, ESTABILIZADORES, ESPESANTES Y GELIFICANTES:

E-322. Lecitina. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en el yogur, confitería, fideos y chocolate como antioxidante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-325. Lactato sódico. Es considerado como sospechoso. Normalmente se usa en quesos y productos de confitería como antioxidante. Puede ser tóxico en niños pequeños.

E-326. Lactato potásico. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en margarinas, pastelería y mermeladas como sinérgico. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-327. Lactato cálcico. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en el queso, verduras enlatadas y pasteles como antioxidante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-330. Ácido cítrico. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en frutas en latas, vino, hortalizas, galletas, sidra, helados y en pescado congelado como saborizante. Puede en grandes dosis provocar alergias bucales, irritaciones cutáneas y lesiones en la dentadura.

E-331a. Citrato monosódico. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en productos lácteos, caramelos, lácteos y pasteles. Es un sinérgico. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-331b. Citrato disódico. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en quesos en lonchas, refrescos y vinos como antioxidante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-332a. Citrato monopotásico. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en mermeladas light, nata y quesos como regulador. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-332b. Citrato tripotásico. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en patatas fritas, refrescos, vinos y quesos como antioxidante. Puede producir úlceras e hipersensibilidad de la piel.

E-333a. Citrato monocálcico. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en confitería, quesos, refrescos y vinos como reafirmante. Puede producir úlceras en la boca.

E-333b. Citrato dicálcico. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en confitería, quesos, refrescos y vinos como reafirmante. Puede producir úlceras en la boca.

E-333c. Citrato tricálcico. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en confitería, quesos, refrescos y vinos como reafirmante. Puede producir úlceras en la boca.

E-334. Ácido L-tartárico. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en mermeladas, gelatinas, refrescos y confitería como antioxidante. Puede producir irritaciones en el estómago si se toma sin diluir.

E-335ª. Tartrato monosódico. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en mermeladas, refrescos y gelatinas como antioxidante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-335b. Tartrato disódico. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en mermeladas, refrescos y gelatinas como antioxidante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-336a. Tartrato monopotásico. Es considerado como sospechoso. Normalmente se usa en mermeladas, vino y panadería como emulsionante. No se recomienda para personas con alteraciones en el hígado y en el riñón.

E-336b. Tartrato dipotásico. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en gelatinas para merengues y bizcochos como antioxidante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-337. Tartrato sódico-potásico. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en carnes y quesos como emulsionante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-338. Ácido fosfórico. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en refrescos, embutidos y carnes cocidas. Puede producir problemas de enzimáticos del metabolismo y en niños nerviosismo y falta de concentración. Dietas bajas en calcio pueden ocasionar una descalcificación de los huesos.

E-339a. Fosfato monosódico. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en refrescos, rellenos para pasteles, embutidos y carnes cocidas como antioxidante. Puede producir nerviosismo y falta de concentración en el niño, problemas gastrointestinales, dietas bajas en calcio pueden originar una descalcificación de los huesos, problemas enzimáticos del metabolismo.

E-339b. Fosfato disódico. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en embutidos, mantequillas y margarinas como estabilizador. Puede producir nerviosismo y falta de concentración en el niño, problemas gastrointestinales, dietas bajas en calcio pueden originar una descalcificación de los huesos, problemas de enzimáticos del metabolismo.

E-339c. Fosfato trisódico. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en embutidos, quesos y batidos como emulsionante. Puede producir nerviosismo y falta de concentración en el niño, problemas gastrointestinales, dietas bajas en calcio pueden originar una descalcificación de los huesos, problemas de enzimáticos del metabolismo.

E-340a. Fosfato monopotásico. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en quesos, leche condensada, nata y chicles como regulador. Puede producir nerviosismo y falta de concentración en el niño, problemas gastrointestinales, dietas bajas en calcio pueden originar una descalcificación de los huesos, problemas de enzimáticos del metabolismo.

E-340b. Fosfato dipotásico. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en cremas para café, chicles y confitería como antioxidante. Puede producir nerviosismo y falta de concentración en el niño, problemas gastrointestinales, dietas bajas en calcio pueden originar una descalcificación de los huesos, problemas de enzimáticos del metabolismo.

E-340c. Fosfato tripotásico. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en cremas para café, queso y nata como antioxidante. Puede producir nerviosismo y falta de concentración en el niño, problemas gastrointestinales, dietas bajas en calcio pueden originar una descalcificación de los huesos, problemas de enzimáticos del metabolismo.

E-341a. Fosfato monocálcico. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en quesos y levaduras como regulador. Puede producir nerviosismo y falta de concentración en el niño, problemas gastrointestinales, dietas bajas en calcio pueden originar una descalcificación de los huesos, problemas de enzimáticos del metabolismo.

