cromo2

La importancia del cromo en el deportista.

Su deficiencia puede ser un problema en deportistas de resistencia y fuerza, pues mantiene las concentraciones de glucemia, interviene en la formación de glucógeno y facilita el transporte de aminoácidos hacia el interior de los músculos, al ser un componente esencial del factor de tolerancia a la glucosa asociado a la insulina, potenciando su actividad; los deportistas que consumen gran cantidad de hidratos de carbono pueden necesitar mayor aportación de cromo.

600404_2

El ejercicio incrementa la necesidad de cromo, al aumentar la diuresis proporcionalmente a su intensidad y duración. La ingesta de cromo se reduce en deportistas que pierden peso antes de competir. Los suplementos de cromo, en forma de picolinatos, se han utilizado para modificar la composición corporal, incrementando la masa magra y disminuyendo la masa grasa. No está demostrada la bondad de este efecto. Su exceso puede provocar lesiones cromosómicas y efectos adversos sobre el sistema nervioso.

1

dsc_1197

Magnesio funciones.

El magnesio se encuentra fundamentalmente combinado con el calcio y con el fósforo en las sales complejas de los huesos (70%). El resto está distribuido en plasma (1,4-2,5 mg/ml), fundamentalmente en glóbulos rojos y en el tejido muscular actuando en la contracción muscular, junto al calcio, y en la excitabilidad nerviosa. El resto va ligado a proteínas séricas. Se relaciona con el crecimiento y refuerzo del sistema inmune.

Sólo un porcentaje (45%) del magnesio ingerido en la dieta es absorbido, el restante es excretado.

La absorción se produce en el intestino delgado. No se acumula en el organismo. Un sistema digestivo poco saludable, que altera la capacidad de su cuerpo para absorber el magnesio (enfermedad de Crohn,  intestino permeable, etc.)

Las recomendaciones mínimas diarias son de unos 350 mg/día para el hombre adulto, 300 mg/día en el caso de las mujeres, y 150 mg/día para la edad infantil. Durante el embarazo o la lactancia la necesidad diaria se incrementa hasta alcanzar un valor de 400 mg/día.

dsc_1197

Algunos beneficios:

El magnesio y el estreñimiento

Una persona  se dice que sufre de estreñimiento cuando no defeca más de tres veces durante  la semana, o tiene dificultad en pasar las heces, debido a su consistencia dura. El estreñimiento puede ser causado debido a varias razones, como tener una dieta carente de fibra, no beber suficiente cantidad de agua, sufrir de enfermedades como el síndrome de colon irritable, etc. El colon absorbe el agua que endurece las heces, lo que lleva al estreñimiento. Al mismo tiempo, las paredes del colon rígido o lento también inhiben el movimiento de las heces, provocando estreñimiento. Todas estas condiciones pueden ser libradas con la ingesta de medicamentos que contienen magnesio.

El magnesio es un laxante ampliamente utilizado ya que funciona de dos maneras diferentes para tratar el estreñimiento. En primer lugar, el magnesio absorbe el agua en los intestinos aflojando la materia fecal que recubre el colon. El aumento en la cantidad de agua en el colon ayuda a ablandar las heces para que sean fáciles de pasar por los intestinos. En segundo lugar, el magnesio ayuda a relajar los músculos del colon o el intestino, lo que facilita el movimiento de las heces. El citrato de magnesio, leche de magnesia, óxido de magnesio, etc., todos son útiles en el tratamiento del estreñimiento.

Apoya el metabolismo energético: magnesio es implicado en la síntesis de ATP y los procesos relacionados con ella (glicólisis, metabolismo de las proteínas). Además ayuda a equilibrar el PH.

Estimula la estabilidad de las membranas celulares: magnesio estimula el correcto potencial de membrana (que es tan esencial para la conducción de los impulsos nerviosos) ayudando la bomba de sodio – potasio la cual expulsa sodio hacia el exterior de la célula e introduce potasio dentro de la misma.

