Entradas

La Taurina, beneficios que no sabías.

¿Qué es la taurina?

Es un aminoácido no esencial que nuestro organismo es capaz de sintetizar por sí solo, de forma que está presente en nuestro cuerpo al producirse a través de dos aminoácidos: cisteína y metionina.

Se utiliza como un bloque de construcción para cadenas de proteínas y participa en la función cardiovascular, actúa como un antioxidante, y es necesario para mantener el músculo esquelético. Cantidades concentradas de este compuesto orgánico se encuentran en el cerebro, corazón, las plaquetas sanguíneas y retinas de los ojos.

Beneficios importantes:

La taurina se utiliza a veces para aliviar la ansiedad y mejorar el rendimiento mental. También se utiliza para la insuficiencia cardíaca congestiva, colesterol alto, la presión arterial alta y otras condiciones, según la Universidad de Michigan Health System.

Otros usos para los suplementos de taurina son déficit de atención-hiperactividad (TDAH), autismo, y la diabetes.

¿Cómo funciona la taurina en el cuerpo? La taurina es un agonista del GABA, según un 2008 estudio publicado en la revista Journal of Neuroscience. Esto significa que causa más actividad en los receptores GABA.

GABA produce efectos calmantes en el cerebro mediante el bloqueo de ciertas señales, así que tener mayor actividad en los receptores de GABA se cree para reducir niveles de ansiedad y estrés y mayores niveles de relajación.

Los efectos de la taurina sobre los receptores GABA no han sido examinados para los efectos de la ansiedad en los seres humanos, pero ha habido estudios que demuestran beneficios en ratones.

En un estudio, una dosis de 200mg/kg de peso corporal dio lugar a una reducción de la ansiedad en ratones. Sin embargo, una dosis menor de 100mg/kg no fue efectiva.

La taurina también ha sido investigada por sus efectos de privación del sueño y el rendimiento mental, incluyendo atención mejorada, Aunque se necesitan más investigaciones para la eficacia de la tasa

Las investigaciones preliminares indican que la taurina puede tener actividades de diuréticas y natriuréticas. Esto significa que podría aumentar la producción de orina en los riñones (diuresis), y aumentar la cantidad de sodio excretado en la orina.

NMCD afirma que la taurina también puede ayudar a reducir el colesterol y aumentar la producción de ácidos biliares. También hay cierta evidencia que sugiere que la taurina puede compactar los radicales libres y mejorar el Estado antioxidante.

La taurina protege el hígado de la toxicidad de paracetamol casi así como un agente de hepatoprotectant probado llamado n-acetil glutatión. Este suplemento se piensa para proteger el hígado contra el daño causado por otras toxinas, así.

Se necesita más investigación para evaluar el uso a largo plazo de taurina para hepatitis u otro tipo de enfermedad/disfunción del hígado.

La taurina también se piensa para ser útil para mejorar el dolor de las articulaciones causado por la diabetes, reducir el riesgo de daño del nervio (neuropatía) y la protección de las retinas de los ojos.

Este aminoácido presentan efectos anti-glicación, que significa que ayuda a detener las proteínas en el cuerpo se dañe por niveles elevados de azúcar en sangre.

Glicación (o glicosilación no enzimática) se produce cuando una molécula de azúcar se une a una proteína o un lípido (grasa) molécula de, provocando la molécula a ser disfuncional.

Las proteínas glucosilada se conocen como productos finales de glicación avanzada (Edades). Como acumulan en el cuerpo, se acumulan señales de envejecimiento, y órganos no funcionen según lo previsto.

Hipertensión:

La taurina puede ayudar a disminuir la presión arterial en las personas con hipertensión borderline.

Cómo tomar taurina

La taurina está disponible en forma de suplemento como tabletas, cápsulas y polvo que puede mezclarse con líquidos. La dosis exacta que deben tomarse depende de varios factores, incluyendo otros medicamentos, edad y las condiciones de salud.

La Clínica Mayo afirma que hasta 3,000 MG  (3 Gr) al día se considera seguro, pero también advierte que no se conocen los efectos a largo plazo de estos suplementos. No se sabe mucho acerca de los efectos de la suplementación de taurina de altas dosis de, por lo que se recomienda usar este producto con moderación.

La taurina se encuentra también en algunas bebidas energéticas, como Red Bull. Aunque este compuesto puede ayudar a facilitar ansiedad, se agrega a estas bebidas para mejorar el rendimiento mental.

Es importante tener en cuenta que estas bebidas contienen típicamente altas cantidades de cafeína, así, que puede aumentar el nerviosismo o causar interrupciones de sueño.

 

Mejora el rendimiento deportivo con el fenogreco.

El Fenogreco es la semilla de una planta leguminosa, originaria de la región mediterránea occidental.

Su sabor recuerda al caramelo o al jarabe de arce. El fenogreco puede consumirse, entero, machacado o germinado.

hqdefault

Ayuda a regular el azúcar en sangre, debido a su contenido en 4-hidroxi-isollucina, presente en el extracto de fenogreco.

Un aumento natural de las hormonas sexuales como la testosterona o los estrógenos, que mejoran la libido tanto en hombres como mujeres y permiten un buen mantenimiento de la masa muscular, la mejora de ciertos tipos de rendimiento físico e incluso la disminución del síndrome premenstrual.

Contiene alta dosis de colina y flavonoides, siendo antioxidante los flavonoides que contiene.

La colina; beneficiosa para el hígado, disminuyendo la capacidad de éste de acumular grasas. También es beneficioso para el corazón, ya que nos puede permitir reducir la presión arterial  y disminuir así nuestra frecuencia cardiaca.