E-341b. Fosfato dicálcico. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en panadería y levaduras como sal emulsionante. Puede producir nerviosismo y falta de concentración en el niño, problemas gastrointestinales, dietas bajas en calcio pueden originar una descalcificación de los huesos, problemas de enzimáticos del metabolismo.

E-341c. Fosfato tricálcico. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en chocolates, leche en polvo y azúcar como antiapelmazante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-343. Ortofosfato de magnesio. Es considerado como peligroso. Se desconoce su uso en productos alimentarios. Es un regulador. Puede producir problemas de enzimáticos del metabolismo y en niños nerviosismo y falta de concentración. Dietas bajas en calcio pueden ocasionar una descalcificación de los huesos.

E-350i. Malato sódico. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en jaleas y mermeladas como regulador. Sus efectos secundarios se desconocen.

E-350ii. Malato ácido de sodio. Es considerado como tolerable. Se desconoce su uso en los productos alimentarios. Es un regulador. No se conocen sus efectos secundarios.

E-351. Malato potásico. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en mermeladas como regulador. Sus efectos secundarios se desconocen

E-352i. Malato cálcico. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en mermeladas como reafirmante. Sus efectos secundarios se desconocen.

E-352ii. Malato ácido de calcio. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en mermeladas, compotas, frutas y verduras como reafirmante. Sus efectos secundarios se desconocen.

E-353. Ácido metatartárico. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en verduras, sopas enlatadas, chocolate y vinos. Sus efectos secundarios se desconocen.

E-354. Tartrato cálcico. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en mermeladas, jaleas y compotas como regulador. Sus efectos secundarios se desconocen.

E-355. Ácido adípico. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en verduras enlatadas, conservas y refrescos como acidulzante. Sus efectos secundarios se desconocen.

E-363. Ácido succínico. Es considerado como tolerable. Se desconoce su uso en productos alimentarios. Es un ácido. No se conocen sus efectos secundarios.

E-370: 1,4. Heptanolactona. Es considerado como tolerable. Se desconoce su uso en productos alimentarios. Es un ácido secuestrante. Sus efectos secundarios se desconocen.

E-375. Ácido nicotínico. Es considerado como sospechoso. Normalmente se usa en cereales para el desayuno, harinas y pan. Se conoce como la vitamina B. Puede producir dilatación de vasos sanguíneos, enrojecimiento facial y cefaleas.

E-380. Citrato triamónico. Es considerado como tolerable. Se desconoce su uso en productos alimentarios. Es un emulsionante. No se conocen los efectos secundarios.

E-381. Citrato férrico amónico. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en comprimidos de hierro y pan como regulador. Se desconocen los efectos secundarios.

E-385. Etilendiamino tetracetato. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en bebidas alcohólicas como secuestrante. Puede producir diarreas, vómitos, sangre en la orina e impedir la absorción de oligoelementos como: cobre, hierro, zinc…etc

E-586- 4-Hexilresorcinol

EDULCORANTES

E-420i. Sorbitol. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en productos light, chicles y chocolates como edulcorante. Puede producir diarreas, flatulencias y dolores abdominales.

E-420ii. Jarabe de sorbitol. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en productos light y en pastelería como edulcorante. Puede producir diarreas, flatulencias y dolores abdominales.

E-421. Manitol. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en productos light, chicles y chocolates como edulcorante. Puede producir diarreas, hipersensibilidad y nauseas.

E-950.  Acesulfame potassium K (Acelsufamo K). Es considerado sospechoso. Es aproximadamente 200 veces más dulce que el azúcar, la sacarosa (azúcar de mesa), más dulce que el aspartamo, la mitad de dulce como la sacarina, y una cuarta parte más dulce que la sucralosa. Edulcorante Sospechoso de origen Químico o Artificial.

E-951. Aspartame. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en alimentos light como edulcorante. Es tóxico para personas con bajas concentraciones de hierro en sangre, que padezcan la enfermedad de Kidney o que tengan fenilcetonuria (puede afectarles en el cerebro). Puede producir ceguera, trastornos en el cerebro, inflamación del páncreas y del músculo del corazón por tener metanol, afectar a los centros nerviosos que regulan el apetito y la saciedad, provocar diarreas, náuseas, problemas respiratorios, desórdenes del sueño, pérdidas de memoria, confusión, mutaciones en el feto, tumores cerebrales o de riñón y mama, cambios de humor y convulsiones.

E-952. Ácido ciclómico y ciclamatos. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en alimentos light como edulcorante. Puede producir cáncer de hígado, vejiga y lesiones en el riñón.

E-954. Sacarina. Es considerado como sospechoso de ser peligroso. Normalmente se usa en alimentos light como edulcorante. Puede producir cáncer de vejiga. En Estados Unidos, por ejemplo, los productos que contienen Sacarina (E-954) están obligados a incluir en sus etiquetas la siguiente leyenda: “Este producto contiene sacarina, de la que se ha determinado que produce cáncer en animales de laboratorio. El uso de este producto puede ser peligroso para la salud”. La sacarina, como muchos otros aditivos autorizados en España, está prohibida en algunos países europeos.