El magnesio también desempeña un papel muy importante en los procesos de desintoxicación del cuerpo  y por lo tanto es importante para ayudar a prevenir el daño causado por las sustancias químicas ambientales, los metales pesados y otras toxinas. Incluso el glutatión, el antioxidante más poderoso de su cuerpo que incluso ha sido llamado “el antioxidante maestro” necesita del magnesio para su síntesis.

El magnesio colabora en el buen funcionamiento de la función renal, al mantener las vías urinarias oxigenadas y libres de acumulaciones de calcio.

Puede ayudar a tratar a fondo la resistencia a la insulina, que es una de las causas principales de la hipertensión esencial. Su función en el manejo de esta patología es primaria para tratar el síndrome metabólico.

Por su gran capacidad regulatoria de las glándulas y entre ellas las sexuales, el magnesio tiene un efecto de regulación sobre los síntomas premenstruales y menstruales, previniendo de esta manera los problemas en esta área.

Permite la relajación muscular, de hecho es especialmente importante en el mantenimiento del ritmo adecuado en los latidos del corazón.

El magnesio también estimula en el cuerpo la producción de la sustancia que calma el cerebro gamma amino butírico (GABA), por lo que también ayuda a las personas a relajarse mentalmente.

A tener en cuenta:

Puede provocar problemas de salud tanto por defecto como por exceso, por lo tanto la ingesta de una cantidad diaria adecuada es fundamental. Su carencia provoca irritabilidad, nerviosismo, arritmia, convulsiones, temblores.

corales-blanqueados

Calcio de coral para deportistas

En los deportistas, en muchas ocasiones, se ven aumentadas las necesidades de algunos nutrientes. Esto depende tanto de las características del deportista como del tipo de deporte que realiza, pero suele ser habitual debido al aumento del gasto energético. Entre los nutrientes que se necesitan en mayores cantidades está el calcio.

Además perdemos calcio diariamente a través de la orina o el sudor. Esta pérdida se repara extrayendo Calcio de los huesos o de la dieta, de ahí la importancia de mantener una ingesta adecuada de Calcio.

También hay que tener en cuenta que hay otros factores que pueden aumentar la pérdida de Calcio de nuestro organismo como, las dietas altas en proteínas (alimentos ácidos) consumir mucho sodio, la cafeína, el tabaco

Nosotros los deportistas no podemos dejar de lado una dieta alta en proteínas ya que nuestro requerimiento y recuperación será mayor que una persona que no haga ejercicio. Por eso hay que asegurar un aporte adecuado de calcio a través de la dieta y suplementos.

corales-blanqueados

¿Qué es? ¿Qué función tiene?

El calcio de coral de aguas del océano, tal como se utiliza en los suplementos nutricionales, tiene una relación natural de dos partes de calcio y una parte de magnesio, junto con muchos otros minerales que se encuentran en el océano. Normalmente se cosecha a partir de los arrecifes de coral muerto en las aguas cristalinas de la costa de Okinawa. Empresas de renombre se aseguran de su calidad para el consumo humano. De hecho la salud de los huesos de los ciudadanos de Okinawa es legendaria.

Estas formas de calcio y magnesio que se encuentran en una estructura de carbonato son diferentes a la tiza o al carbonato de calcio. Existen en una muy organizada estructura geométrica, orgánicamente formadas por los arrecifes de coral vivo (como una forma auténtica de comida). Esta es la única forma de tomar minerales que son solubles en agua y grasa y se absorbe mejor que los citratos. Rápidamente se producen iones minerales que su cuerpo pueda usar en un sinnúmero de procesos metabólicos.

Cuando el calcio del coral es añadido en agua, él aumenta y equilibra los niveles de pH del cuerpo y el consumo de esta agua alcalinizada también equilibra el ácido corporal – nivel alcalino, proveyendo así muchos beneficios a la salud. Las fórmulas con calcio de coral en general ayudan a equilibrar el pH del cuerpo (potencia hidrogénica ) para específicamente promover la salud del tejido ya que estimula los niveles saludables de oxígeno en el cuerpo que ayudan a mantener la función del sistema inmunológico y favorecer la eliminación de los residuos.

