Entradas

dsc_1197

Magnesio funciones.

El magnesio se encuentra fundamentalmente combinado con el calcio y con el fósforo en las sales complejas de los huesos (70%). El resto está distribuido en plasma (1,4-2,5 mg/ml), fundamentalmente en glóbulos rojos y en el tejido muscular actuando en la contracción muscular, junto al calcio, y en la excitabilidad nerviosa. El resto va ligado a proteínas séricas. Se relaciona con el crecimiento y refuerzo del sistema inmune.

Sólo un porcentaje (45%) del magnesio ingerido en la dieta es absorbido, el restante es excretado.

La absorción se produce en el intestino delgado. No se acumula en el organismo. Un sistema digestivo poco saludable, que altera la capacidad de su cuerpo para absorber el magnesio (enfermedad de Crohn,  intestino permeable, etc.)

Las recomendaciones mínimas diarias son de unos 350 mg/día para el hombre adulto, 300 mg/día en el caso de las mujeres, y 150 mg/día para la edad infantil. Durante el embarazo o la lactancia la necesidad diaria se incrementa hasta alcanzar un valor de 400 mg/día.

dsc_1197

Algunos beneficios:

El magnesio y el estreñimiento

Una persona  se dice que sufre de estreñimiento cuando no defeca más de tres veces durante  la semana, o tiene dificultad en pasar las heces, debido a su consistencia dura. El estreñimiento puede ser causado debido a varias razones, como tener una dieta carente de fibra, no beber suficiente cantidad de agua, sufrir de enfermedades como el síndrome de colon irritable, etc. El colon absorbe el agua que endurece las heces, lo que lleva al estreñimiento. Al mismo tiempo, las paredes del colon rígido o lento también inhiben el movimiento de las heces, provocando estreñimiento. Todas estas condiciones pueden ser libradas con la ingesta de medicamentos que contienen magnesio.

El magnesio es un laxante ampliamente utilizado ya que funciona de dos maneras diferentes para tratar el estreñimiento. En primer lugar, el magnesio absorbe el agua en los intestinos aflojando la materia fecal que recubre el colon. El aumento en la cantidad de agua en el colon ayuda a ablandar las heces para que sean fáciles de pasar por los intestinos. En segundo lugar, el magnesio ayuda a relajar los músculos del colon o el intestino, lo que facilita el movimiento de las heces. El citrato de magnesio, leche de magnesia, óxido de magnesio, etc., todos son útiles en el tratamiento del estreñimiento.

Apoya el metabolismo energético: magnesio es implicado en la síntesis de ATP y los procesos relacionados con ella (glicólisis, metabolismo de las proteínas). Además ayuda a equilibrar el PH.

Estimula la estabilidad de las membranas celulares: magnesio estimula el correcto potencial de membrana (que es tan esencial para la conducción de los impulsos nerviosos) ayudando la bomba de sodio – potasio la cual expulsa sodio hacia el exterior de la célula e introduce potasio dentro de la misma.

El magnesio también desempeña un papel muy importante en los procesos de desintoxicación del cuerpo  y por lo tanto es importante para ayudar a prevenir el daño causado por las sustancias químicas ambientales, los metales pesados y otras toxinas. Incluso el glutatión, el antioxidante más poderoso de su cuerpo que incluso ha sido llamado “el antioxidante maestro” necesita del magnesio para su síntesis.

El magnesio colabora en el buen funcionamiento de la función renal, al mantener las vías urinarias oxigenadas y libres de acumulaciones de calcio.

Puede ayudar a tratar a fondo la resistencia a la insulina, que es una de las causas principales de la hipertensión esencial. Su función en el manejo de esta patología es primaria para tratar el síndrome metabólico.

Por su gran capacidad regulatoria de las glándulas y entre ellas las sexuales, el magnesio tiene un efecto de regulación sobre los síntomas premenstruales y menstruales, previniendo de esta manera los problemas en esta área.

Permite la relajación muscular, de hecho es especialmente importante en el mantenimiento del ritmo adecuado en los latidos del corazón.

El magnesio también estimula en el cuerpo la producción de la sustancia que calma el cerebro gamma amino butírico (GABA), por lo que también ayuda a las personas a relajarse mentalmente.