E-967. Xilitol. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en alimentos light como edulcorante. Puede producir diarreas.

E-968.Eritritol.

E-422. Glicerina. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en productos confitería, licores y pastelería como edulcorante. Puede producir jaquecas, nauseas y aumento de la concentración de azúcar en sangre.

E-430. Estearato de polioxilo-8. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en pastelería y panadería como emulsionante. Puede producir trastornos gastrointestinales, cálculos renales y alergias.

E-431. Estearato de polioxilo-40. Es considerado como muy peligroso. Se desconoce su uso en productos alimentarios. Es un emulsionante. Puede producir alergias.

E-432. Polixorbato-20. Es considerado como tolerable. Se desconoce su uso en productos alimentarios. Es un emulsionante. No se conocen los efectos secundarios.

E-433. Polixorbato-80. Es considerado como tolerable. Se desconoce su uso en productos alimentarios. Es un emulsionante. No se conocen los efectos secundarios.

E-434. Polixorbato-40. Es considerado como sospechoso. Se desconoce su uso en productos alimentarios. Es un emulsionante. Puede provocar un aumento de la absorción de la parafina.

E-435. Polixorbato-60. Es considerado como sospechoso. Se usa en pastelería como emulsionante. Puede provocar un aumento de la absorción de la parafina.

E-436. Polixorbato-65. Es considerado como sospechoso. Se desconoce su uso en productos alimentarios. Es un emulsionante. Aumenta la absorción de la parafina.

E-440a. Pectinas y pectatos. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en mermeladas, conservas, gelatinas y flanes como emulsionante. Puede producir flatulencias, distensión y obstrucción intestinal; en forma seca, obstrucción de esófago.

E-440b. Pectina amidada. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en mermeladas y conservas como espesante. Puede producir flatulencias, distensión y obstrucción intestinal; en forma seca, obstrucción de esófago.

E-442. Fosfátidos de amonio. Es considerado como tolerable. Suele encontrarse en el cacao y chocolate como estabilizante. Se desconocen los efectos secundarios.

E-450a(ii). Difosfato disódico, trisódico. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en la nata, pan, leche condensada y queso como emulsionante. Puede producir cálculos renales, descalcificación del esqueleto óseo y en niños puede originar problemas de metabolismo. Es cancerígeno.

E-450a(ii). Difosfato tetrapotásico. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en la nata, pan, leche condensada y queso como emulsionante. Puede producir cálculos renales, descalcificación del esqueleto óseo y en niños puede originar problemas de metabolismo. Es cancerígeno.

E-450b(i). Trifosfato pentasódico. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en la nata, pan, leche condensada y queso como regulador. Puede producir cálculos renales, descalcificación del esqueleto óseo y en niños puede originar problemas de metabolismo. Es cancerígeno.

E-450b(ii). Trifosfato pentapotásico. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en derivados cárnicos, productos lácteos y derivados de pescados como emulsionante. Puede producir cálculos renales, descalcificación del esqueleto óseo y en niños puede originar problemas de metabolismo. Es cancerígeno.

E-450c(i). Polifosfatos de sodio. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en la nata, pan, leche condensada y queso como emulsionante. Puede producir cálculos renales, descalcificación del esqueleto óseo y en niños puede originar problemas de metabolismo. Es cancerígeno.

E-450c(ii). Polifosfatos de potasio. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en derivados cárnicos, productos lácteos y derivados de pescados como emulsionante. Puede producir cálculos renales, descalcificación del esqueleto óseo y en niños puede originar problemas de metabolismo. Es cancerígeno.

E-460a. Celulosa cristalina y en polvo. Es considerado como sospechoso. Normalmente se usa en el queso rallado, aperitivos y productos dietéticos como estabilizante. Está contraindicado su uso en alimentos infantiles.

E-461. Metil celulosa. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en salsas, puré de patatas, pasteles y pan como espesante. Puede producir flatulencias y obstrucción intestinal.

E-462. Etil celulosa. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en pasteles y comprimidos de vitaminas como estabilizante. Puede producir flatulencias y obstrucción intestinal.

E-463. Hidroxipropil celulosa. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en aliños y productos lácteos como emulsionante. Puede producir flatulencias y obstrucción intestinal.

E-464. Hidroxipropil metilcelulosa. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en aliños, panadería y helados como emulsionante. Puede producir flatulencias y obstrucción intestinal.

E-465. Metiletil celulosa. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en pasteles, salsas, natas, conservas y pan como emulsionante. Puede producir flatulencias y obstrucción intestinal.

E-466a. Carboximetilcelulosa. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en palitos de pescado, batidos y salsas de tomates como estabilizante. Puede producir flatulencias y obstrucción intestinal.