El calcio del coral promueve niveles saludables de oxígeno en el cuerpo, y de ese modo ayuda el cuerpo a procesar y remover los residuos tóxicos, además es absorbido más rápidamente que otras fórmulas de calcio.

De hecho, se sabe que el ADN necesita un medio rico en calcio para replicarse, lo que podrá explicar la importancia de esta substancia en este proceso.

Una de las mayores ventajas del calcio de coral es su mayor absorción; los minerales encontrados en el coral son una de las maneras más eficientes de colocar minerales en el torrente sanguíneo debido a su alto tenor de absorción.

Quienes más  saben de la aplicación terapéutica del calcio de coral  afirman que es un eficaz  remedio  para prevenir  la aparición  de numerosas  afecciones  además  de ser un buen coadyuvante en el tratamiento  de dolencias  ya manifestadas.  Los expertos  hablan  de artritis,  cáncer,  enfermedades  del corazón,  síndrome  de fatiga  crónica,  hipercolesterolemia, osteoporosis,  hipertensión,  dolores  musculares,  articulares  o de cabeza,  psoriasis,  acidez, gota, osteoartritis  o reuma, entre otras.  Además se ha comprobado  que refuerza  el sistema inmune, retarda  el envejecimiento  e incrementa  los niveles de oxígeno  en sangre.

 Calcio y calcitonina.

Para que el calcio actúe  en el organismo es indispensable  que se fije bien y de forma rápida. Y en ese proceso  es necesaria  la intervención  de la calcitonina,  la hormona fijadora de calcio. El problema  es que su presencia  en el organismo  disminuye  a partir  de los 50 años y en algunos  casos  antes a causa de alteraciones  metabólicas y/u hormonales provocando  que nuestro  organismo  pierda  de manera  notable  su adecuada  capacidad  de absorber  el calcio  (tanto el de los alimentos  como  el de los suplementos).  De hecho, se ha comprobado  que un anciano  sólo absorbe  el 3%  del  calcio  que ingiere  y que esta mínima cantidad tarda  casi un día entero en revelarse en sangre.  Por tanto,  para que el calcio pueda  ser aprovechado – se ingiera  la cantidad que se ingiera  y del tipo que sea – es necesario  que vaya unido  a la calcitonina.  De lo contrario  no ayudará  en nada  e, incluso, ese calcio no metabolizado favorecerá Ia producción  de cálculos  de riñón, próstata  o vesícula.

El calcio no es solo el mineral principal de sus huesos. El calcio también es necesario para la función muscular, regulación de la presión arterial, la función nerviosa, coagulación de la sangre y la salud celular entre otras funciones.

65125813_coral-calcio-webEl requerimiento diario de calcio varía según el tipo de persona, actividad física, etc. En caso de los adultos la recomendación es de entre 800 a 1200 mg/día.

hombro-radiografia-700x499

5 Minerales fundamentales para articulaciones y huesos.

hombro-radiografia-700x499

 

  1. Equilibrio calcio/fósforo. Ambos minerales son contrarios en sus funciones orgánicas, pero se complementan en la formación, desarrollo y mantenimiento de huesos y dientes. Para ello deben estar en cantidades proporcionadas en el organismo, ya que la abundancia o la carencia de uno afecta a la capacidad de absorber el otro.
  2. Magnesio. Este mineral esencial tiene relación directa, junto con las proteínas, con la formación de colágeno. Si no se fabrica una cantidad suficiente de colágeno, hecho que sucede cuando tenemos escasez de magnesio, aparecen dolencias como la artrosis o la osteoporosis. Esta última contribuye al deterioro del sistema óseo, y si se padece un pequeño golpe puede ocasionar graves fracturas en los huesos.
  3. El azufre en el organismo, en mayor medida, está en forma de condroitín sulfato y de sulfato de glucosamina, sustancias que forman parte del colágeno. El colágeno es materia prima de tendones, cartílagos y ligamentos, elementos que participan en el funcionamiento de las articulaciones.
  4. El silicio, a nivel articular, participa en la síntesis de elastina y de colágeno que permiten la elasticidad de la membrana sinovial y contribuyen a reducir los procesos inflamatorios. Este oligoelemento está implicado en el metabolismo óseo al optimizar la fijación del calcio y del magnesio en los huesos y estimular la formación y mineralización ósea.
POTASIO