A tener en cuenta:

Puede provocar problemas de salud tanto por defecto como por exceso, por lo tanto la ingesta de una cantidad diaria adecuada es fundamental. Su carencia provoca irritabilidad, nerviosismo, arritmia, convulsiones, temblores.

muscle man posing w/ clipping mask

Estimulación neuromuscular y alternativas para favorecer la contracción muscular.

El tejido nervioso depende del aporte de las sustancias nutricionales y oxígeno por parte de la sangre, siendo la fuente de energía para el metabolismo neuronal la glucosa, estando las reacciones electroquímicas alimentadas en su parte eléctrica por los electrones (sales minerales, sodio, potasio, calcio, cloro) y las químicas por los neurotransmisores dopamina, serotonina (que inducen la relajación muscular), norepinefrina, acetilcolina (que inducen a la contracción muscular) y otros procedentes de aminoácidos. Además, los ácidos grasos ayudan a la formación de mielina, sustancia que rodea los axones de las neuronas. Todos aquellos suplementos que aumenten la concentración de cualquiera de las sustancias anteriormente citadas favorecerán el impulso o trasmisión nerviosa.

IMG_20170412_123125_123

Pero, ¿Qué es exactamente la trasmisión nerviosa?

Cuando se estimula una neurona se produce una onda de excitación que se propaga por toda la fibra nerviosa, provocando el impulso nervioso, que se realiza mediante una sinapsis de una neurona y la siguiente por medio del mensajero químico acetilcolina (que se linera en el espacio entre la sinapsis) y trasmite de unas neuronas a otras la información mediante el impulso u onda recibida y así sucesivamente por toda la fibra nerviosa.

Los impulsos sensitivos llegan hasta los sentidos mientras  que los impulsos motores llegan a los músculos esqueléticos a través de una estructura llamada placa neuromuscular, actuando de forma similar a la anteriormente citada pero en lugar de realizarse entre una neurona y la siguiente se realiza entre una neurona y la célula muscular, pero con el mismo neurotransmisor, la acetilcolina. Esta realiza la contracción del  musculo. Si por el contrario el neurotransmisor es la serotonina, la información será de relajación del músculo.

Alternativas para favorecer la estimulación y la contracción muscular.

  1. Por estímulo directo.

La tirosina:

Es el material básico para la producción de neurotransmisores (catecolaminas), por lo que la función de la tirosina está relacionada con el aumento de la trasmisión nerviosa desde el cerebro hasta el musculo, excitando más cantidad de unidades motoras que a su vez favorecerán el proceso de contracción.

Fenilalanina:

Es un aminoácido esencial que actúa como compuesto vital para la producción de catecolaminas. Las catecolaminas son sustancias neurotransmisoras con una amplia gama de actividades e incluyen compuestos como la epinefrina (adrenalina), la dopamina y la norepinefrina (noradrenalina)

  1. Por el retardo en la producción de serotonina.

(La serótonina, como hemos inclinado anteriormente, es el mediador de la relajación muscular).

Aminoácidos ramificados (BCAA´s)

Los BCAA´s, valina, leucina e isoleucina actúan como inhibidores competitivos del aminoácido  triptófano, que es precursor de la serotonina (neurotransmisor inhibidor.)

El ejercicio intenso aumenta el consumo de BCAA´s, con lo que se incrementan el ratio de triptófano/BCAA´s y parece la sensación de fatiga. Por el contrario, al aumentar la concentración de aminoácidos ramificados en la dieta se produce una disminución del ratio triptófano/BCAA´s, y por tanto, se incrementa la estimulación y la sensación de energía.

  1. Otros métodos

Inosina

La inosina es un eslabón natural en la cadena bioquímica de producción de ATP (adenosín trisfosfato) imprescindiblemente para la contracción muscular, pero además de su función de síntesis de ATP estimula también la producción de otra sustancia bioquímica llamada 2,3 difosfoglicerato, esencial para el transporte de moléculas de oxigeno desde la célula sanguíneas hasta las células musculares para la obtención de energía. Ya utilizando por halterófilos y atletas de fuerza en los países del este europeo en la década de los setenta, la inosina continua siendo valioso elemento del arsenal de ayudas ergogénicas para el rendimiento.