E-470. Sales sódicas, potásicas y cálcicas. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en mezclas para pasteles y aperitivos como estabilizante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-471. Mono y diglicéridos de ácidos grasos. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en chocolates, condimentos y natillas como emulsionante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-472a. Ésteres acéticos de los mono y diglicéridos de ácidos grasos. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en pasteles y mezclas para cremas como emulsionante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-472b. Ésteres lácticos de los monos y diglicéridos de ácidos grasos. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en mezclas para cremas y pasteles como emulsionante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-472c. Ésteres lácticos de los monos y diglicéridos de ácidos grasos. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en repostería como emulsionante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-472d. Ésteres tartáricos de los monos y diglicéridos de ácidos grasos. Es considerado como tolerable. Se desconoce su uso en productos alimentarios. Es un emulsionante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-472e. Ésteres monoacetil y diacetil tartárico de los monos y diglicéridos de ácidos grasos. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en pizzas, chocolates y bollos como emulsionante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-473. Sucroésteres de ácidos grasos. Es considerado como tolerable. Se desconoce su uso en productos alimentarios. Es un emulsionante. No se conocen sus efectos secundarios.

E-474. Sucroglicéridos de ácidos grasos. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en chocolates, margarinas y repostería como emulsionante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-475. Ésteres poliglicéridos de ácidos grasos. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en pastelería, salsas, bollos y galletas como emulsionante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-476. Poliricinoleato de poliglicerol. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en galletas, pastelería y bollos como emulsionante. Se desconocen los efectos secundarios.

E-477. Monoésteres de propilenglicol. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en postres instantáneos como emulsionante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-478. Ésteres de glicerol y 1,2 propanodiol de ácidos grasos. Es considerado como tolerable. Se desconoce su uso en productos alimentarios. Es un emulsionante. No se conocen los efectos secundarios.

E-481. Estearoil 2-lactil-lactato sódico. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en pastelería, pan, galletas como estabilizante. Puede producir cáculos renales.

E-482. Estearoil-2-lactil-lactato cálcico. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en salsas como emulsionante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-483. Tartrato de estearoilo. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en el pan como estabilizante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-491. Monoestearato de sorbitán. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en las mezclas para realizar pasteles como emulsionante. Se desconocen los efectos secundarios

E-492. Triestearano de sorbitán. Es considerado como sospechoso. Se desconoce su uso en productos alimentarios. Es un emulsionante. Eleva la absorción de la parafina líquida.

E-493. Monolaurato de sorbitán. Es considerado como tolerable. Se desconoce su uso en productos alimentarios. Es un emulsionante. No se conocen los efectos secundarios.

E-494. Mono-oleato de sorbitán. Es considerado como tolerable. Se desconoce su uso en productos alimentarios. Es un estabilizante. No se conocen los efectos secundarios.

E-495. Monopalmitato de sorbitán. Es considerado como tolerable. Se desconoce su uso en productos alimentarios. Es un emulsionante. No se conocen los efectos secundarios.

Otros
Acidulantes, correctores de la acidez, antiaglomerantes,
antiespumantes, agentes de carga, soportes y disolventes soportes,
sales fundentes, endurecedores, potenciadores del sabor, agentes de
tratamiento de la harina, espumantes, agentes de recubrimiento,
humectantes, almidones modificados, gases de envasado, gases
propulsores, gasificantes, y secuestrantes.

E-170. Carbonato cálcico. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en pan, pastelería, helados y vitaminas como antiadherente. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-400. Ácido algínico. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en natillas, helados y bebidas no alcohólicas como emulsionante. Puede producir una disminución de los elementos esenciales del organismo.

E-401. Alginato sódico. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en quesos en loncha, helados y pasteles como espesante. Puede producir una disminución de los elementos esenciales del organismo.

E-402. Alginato potásico. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en quesos en lonchas, helados y pasteles como emulsionante. Puede producir una disminución de los elementos esenciales del organismo.

E-403. Alginato amónico. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en frutas enlatadas, pastelería, quesos y helados como emulsionante. Puede producir una disminución de los elementos esenciales del organismo.

E-404. Alginato cálcico. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en natas, jaleas y helados como espesante. Puede producir una disminución de los elementos esenciales del organismo.

E-405. Alginato propilenglicol. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en cervezas y refrescos como saborizante. Puede producir una disminución de los elementos esenciales del organismo.

E-406. Agar agar. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en yogur, quesos, helados y dulces como espesante. Puede aumentar la acción de sustancias cancerígenas y producir flatulencias y obstrucción intestinal.

E-407. Carragenanos. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en galletas, batidos, quesos, pasteles, chocolates, zumos, alimentos infantiles y bebidas alcohólicas como espesante. Puede ser cancerígeno (aumentar el riesgo de tumores de colon y recto). Puede producir alteraciones inmunológicas, problemas de hígado, úlceras de estómago.