La importancia del potasio en la vida del deportista.

El potasio (K) es uno de los principales electrolitos en su cuerpo, junto con el sodio y el cloro. El potasio y el sodio funcionan juntos como un sube y baja molecular: Cuando el nivel de uno sube, el otro baja.

Desempeña un papel en la mayoría de las funciones vitales. Regula el contenido en agua de las células y su movimiento, impidiendo la fuga.

PLATANOEl potasio Mantiene el equilibrio ácido-base y junto con el sodio, el potasio regulariza la cantidad y el reparto normal del agua en el organismo.

El potasio Interviene en la construcción de las proteínas. El potasio Incrementa la excitabilidad neuromuscular.

En equilibrio con el calcio y el magnesio, el potasio contribuye a la regularización de todas las funciones celulares y en especial a la excitabilidad del corazón, del sistema nervioso y de los músculos. Es indispensable para el movimiento del miocardio y activa los sistemas enzimáticos.

El uso más común de los suplementos de potasio es hacer subir la reducción de potasio causada por las medicinas diuréticas (en dietas de sobre peso y en la medicación de la presión alta).

El 97% del potasio se encuentra intracelularmente y el 3% restante en forma extracelular. 

El potasio con frecuencia se utiliza para ayudar a regular la presión arterial alta.

El consumo excesivo de café, té, alcohol y/o azúcar aumenta la pérdida de potasio a través de la orina.

Un estudio:

Una dieta que incluya alimentos ricos en potasio disminuye el riesgo de sufrir un ictus y fallecer en las mujeres posmenopáusicas, según los resultados de una nueva investigación, publicados en Stroke: Journal of the American Heart Association.

En el estudio participaron 90.137 mujeres posmenopáusicas, de entre 50 y 79 años, y los autores del trabajo analizaron, durante un periodo de 11 años, la cantidad de potasio que ingerían a través de la dieta –y no mediante suplementos–, y si habían sufrido accidentes cerebrovasculares isquémicos o hemorrágicos, o si fallecieron a lo largo de ese tiempo.

Los investigadores observaron que las mujeres que tomaron la cantidad más alta de potasio tuvieron un 12% menos probabilidades de sufrir accidentes cerebrovasculares en general, y un 16% menos si se trataba de eventos de tipo isquémico en comparación con las que tomaron

Función del potasio

El potasio es un mineral elemental en nuestro organismo, debido a que realiza funciones básicas como la regulación del agua dentro y fuera de las células. Esta ocupación la realiza conjuntamente con el sodio.

Las funciones más importantes son:

  • Esencial para el correcto crecimiento del organismo.
  • Forma parte de los huesos.
  • Participa en el equilibrio osmótico: concentración de sustancias dentro y fuera de las células.
  • Interviene en la producción de proteínas a partir de sus componentes principales que son los aminoácidos.
  • Interviene en el metabolismo de los hidratos de carbono.
  • Colabora en la permeabilidad de las membranas.
  • Es fundamental para la síntesis de los músculos.
  • Participa en reacciones químicas.
  • Interviene en la transmisión nerviosa.
  • Participa en la contracción muscular.