Ayuda a controlar el colesterol en sangre y es un anti-inflamatorio.

Protege el sistema digestivo y combate los distintos problemas que puedan ser originados en el aparato digestivo.

El fenogreco ejerce una acción beneficiosa para fortalecer el pelo y, por lo tanto, retardar la caída del mismo.

¿Cómo se debe tomar?

Normalmente viene descrito en cada producto, la dosis puede estar entre 1 a 3 gramos al día, se puede tomar antes y después de entrenar.

fenogreco

Interés nutricional deportivo sobre los hidratos de carbono.

Los hidratos de carbono, fundamentalmente el glucógeno y la glucosa, constituyen el sustrato energético más importante para la fibra muscular activa durante el ejercicio físico, de tal forma que una de las principales causas de fatiga muscular se asocia a la falta de disponibilidad de carbohidratos para la obtención de energía.

Si no existe una disponibilidad adecuada de glucosa durante el ejercicio, la intensidad de éste disminuirá, ya que la energía proveniente de la oxidación de los lípidos y/o de las proteínas no genera tanta energía por unidad de tiempo como los hidratos de carbono.
hidratos1Así pues, asegurar un aporte de carbohidratos a las fibras musculares activas durante todo el tiempo que sea necesario, resulta esencial no sólo para retrasar la aparición de la fatiga, sino también para elevar el rendimiento deportivo.

La ingesta de hidratos de carbono es fundamental en cualquier tipo de situación deportiva (a no ser que se pretenda “secar” el cuerpo y su ingesta sea menor), pero especialmente en aquéllas que su duración es superior a una hora.

Hace ya más de treinta años quedó demostrado mediante biopsias musculares que la realización de ejercicios submáximos (se entiende como ejercicio submáximo el realizado alrededor del 80-85% de la intensidad máxima) de larga duración exigía una continua disponibilidad de glucosa.

Cuando los depósitos de glucógeno muscular eran bajos, aparecía la fatiga, de tal forma que aquellos deportistas que comenzaban el ejercicio con mayores concentraciones de glucógeno tendían a resistir el esfuerzo durante más tiempo que los que lo hacían con bajas concentraciones. Esto tuvo como resultado el diseño de estrategias dirigidas a realizar cambios en la alimentación y el entrenamiento, todos ellos destinados a incrementar los depósitos orgánicos de glucógeno, para así, aumentar el rendimiento deportivo.

Estos cambios perseguían realizar una carga de carbohidratos durante los dos o tres días previos al esfuerzo, entendiendo éste como ejercicio de resistencia submáximo, pensando que así se podría aumentar el rendimiento, sobre todo en aquellos esfuerzos donde la demanda de glucógeno muscular es muy grande.
El primer nombre que se le dio a este tipo de dieta fue el de «dieta disociada escandinava ». Comenzaba 6-7 días antes de la competición: durante tres días se entrenaba a gran intensidad y se reducía casi a cero la ingesta de carbohidratos (se comían proteínas y grasas), y durante los otros tres se reducía el entrenamiento exclusivamente a ejercicios de elasticidad a la vez que la proporción de carbohidratos que se consumía era como mínimo del 80% de las calorías totales.
Actualmente, se conoce como carga de carbohidratos y es una variación de la anterior, donde no se dejan de consumir carbohidratos durante los primeros tres días, aunque sí se reduce su proporción, ya que se ha comprobado que los resultados de la carga son los mismos, de este modo se reducen los desagradables efectos del entrenamiento con prácticamente “cero” carbohidratos.
Lo que sí está demostrado también, es que para una misma intensidad de esfuerzo los deportistas muy entrenados en resistencia utilizan menos glucógeno que los peor entrenados.

Esto es así porque los primeros han desarrollado una mayor capacidad aeróbica que los segundos y ello les permite seguir utilizando los ácidos grasos como sustratos energéticos para una misma intensidad de esfuerzo, lo cual conduce a un mayor ahorro de glucógeno. Ahora bien, tanto los unos como los otros necesitan seguir consumiendo una dieta muy rica en carbohidratos, ya que constituyen el principal sustrato energético muscular en esfuerzos intensos y/o prolongados.

Por ello, las dietas deben contener como mínimo un 55-60%  (puede ser menor en caso de definicion múscular ) de la ingesta calórica total en forma de carbohidratos. Así pues, una dieta de 2.500 kcal diarias debe contener un mínimo de 310 g de carbohidratos, que representan aproximadamente 4,5 g por kilo de peso del deportista y día.

Ahora bien, para ejercicios de moderada o alta intensidad y de duración no superior a una
hora se requieren ingestas de carbohidratos del orden de 6-7 gramos por kilo de peso y día.
Para conseguir estas ingestas son de gran ayuda los llamados suplementos dietéticos específicamente formulados para deportistas, ya que a la vez de carbohidratos, contienen otro tipo de nutrientes como minerales y vitaminas que facilitan la utilización metabólica de los carbohidratos.

IMPORTANCIA DE LOS CARBOHIDRATOS EN EL DEPORTE

  • La falta de carbohidratos disminuye el rendimiento y acelera la aparición de la fatiga.
  • La administración de carbohidratos mantiene el rendimiento y retrasa la fatiga.
    Una dieta rica en carbohidratos mejora el rendimiento durante los esfuerzos de varios
    días de duración.
  • Las dietas bajas en carbohidratos retrasan la recuperación postejercicio y disminuyen el rendimiento.