E-408. Furcelarab. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en mermeladas y cremas de vainilla como gelificante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-410. Goma garrofín. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en ensaladas en envase, gelatinas y helados como estabilizante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-411. Harina de tamarindo. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en el curry, sales picantes y pan con especias como estabilizante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-412. Goma de guar. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en ensaladas en envase, sopas y batidos como espesante. Puede producir flatulencias, nauseas y obstrucción intestinal.

E-413. Goma tragacanto. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en quesos, sorbetes y pastelería como emulsionante. Puede producir dermatitis y alergias.

E-414. Goma arábica. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en pan, mermeladas, vinos, cervezas, pastelería, bollos y helados como espesante. Puede producir hipersensibilidad y alergias.

E-415. Goma xantana. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en escabeches, bebidas y aliños como estabilizante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-416. Goma karaya. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en quesos y salsas de frutas como estabilizante. Puede producir reacciones de hipersensibilidad.

E-500a. Carbonato sódico. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en alimentos infantiles, natillas, chocolate, sopas de sobre y mantequilla. Es una base. Puede producir irritación intestinal, problemas gástricos y circulatorios.

E-500b. Bicarbonato sódico. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en levaduras, natillas y guisantes como gasificante. Se desconocen los efectos secundarios.

E-500c. Sesquicarbonato sódico. Es considerado como tolerable. Se desconoce su uso en productos alimentarios. Es una base. No se conocen los efectos secundarios.

E-501a. Carbonato potásico. Es considerado como tolerable. Se desconoce su uso en productos alimentarios. Es una base. No se conocen los efectos secundarios.

E-501b. Bicarbonato potásico. Es considerado como tolerable. Se desconoce su uso en productos alimentarios. Es una base. Se desconocen los efectos secundarios

E-503a. Carbonato de amonio. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en levaduras como neutralizante. Se desconocen los efectos secundarios.

E-503b. Bicarbonato amónico. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en galletas como gasificante. Puede producir irritación de la mucosa gástrica.

E-50a. Carbonato magnésico. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en helados, sal y mantequilla como antiapelmazante. Se desconocen los efectos secundarios.

E-507. Ácido clorhídrico. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en pescados. Es un ácido. Se desconocen los efectos secundarios.

E-508. Cloruro potásico. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en productos dietéticos como gelificante. Puede producir ulceración gástrica e intestinal; hemorragias y perforación intestinal; nauseas.

E-509. Cloruro cálcico. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en verduras en conserva y frutas como secuestrante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-510. Cloruro amónico. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en levaduras y salsas. Actúa como una levadura. Puede producir trastornos del riñón e hígado.

E-513. Ácido sulfúrico. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en caramelos como ácido. Es venenoso para el organismo.

E-514. Sulfato sódico. Es considerado como sospechoso. Se desconoce su uso en productos alimentarios. Es un disolvente. No se recomienda en bebés y en personas con alteraciones del corazón y del hígado.

E-515. Sulfato potásico. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en productos dietéticos para sustituir la sal. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-516. Sulfato cálcico. Es considerado como sospechoso. Normalmente se usa en verduras en conserva, frutas y cerveza como reafirmante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-518. Sulfato magnésico. Es considerado como sospechoso. Normalmente se usa en conservas, mermeladas y condimentos como reafirmante. Es nocivo para personas con patologías renales.

E-524. Hidróxido sódico. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en conservas, cacao y verduras como disolvente. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-525. Hidróxido potásico. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en el chocolate, refrescos, en panadería y en productos lácteos. Es una base. Puede producir vómitos, dolores de garganta y pérdida de conciencia.

E-526. Hidróxido cálcico. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en aperitivos, chocolate, queso y zumos como disolvente. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-527. Hidróxido amónico. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en el chocolate y cacao como disolvente. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-528. Hidróxido magnésico. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en alimentos que contienen cacao. Es una base. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-529. Óxido cálcico. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en el chocolate y cereales para desayunar. Es una base. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-530. Óxido de magnesio. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en repostería y bebidas en polvo como antiapelmazante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-535. Ferrocianuro sódico. Es considerado como tolerable. Se desconoce su uso en productos alimentarios. Es un antiapelmazante. No se conocen sus efectos secundarios.

E-536. Ferrocianuro potásico. Es considerado como tolerable. Puede encontrarse en ciertos tipos de vino. Es un antiapelmazante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-540. Difosfato cálcico. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en aperitivos y quesos para aumentar la masa del producto. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-541. Fosfato ácido de sodio y aluminio. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en la mezcla para hacer pasteles. Es un ácido. Efectos nocivos en bebés y pacientes con algún tipo de patología en el riñón o el corazón.

E-542. Fosfato comestible de huesos. Es considerado como tolerable. Se desconoce su uso en productos alimentarios. Es un antiapelmazante. No se conocen sus efectos secundarios.

E-544. Polifosfato de calcio. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en quesos como sal emulsionante. Puede producir problemas digestivos.