Consecuencias de su déficit

La carencia de potasio puede llevar a cabo diversas alteraciones como:

  • Debilidad muscular.
  • Taquicardias.
  • Nivel bajo de la tensión arterial (hipotensión arterial).
  • Sed
  • Falta de apetito.
  • Trastornos neuromusculares.
  • Vómitos, malestar.

La aparición de calambres musculares pueden darse cuando la pérdida de potasio es mayor a lo normal; la forma en que el cuerpo libera potasio es principalmente por la orina y el sudor, esto es especialmente importante en los atletas que sudan mucho y no reponen sus pérdidas de fluidos. También en casos de deshidratación por un calor excesivo o en casos de diarreas y vómitos.

Generalmente, la carencia de este mineral (lo que se conoce como hipopotasiemia) se debe a una mala alimentación, o por un seguimiento erróneo de dietas estrictas. Para evitarlo, hay que consumir una cantidad variada y equilibrada de alimentos, suficiente como para cubrir las necesidades.

Fuentes de potasio en Alimentos

  • Frutas (Plátanos, kiwi, melón de cantalupocítricos, como el limón, fresas, cocos, naranja o pomelo; tomates; las ciruelas y albaricoques -cuando están secos, poseen mayor cantidad de potasio).
  • Todas las carnes (rojas, pollo).
  • Pescados como el salmón, bacalao, sardinas.
  • Brotes de soja.
  • Hortalizas como el brócoli, patatas, habas.
  • Leche y sus derivados lácteos.
  • Nueces
  • La acelgas, una de las verduras más ricas en potasio
  • Las coles de bruselas y el brócoli
  • Las alcachofas, la calabaza y los tomates
  • Las zanahorias, que además aportan fibra y betacaroteno
  • Los canónigos, perfectos en una ensalada, son también ricos en hierro

600409_1Toxicidad del potasio

El exceso de potasio (llamado hiperpotasiemia) puede causar alteraciones cardíacas y renales. Puede deberse a insuficiencia renal, infecciones o a la toma de algunas diuréticos y medicamentos específicos.

Otro efecto secundario a grandes dosis de suplementos de potasio son los síntomas gastrointestinales, que incluyen náuseas, vómitos, molestias abdominales y diarrea. Tomar potasio con las comidas o en forma microencapsulada puede reducir los efectos gastrointestinales secundarios.

img_por_que_las_plaquetas_aumentan_19095_orig

Hierro (Fe) ¿para qué sirve? ¿Cantidad recomendada?

El hierro es un mineral fundamental que se encuentra en las carnes rojas y en ciertas frutas y vegetales. En el cuerpo, el hierro es necesario para la formación de la mioglobina, una proteína que se encuentra en las células de los músculos y es fundamental para ciertas enzimas que impulsan las reacciones químicas del cuerpo.
img_por_que_las_plaquetas_aumentan_19095_origDe todos los oligoelementos necesarios para el organismo, éste es el más abundante en el mismo. Alrededor del 60% del hierro que contiene nuestro organismo está formando parte de la hemogloabina contenida en los hematíes y, aunque una pequeña parte está contenido en algunas enzimas oxidativas celulares, casi todo el resto se encuentra almacenado en forma de ferritina o hemosiderina (proteínas que contienen hierro). Su función fundamental es el transporte de oxígeno a los tejidos por medio de la hemoglobina, que capta este oxígeno en los pulmones y lo cede al
resto de los tejidos de nuestro cuerpo.

Las necesidades de este mineral varían con las diferentes etapas de la vida, pero se considera que la ingesta mínima diaria debe ser de 14 mg. Sus necesidades aumentan en el crecimiento, gestación, lactancia, con las pérdidas menstruales o hemorragias traumáticas. También determinados deportistas, como se expone en otro apartado, necesitan cantidades diarias superiores.

La deficiencia de hierro puede ocurrir en los lactantes, en los adolescentes y en las embarazadas debido a las grandes demandas de hierro asociadas con el rápido crecimiento del cuerpo. Esta deficiencia es especialmente frecuente en las mujeres premenopáusicas debido a la pérdida de hierro regular en los períodos menstruales.