Vitaminas B1, B2, y B6

Estas vitaminas del grupo B tienen una doble función: por una parte, intervienen en el metabolismo de los hidratos de carbono, pero, además, tienen funciones importantes a nivel de sistema nervioso.

La vitamina B1, es necesaria para la utilización de glucosa en las transmisiones neuromusculares. La B2 mantiene las vainas nerviosas de mielina y vitamina B6 es necesaria para la síntesis de neurotransmisores y el uso de proteína en el cerebro.

Piruvato

El piruvato o ácido pirúvico estabilizado mediante la formación de una sal ha demostrado ser capaz de incrementar la resistencia muscular, ya que favorece el trasporte de glucosa hacia el interior  de las células musculares. Este proceso se conoce con el nombre de “extracción de glucosa” y se refiere a la cantidad de glucosa extraída por los músculos de la sangre de circulación. Como la glucosa es el combustible más apreciado del organismo, los aumentos de extracción de glucosa (fuente de energía inmediata) y el glucógeno muscular (fuente de energía acumulada) se traducen en un aumento de la resistencia muscular.

El magnesio

Está distribuido en nuestro organismo fuera y dentro de las células. El magnesio extracelular interviene en la transmisión nerviosa y muscular, en el buen funcionamiento del músculo cardiaco (corazón) y desempeña una función primordial en la relajación muscular. El magnesio intracelular forma parte de la matriz ósea.
Para los deportistas, el magnesio es un mineral comprometido porque desempeña, en equilibrio con el calcio, un rol importante en la función muscular, en la relajación y la contracción del músculo. Un déficit de magnesio originaría una excitación nerviosa y muscular excesiva (calambre musculares…), latidos cardiacos irregulares, reducción de la presión sanguínea, debilidad…, por tanto, hay una relación directa entre la concentración de magnesio y la contracción muscular. Los músculos y en particular el corazón, no funcionan correctamente si no contienen suficiente magnesio. Además, este mineral es necesario para la transferencia y la liberación de energía. El esfuerzo genera una pérdida de magnesio, y la falta del mismo conduce a una reducción de las capacidades de resistencia y de adaptación al esfuerzo. Por todo ello, es fundamental valorar la disponibilidad de magnesio en la dieta del deportista.

El calcio.

El ciclo del calcio. La contracción muscular comienza con una señal eléctrica de “activar” de tu cerebro. La señal estimula el RS para abrir sus puertas de calcio, inundando los miofilamentos con dicho mineral. El repentino aumento de la concentración de calcio ocasiona una reacción en cadena de consumo de energía que ocasiona que los miofilamentos cambien de forma y se acorten. El acortamiento simultáneo de miles de miofilamentos microscópicos ocasiona la contracción mucular. Cuando la señal “activar” se detiene, las puertas de calcio del RS se cierran y las bombas de calcio regresan rápidamente dicho mineral desde los miofilamentos al interior del RS. A medida que la concentración de calcio alrededor de los miofilamentos se reduce, tu músculo regresa a su estado de relajación.

Electrolitos.

Las sales minerales, sodio, potasio, calcio y cloro tienen diferentes funciones a nivel neuronal y en fenómenos de contracción muscular. En el impulso nervioso genera un potencial de acción mediante un cambio en el potencial eléctrico de la membrana celular del axón. En este cambio de potencial interviene, los iones sodio/potasio según los principios de la bomba sodio. Asimismo, en el fenómeno de contracción hay una movilización de los iones de calcio que son cargas positivas neutralizan las negativas de la actina y miosina, poniéndose en marcha un complejo químico-metabólico.

Aminoácidos

Los aminoácidos tienen numerosas funciones metabólicas, plásticas y reparadoras. A nivel neuromuscular podemos nombrar su acción formadora de proteínas contráctiles como la actina y miosina y de enzimas catalizadoras de reacciones bioquímicas, aparte de su acción removedor de radicales amonio, logrando la desintoxicación del organismo y mejorando la capacidad aeróbica.