E-545. Polifosfato de amonio. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en quesos como sal emulsionante. Puede producir problemas digestivos.

E-551. Dióxido de silicio. Es considerado como sospechoso. Normalmente se usa en aperitivos crujientes como antiapelmazante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-552. Silicato cálcico. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en caramelos, arroz, chicles, azúcar y sal como antiapelmazante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-553a1. Silicato magnésico. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en caramelos, arroz, chicles, azúcar y sal como antiapelmazante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-553a2. Trisilicato magnésico. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en caramelos, arroz, chicles, azúcar y sal como antiapelmazante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-553b. Talco. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en carnes curadas, arroz y panadería como antiadherente. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-554. Silicato de sodio y aluminio. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en fideos como antiapelmazante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-556. Silicato de calcio y aluminio. Es considerado como tolerable. Se desconoce su uso en productos alimentarios. Es un antiapelmazante. No se conocen sus efectos secundarios.

E-558. Bentonita. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en vinos como antiapelmazante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-559. Caolín ligero y pesado. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en vinos, refrescos y condimentos como antiapelmazante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-570. Ácido esteárico. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en productos alimentarios en polvo y en refrescos como antiapelmazante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-572. Estearato de magnesio. Es considerado como sospechoso. Normalmente se usa en caramelos como antiapelmazante. Si este componente es inhalado puede ser perjudicial para el individuo.

E-575. Glucosa delta-tactona. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en la mezcla para realizar pasteles. Es un ácido secuestrante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-576. Gluconato de sodio. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en verduras, conservas y frutas como secuestrante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-577. Gluconato de potasio. Es considerado como tolerable. Se desconoce su uso en productos alimentarios. Es un secuestrante. No se conocen sus efectos secundarios.

E-578. Gluconato de calcio. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en verduras en lata, conservas y frutas como regulador. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-620. Ácido glutámico. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en alimentos dietéticos como potenciador del sabor. Puede producir contracciones musculares en la cara y pecho, palpitaciones, ataques de asma y jaquecas.

E-621. Glutamato monosódico. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en comidas precocinadas, sopas, aperitivos, salsas, embutidos, cereales y carnes como potenciador del sabor. Puede producir contracciones musculares en la cara y pecho, palpitaciones, ataques de asma y jaquecas, esterilidad, obesidad, síndrome del restaurante chino: rigidez muscular en cuello y mandíbula, degeneración de las células del cerebro, problemas gástricos, flaqueza en las extremidades, visión borrosa, mareos, basta con la ingesta de 3 gramos de esta sustancia para generar dicho síndrome.

E-622. Glutamato monopotásico. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en condimentos sin sodio como potenciador del sabor. Puede producir contracciones musculares en la cara y pecho, palpitaciones, hiperactividad infantil, ataques de asma y jaquecas, dañino para bebés y personas con problemas en el riñón.

E-623. Diglutamato cálcico. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en alimentos dietéticos como potenciador del sabor. Puede producir contracciones musculares en la cara y pecho, palpitaciones, hiperactividad infantil, ataques de asma y jaquecas, dañino para bebés y personas con problemas en el riñón.

E-625. Diglutamato magnésico. Es considerado como peligroso. Se desconoce su uso en productos alimentarios. Es un saborizante. Puede producir contracciones musculares en la cara y pecho, palpitaciones, hiperactividad infantil, ataques de asma y jaquecas, dañino para bebés y personas con problemas en el riñón.

E-627. Guanilato sódico. Es considerado como sospechoso. Normalmente se usa en aperitivos y en el arroz como potenciador del sabor. No se recomienda su ingesta en bebés y en personas con reuma o gota. Puede producir hiperactividad.

E-628. Guanilato potásico. Es considerado como sospechoso. Normalmente se usa en aperitivos y en el arroz como saborificante. No se recomienda su ingesta en bebés y en personas con reuma o gota. Puede producir hiperactividad.

E-631. Inosinato disódico. Es considerado como sospechoso. Normalmente se usa en aperitivos y en el arroz como potenciador del sabor. No se recomienda su ingesta en bebés y en personas con reuma o gota. Puede producir hiperactividad.

E-632. Iosinato potásico. Es considerado como sospechoso. Se desconoce su uso en productos alimentarios. Es un potenciador del sabor. No se recomienda su ingesta en bebés, en personas con reuma o gota. Puede producir hiperactividad.

E-635. 5´-ribonucleótido sódico. Es considerado como sospechoso. Normalmente se usa en croquetas de patata congeladas. Es un potenciador del sabor. No se recomienda su ingesta en bebés y personas con gota.

E-636. Maltol. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en galletas, pasteles, refrescos y pan como saborificante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-637. Etilmaltol. Es considerado como tolerable. Se desconoce su uso en productos alimentarios. Es un saborificante. No se conocen sus efectos secundarios.