La principal causa de la deficiencia nutricional de hierro y de anemia ferropénica, es una incorporación insuficiente del hierro al organismo de acuerdo a los requerimientos fisiológicos del mismo.

La diferencia principal entre el hierro que nos aportan los alimentos vegetales y los animales es que el hierro de origen animal se absorbe mejor. Esto es debido a que los alimentos de origen animal contienen “hierro hemo”. Químicamente se representa como Fe2+. El hierro hemo es el que se utiliza para formar glóbulos rojos en la sangre.

Existe una gran diferencia entre la absorción del hierro según si es de origen animal (30%) y de origen vegetal (5%).

En general, la absorción del hierro es baja porque este mineral es difícil de eliminar del organismo si se acumula. Cuando el cuerpo tiene suficiente hierro, una proteína llamada hepcidina reduce la absorción de hierro a nivel intestinal. La hepcidina se puede fabricar por tener suficiente hierro, eritropoyesis aumentada, pero también es algunos procesos de inflamación o infecciones. En caso de anemia, se deberá considerar estos otros factores, además de aporte de hierro.

¿Hay interacciones con Alimentos y suplementos?

El calcio hace que sea más difícil para el cuerpo absorber el hierro ya sea de alimentos o suplementos. Sin embargo, en personas que tienen suficiente hierro almacenado, esto probablemente no es un problema. Pero si tiene deficiencia de hierro, trate de minimizar esta interacción mediante la separación de su ingesta de hierro y de calcio. No tome suplementos de calcio con las comidas o cuando toma suplementos de hierro.

Bajo algunas circunstancias, el hierro puede interferir con la forma en que el cuerpo absorbe el zinc, y viceversa. Pero la comida elimina esa interacción. Para obtener el máximo beneficio de los suplementos de zinc o de hierro, es una buena idea tomarlos con alimentos.

El tomar hierro con alimentos puede disminuir en un 40% a 50% la cantidad de hierro que es absorbida por el cuerpo. Para una mejor absorción el hierro se debería tomar con el estomago vacío.

La ingesta de suplementos de hierro con el café o el té puede reducir la cantidad de hierro que el cuerpo absorbe. Estas bebidas, incluso pueden reducir la cantidad de hierro que el cuerpo absorbe de los alimentos.

Algunos que ayudan a su absorción:

La vitamina A parece estar involucrada en el transporte de hierro de donde se almacena en el cuerpo a los glóbulos rojos que se están desarrollando en la médula ósea. Allí, el hierro se utiliza para hacer la hemoglobina, la molécula en los glóbulos rojos que transporta el oxígeno. El dar suplementos de vitamina A parece mejorar los niveles de hierro en las personas cuyos niveles de hierro están demasiado bajos. Las investigaciones en desarrollo sugieren que la vitamina A y el beta-caroteno puede mejorar la absorción de hierro del trigo, de la harina de maíz y del arroz enriquecido con hierro.

El tomar hierro y vitamina C, juntos ayuda al cuerpo a absorber el hierro. No importa si la vitamina C proviene de los alimentos o de un suplemento. Sin embargo, para la mayoría de la gente probablemente no es necesario tomar un suplemento de vitamina C para mejorar la absorción de hierro, especialmente si su dieta contiene gran cantidad de vitamina C.

Demasiado Hierro

El trastorno genético llamado hemocromatosis afecta la capacidad del cuerpo para controlar la cantidad de hierro absorbido, lo cual lleva a la presencia de demasiada cantidad de este elemento en el cuerpo. El tratamiento consiste en una dieta baja en hierro, ningún suplemento de este elemento y la flebotomía (extracción de sangre) realizada en forma regular.
Es improbable que una persona tome demasiado hierro. Sin embargo, los niños algunas veces pueden desarrollar intoxicación por hierro al ingerir demasiados suplementos de este elemento. Los síntomas de esta intoxicación abarcan:

  • Fatiga
  • Anorexia
  • Vértigo
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Dolor de cabeza
  • Pérdida de peso
  • Dificultad respiratoria
  • Coloración grisácea de la piel

rico en hierro

calcio

Calcio (Ca), funciones e interacciones con otros nutrientes

Es un mineral que se encuentra fundamentalmente formando parte de los huesos y dientes el 99% del mismo en nuestro cuerpo se encuentra en estas estructuras. Pero también es muy importante la acción que ejerce en la contracción muscular y en algunas funciones nerviosas.

carbonato-calcio05

El hueso, en contra de lo que comúnmente se cree, es una estructura viva, que continuamente está en un proceso de cambio. Predomina la síntesis en las edades de crecimiento y la destrucción a partir de los 40 años aproximadamente, en que se pierde alrededor de un 0,7% anual.

Se puede medir el contenido en calcio de los huesos mediante una técnica llamada densitometría ósea. El proceso de descalcificación ósea se denomina osteoporosis.
Esta destrucción es mayor en mujeres a partir de la menopausia, ya que en ese momento se dejan de sintetizar estrógenos, que son las hormonas femeninas responsables de «mantener» el calcio en los huesos. Por ello es de vital importancia el ingerir cantidades adecuadas de calcio en la edad de máxima construcción ósea, entre los 12 y los 25 años. A partir de esta edad hay un período de equilibrio entre los procesos de destrucción y de construcción ósea, pero a partir de los 35-40 años, comienza a predominar la destrucción, de ahí la importancia de ingerir cantidades adecuadas de vitamina D y calcio.

Tener en cuenta que las dietas que contienen una alta proporción de proteínas pueden provocar un aumento de la excreción urinaria de calcio, por todo esto es necesario su ingesta adecuada segun la edad, sexo, deporte, etc.

Otras medidas que se pueden tomar para la prevención de la osteoporosis son:

  •  Practicar deporte regularmente (varias veces por semana).
  •  Mantener una dieta con concentraciones adecuadas de manganeso, ácido fólico, vitamina B6, vitamina B12, omega 3 (que ayuda a incrementar la absorción de calcio en los huesos y a estimular la producción de nuevo tejido óseo) y vitamina D (que estimula la absorción del calcio en el intestino delgado).
  • Controlar la ingesta de azúcar, grasas saturadas y proteínas animales.
  • Moderar el consumo de cafeína y alcohol.
  • No fumar.

Aunque la cantidad mínima recomendada de calcio al día es de 800 mg, se aceptan cantidades mayores, entre 1 y 2 gramos al día, dependiendo de las etapas de la vida. Se ha observado que el consumo de más de 2,5 gramos de calcio por día sin una necesidad médica puede llevar a desarrollar calcificaciones (piedras) en los riñones, esclerosis y problemas en los vasos sanguíneos.

¿Existen interacciones con hierbas y suplementos?

Magnesio
Los suplementos de calcio pueden disminuir la absorción del magnesio de la dieta, pero solamente cuando se toman en dosis muy altas (2600 mg). Sin embargo, en las personas que tienen suficiente magnesio almacenado en sus cuerpos, el tomar calcio no causa problemas a largo plazo. Las personas con alto riesgo de deficiencia de magnesio deben tomar los suplementos de calcio al acostarse, en vez de con las comidas, para evitar reducir la absorción de magnesio de los alimentos.
 
Vitamina D
El tomar vitamina D junto con el calcio aumenta la absorción del calcio.

¿Existen interacciones con alimentos?

Cafeína
La alta ingesta de cafeína de los alimentos y las bebidas hacen que el cuerpo elimine calcio. El tomar más de 300 mg de cafeína al día (3 a 4 tazas de café, o seis bebidas gaseosas de 12 onzas) está vinculado a un aumento de la pérdida de masa ósea y de fracturas en las mujeres ancianas, especialmente cuando la ingesta de calcio es baja. Asegúrese de consumir, ya sea de los alimentos o de suplementos, la cantidad de calcio recomendada para su edad y sexo.