E-900. Dimetilpolixilosano. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en zumos de piña y mermeladas como antiespumante. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-901. Ceras de abeja blanca y amarilla. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en pastelería y panadería como abrillantador. Puede producir reacción de intolerancia y dermatitis alérgica.

E-903. Cera carnauba. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en frutas frescas y congeladas, en pastelería y panadería como abrillantador. No se conocen sus efectos secundarios.

E-904. Goma laca. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en refrescos, caramelos y pastelería como abrillantador. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-905. Hidrocarburos minerales. Es considerado como peligroso. Normalmente se usa en chicles, huevos y frutas secos como abrillantador. Puede producir irritación del ano.

E-907. Cera refinada microcrista. Es considerado como tolerable. Se desconoce su uso en productos alimentarios. Es un antiadherente. No se conocen sus efectos secundarios.

E-912. Ésteres del ácido montánico.

E-914. Cera de polietieno oxidada.

E-920. Hidrocarburo de cisteína. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en panadería y harina como un ayudante de la harina. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-924. Bromato potásico. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en panadería como madurador y blanqueador. Puede producir nauseas, vómitos, convulsiones, tumores, diarreas y destrucción de la vitamina E.

E-925. Cloro. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en la harina para blanquearla. Puede ser cancerígeno e irritante.

E-926. Dióxido de cloro. Es considerado como muy peligroso. Normalmente se usa en la harina para blanquearla. Puede ser cancerígeno e irritante.

E-927. Azodicarbonamida. Es considerado como tolerable. Normalmente se usa en panadería como mejorador. Se desconocen sus efectos secundarios.

E-938. Argón.

E-939. Helio.

E-941. Nitrógeno.

E-942. Óxido nitroso.

E-943a. Butano.

E-943b. Isobutano.

E-944. Propano.

E-948. Oxígeno.

E-949. Hidrógeno.

E-999. Extracto de quilaya.

E-1200. Polidextrosa.

E-1201. Polivinilpirrolidona.

E1202. Polivinilpolipirrolidona.

E1203. Alcohol polivinílico.

E-1204. Pullulan.

E-1404. Almidón oxidado.

E-1410. Fosfato de monoalmidón.

E-1412. Fosfato de dialmidón.

E-1413. Fosfato de dialmidón fosfatado.

E-1414. Fosfato de dialmidón acetilado.

E-1420. Almidón acetilado.

E-1422. Adipato de dialmidón acetilado.

E-1440. Hidroxipropil almidón.

E-1442 Fosfato de hidroxipropil dialmidón.

E-1450. Octenil succinato sódico de almidón.

E-1451. Almidón oxidado acetilado.

E-1452. Octenil succinato alumínico de almidón.

E-1505. Citrato de trietilo.

E-1517. Diacetato de glicerilo (diacetina).

E-1518. Triacetato de glicerilo (triacetina).

E-1519. Alcohol bencílico.

E-1520. Propano-1,2-diol, propilenglicol.

E-1521. Polietilenglicoles, PEG

*La información de esta lista ha sido realizada basándose en datos recogidos de distintas entidades como la UE. Unión Europea, OMS. Organización Mundial de la Salud, FAO. Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, JECFA. Servicio Técnico del Instituto Nacional del Consumo, Comité Conjunto de Expertos en Aditivos Alimentarios, Comité Conjunto de FAO/OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios…etc.

Beneficios del aceite Krill y comparación con aceites de pescados

¿Qué es el Krill?
Krill666El Krill es un pequeño crustáceo marino parecido al camarón pero de tan sólo 2,5 cm y 2 g. de peso. Se alimenta de fitoplancton, de ahí su riqueza en ácidos grasos, fosfolípidos y antioxidantes.
Es la base de la alimentación de muchas especies marinas (focas, ballenas, pingüinos, etc.). Hay unas 90 especies conocidas, pero la más extendida es la Euphausia Superba o Krill Antártico.
El aceite de Krill Antártico: el aceite extraído del Krill es uno de los más poderosos alimentos debido al número de nutrientes que posee, siendo el único aceite marino que combina ácidos grasos insaturados, sobre todo del tipo omega-3, fosfolípidos y antioxidantes como las vitaminas A y E, flavonoides y la Astaxantina.
Es más estable y más resistente a la ranciedad que los aceites de pescado convencionales. Esto significa que va a durar más tiempo y no se oxida en su cuerpo debido a la rancidez.

Esta combinación de nutrientes le hace tener unas capacidades únicas frente a dolores articulares, procesos inflamatorios, hiperlipidemias (elevados índices de colesterol y triglicéridos), síndrome premestrual, déficit de atención, además de tener una elevadísima capacidad antioxidante.

Además una falta de fosfolípidos en las paredes intestinales nos perjudica los intestinos e inhibe la serotonina que está ahí concentrada en un 80%.

¿Por qué es mejor tomar aceite de Krill que otros aceites de pescado?