Fibra
La fibra dietética de algunas fuentes puede interferir con la absorción del calcio. Estas fuentes incluyen el salvado de trigo, la espinaca, el ruibarbo y otras. Es mejor no comer alimentos fibrosos dentro de dos horas de tomar suplementos de calcio.

Hierro
Los suplementos de calcio pueden disminuir la absorción de hierro en la dieta. Sin embargo, en las personas que tienen suficiente hierro almacenado en su cuerpo, el tomar calcio no causa problemas a largo plazo. Las personas con alto riesgo de deficiencia de hierro deben tomar los suplementos de calcio al acostarse, en vez de con las comidas, para evitar reducir la absorción de hierro de los alimentos.

Magnesio
Los suplementos de calcio pueden disminuir la absorción del magnesio en la dieta. Sin embargo, en las personas que tienen suficiente magnesio almacenado en sus cuerpos, el tomar calcio no causa problemas a largo plazo. Las personas con alto riesgo de deficiencia de magnesio deben tomar los suplementos de calcio al acostarse, en vez de con las comidas, para evitar reducir la absorción de magnesio de los alimentos.

Sodio
El comer alimentos que contienen mucho sodio hace que el cuerpo elimine calcio. Se necesita una ingesta diaria de 1000 mg de calcio para prevenir la pérdida de masa ósea en las mujeres posmenopáusicas que ingieren 2000 mg de cloruro de sodio al día. Se necesita alrededor de 1500 mg diarios de calcio si la ingesta de cloruro de sodio es de 3000 mg diarios.

Zinc
Los suplementos de calcio pueden disminuir la absorción del zinc en la dieta. Sin embargo, en las personas que tienen suficiente zinc almacenado en sus cuerpos, el tomar calcio no causa problemas a largo plazo. Las personas con alto riesgo de deficiencia de zinc deben tomar los suplementos de calcio al acostarse, en vez de con las comidas, para evitar reducir la absorción de zinc de los alimentos.

El calcio le ayuda al cuerpo con:

  • El desarrollo de huesos y dientes fuertes.
  • La coagulación de la sangre.
  • El envío y recepción de señales nerviosas.
  • La contracción y relajación muscular.
  • La secreción de hormonas y otros químicos.
  • El mantenimiento de un ritmo cardíaco normal.

alimentos-calcio

vitamin

Los Minerales

mineralesLos minerales son un caso especial de nutrientes por necesitarse en muy bajas concentraciones y ser todos ellos esenciales, pero su presencia en la dieta es vital para el correcto funcionamiento del organismo.
Su función es estructural y reguladora. Suponen entre un 4 y un 5% del peso corporal. Todos ellos son esenciales, por lo tanto, la carencia de alguno de ellos produce cambios en las reacciones bioquímicas de nuestro cuerpo.

Desempeñan un papel importantísimo en el organismo, ya que son necesarios para la elaboración de tejidos, síntesis de hormonas y en la mayor parte de las reacciones químicas en las que intervienen los enzimas. El uso de los minerales con fines terapéuticos se llama oligoterapia

La cantidad de mineral ingerido en la dieta que es utilizado finalmente por el organismo es variable, dependiendo de la cantidad ingerida, la forma de presentación, el proceso culinario, la presencia de otros alimentos, y la edad.

Podemos dividirlos en dos grandes grupos según su presencia en el organismo:

  • Mayoritarios: calcio, fósforo, magnesio, cloro, sodio y potasio.
  • Minoritarios, también conocidos como oligoelementos o bien elementos traza: hierro, flúor, zinc, cobre, selenio, yodo, manganeso, molibdeno,
    vanadio, níquel, cromo, cobalto, silicio, estaño, boro, antimonio, arsénico, bromo y litio.

Esta lista, conforme avanzan los conocimientos médicos, va ampliándose con el tiempo.