  1.  Normalmente los ácidos grasos presentes en los aceites de pescado están esterificados, es decir, en forma de triglicéridos; mientras que en el aceite de Krill se encuentran en forma libre, es decir, como ácidos grasos libres más rápida y fácilmente disponibles.
  2. La combinación única de los ácidos grasos omega-3 en forma libre y los fosfolípidos hace que sea la fuente más asimilable de omega-3, debido a que los fosfolípidos actúan como emulsionantes, lo que facilita la absorción a nivel intestinal.
  3. Además el aceite de Krill es más estable y resistente a la oxidación que los aceites de pescado, por lo que su vida útil es mayor. Esto junto con su rápida absorción hace que sea muy difícil de oxidar en el organismo.
  4. El aceite de krill podría ser 48 veces más potente que el aceite de pescado. Esto significa que la cantidad de aceite de krill que necesita es menor que la del aceite de pescado, como lo confirma el estudio publicado en el 2011 por Journal Lipids.

¿Cuáles son sus propiedades?
krill-oil1Los antioxidantes son que tiene su cuerpo de neutralizar los radicales libres, que son subproductos metabólicos nocivos que dañan las células y los tejidos en todo tu cuerpo.
La evidencia científica ha demostrado repetidamente que los antioxidantes son muy importantes para la salud del corazón, para ayudar al sistema inmune y la memoria.* Los antioxidantes también parecen jugar un papel muy importante al ayudar a disminuir los signos del envejecimiento.

Aunque muchos alimentos contienen antioxidantes, la mala calidad de la alimentación de hoy en día es casi siempre insuficiente en la amplia gama de beneficios contra los radicales libres.* Por eso yo recomiendo firmemente incrementar la ingestión de antioxidantes como una manera valiosa de optimizar su salud.

La astaxantina es un carotenoide, un tipo de antioxidante que es aún más potente que el beta-caroteno, alfa-tocoferol, luteína y licopeno.

El Aceite de Krill Puro también contiene un flavonoide recientemente descubierto con una novedosa estructura molecular. Usted probablemente haya escuchado que los flavonoides son potentes antioxidantes. Sorprendentemente, hasta ahora, no habían sido encontrados en nada excepto plantas – vegetales, frutas y algas.

  • Salud de las Articulaciones: Inflamación crónica y Artritis: los estudios marcan increíbles mejoras con dosis bajas y en tan sólo 1 semana, tanto en los índices de inflamación como en la reducción del índice WOMAC (indicador del dolor, la rigidez y la capacidad funcional o flexibilidad).
  • Capacidad antioxidante: se ha visto que tiene una capacidad antioxidante (índice ORAC) mucho mayor que la de otras sustancias antioxidantes como la CoQ10, el Licopeno, el Beta-Caroteno, la Astaxantina y por supuesto los aceites de pescado convencionales. Esta propiedad es muy importante en los deportistas, ya que el deporte en sí es una actividad oxidante y el tener una alimentación rica en antioxidantes es fundamental para mantener un óptimo estado de salud.
  • Salud cardiovascular: Hiperlipidemia: los estudios reflejan que después de 3 meses los niveles de colesterol LDL “malo” se reduce significativamente mientras que los de colesterol HDL “bueno” aumentan considerablemente. Estos estudios se han llevado a cabo frente a la toma de otros aceites de pescado convencionales. Dando mejores resultados tomando la mitad de dosis de aceite de Krill que de aceite de pescado (menos dosis, mayor efecto)
  • Salud de la mujer: Síndrome pre-menstrual: también se han visto mejoras significativas frente a la retención de líquidos, dolor abdominal, depresión e irritabilidad.
  • Salud mental: Déficit de atención en adultos: se han observado mejoras significativas a nivel cognitivo; concentración, memoria, aprendizaje, etc.
  • No contiene metales pesados, dioxinas, pesticidas o PCBs.
  • Salud optima de la piel.
  • Regula el azúcar en la sangre.
  • Refuerza el sistema inmune.
  • Protección a las membranas celulares.
  • No contiene grasas trans (hidrogenadas)
  • Mejora de la función hepática.

¿Cómo tomar aceite Krill?
Normalmente escoja un suplemento que le garantice que es de calidad, vienen en cápsulas de gelatina de 500mg. Lo recomiendo tomar de 2-3 veces al día en las principales comidas.

¿Tiene efectos secundarios?
De acuerdo con la University of Pittsburgh Medical Center, el aceite de krill puede disminuir la coagulación de la sangre. Esta reducción de la coagulación de la sangre es potencialmente peligrosa en las personas con riesgo de complicaciones hemorrágicas problemas de coagulación de la sangre, medicación con altas dosis de aspirinas o anticoagulantes. Las personas con diabetesno deben tomar más de 2 gramos de suplementos marinos al día sin el consejo de su médico. No tomar Aceite de Krill dos semanas antes y dos semanas después de una operación quirúrgica. Evitar en casos de alergia al marisco.